Egipto, democracia en “stand by”

7 Jul

Conectados

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Un golpe de Estado es siempre un atentado contra el statu quo. La reciente destitución del presidente Mohamed Mursi por el ejército egipcio no deja de ser una acción formalmente antidemocrática. Pero no se va a discutir acerca de la legalidad o ilegalidad del golpe militar que ha puesto fin a un año escaso de mandato electoral del islamista Mursi y de los Hermanos Musulmanes. Lo que despierta las conciencias de los ciudadanos occidentales, espectadores pasivos de este déjà vu egipcio, es el dilema de la legitimidad de una decisión política tomada por una mayoría de ciudadanos cansados de ser ignorados por sus dirigentes.

Leer artículo de opinión completo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: