Sin trabajo, sin reconocimiento, sin futuro

17 Nov

Revista de prensa

Jóvenes y preparados en Europa pero desesperados por un empleo

Reportaje publicado en la edición digital de The New York Times el 16-11-2013

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Cartel contra el desempleo juvenil en España

Cartel contra el desempleo juvenil en una manifestación celebrada en España en 2011. Autor: Carlos Delgado (Licencia CC).

La edición digital del diario The New York Times publica un amplio reportaje sobre la situación de desempleo que sufre casi el 40% de los jóvenes entre 25 y 30 años que residen en Europa.  Existen notables diferencias entre los que viven en el norte y en el sur pero todos los entrevistados, originarios de España, Italia, Portugal, Grecia, Austria, Países Bajos, Reino Unido y Croacia, poseen  una titulación universitaria superior (grado y máster de especialización) y menos de cinco años de experiencia profesional.  El reportaje ilustra con realismo la dureza de la búsqueda de empleo  en el extranjero y la precariedad laboral a la que se enfrentan aquellos que se han visto obligados a salir de su país para poder trabajar, en la mayoría de ocasiones en puestos que nada tienen que ver con los estudios realizados ni el nivel académico alcanzado.

El reportaje muestra la cara B de la libre circulación de trabajadores en la Unión Europea, una política esencial del mercado interior europeo tantas veces promovida por las instituciones comunitarias y que según se expresa claramente en el reportaje del New York Times se ha convertido en una obligación más que en una opción para la gran mayoría de los jóvenes que se trasladan a trabajar a otro país de la UE.

Frente al éxito cosechado por los jóvenes que han encontrado trabajo en los países del norte de Europa (Reino Unido, Alemania, Francia) en su sector de actividad (médicos, enfermeros, ingenieros, fisioterapeutas), existe un porcentaje importante de menores de treinta años que no han alcanzado sus objetivos profesionales fuera de sus fronteras nacionales.

Salarios de 1.200 euros, extenuantes jornadas laborales en puestos de trabajo subcualificados, pisos minúsculos compartidos entre tres o mas personas, desprecio y malas caras de los nacionales del país de destino, son algunas de las condiciones de vida y de trabajo a las que se enfrentan los jóvenes expatriados del sur en los países del norte de Europa.

El reportaje también advierte del riesgo de perder a toda una generación de trabajadores cualificados que no se recuperará cuando la crisis económica se supere en Europa. Se estima que un plazo de cinco años es suficiente para excluir del mercado laboral a aquellos trabajadores que han abandonado su carrera para ocupar puestos de trabajo por debajo de su cualificación profesional y en otros sectores de actividad profesional (dependientes en tiendas de ropa, camareros, limpiadores, etc.).

La pregunta que se hacen muchos de los que se van fuera a buscar un futuro mejor es la siguiente: ¿merece la pena abandonar las raíces por un trabajo precario y sin reconocimiento social alguno en otro país de Europa? Pues la respuesta es afirmativa en todos los casos recogidos en el reportaje: no queda otra alternativa, la otra opción es el desempleo y la exclusión social en el país de origen.

Leer reportaje Young and educated in Europe but desperate for Jobs. Publicado en la edición digital del diario The New York Times el 16 de noviembre de 2013.

Leer testimonios de jóvenes europeos “Out of Europe’s Long Jobs Crisis, Voices of the Young publicados en la edición digital del diario The New York Times el 16 de noviembre de 2013.

+ info:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado de que la alta tasa de desempleo en Europa es equiparable a una “alerta sanitaria”. Un estudio encargado por la OMS y realizado por  más de 80 investigadores durante tres años en el Instituto para la equidad Sanitaria británica estima que los daños provocados por el desempleo repercutirán en la salud mental, el aumento del número de delitos y de comportamientos antisociales, así como en el incremento del número de casos de suicidio en las sociedades europeas. Dentro de cada clase social, los desempleados tienen una tasa de mortalidad un 20% superior a los que poseen una ocupación laboral.

Un estudio publicado en el  British Medical Journal  por investigadores del Reino Unido y Hong Kong realizado sobre datos de la OMS afirma que el número de suicidios entre los jóvenes europeos de 15 a 24 años aumentó  un 11,8% en 2009, el primer año tras la llegada de la crisis económica a Europa, una cifra superior a la media registrada entre los adultos mayores de esa edad.

En 2013 la tasa de desempleo de los jóvenes menores de 25 años se sitúa entre el 28% de Irlanda y el 57% de Grecia y España. Italia y Portugal alcanzan porcentajes cercanos al 40% de jóvenes desempleados en esa franja de edad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: