Muere Adolfo Suárez. Vida y muerte de un expresidente en dos actos

24 Mar

Autora: Samia Benaissa Pedriza 

El expresidente del gobierno español, Adolfo Suárez.

El expresidente del gobierno español, Adolfo Suárez. Fuente: http://www.andalucesdiario.es (Licencia CC).

El que fuera presidente del gobierno español entre 1976 y 1981 fallecía el domingo en Madrid tras más de una década retirado de la vida pública. El Alzheimer que padecía desde el año 2003 le condenó a vivir dos vidas y una muerte cuya crónica fue anunciada por su hijo mayor, 48 horas antes de que esta realmente se produjera.

Inmediatamente después de que el hijo de Suárez anunciara públicamente que se esperaba un desenlace inminente, los medios de comunicación iniciaban una larga ronda de coberturas informativas que durarán por lo menos hasta el martes, cuando tenga lugar el entierro del expresidente en Ávila, su localidad natal. Tan solo habían transcurrido algo más de 24 horas desde la comparecencia de Adolfo Suárez Illana cuando algunos colaboradores de programas de televisión se impacientaban sin pudor porque no se había producido aun el fallecimiento anunciado.

Adolfo Suárez permanecía aun con vida en la madrileña clínica Cemtro donde había sido hospitalizado siete días antes a causa de una neumonía, mientras las televisiones, las radios y los diarios digitales adelantaban los especiales conmemorativos que se suelen emitir y organizar cuando una figura institucional de su relevancia desaparece para siempre. Una muerte que ha sido, por consiguiente, narrada en dos actos. Porque hasta las 15:03 del domingo 23 de marzo no se produjo el auténtico hecho noticioso que daría lugar a esa ristra de coberturas especiales que a día de hoy siguen emitiéndose sin descanso en los principales medios de comunicación de nuestro país.

Vida y muerte política

El recorrido político de Adolfo Suárez fue relativamente corto pero intenso en la historia de la democracia española. Una esencial ley para la reforma política, las primeras elecciones por sufragio libre y universal, una oposición interna y externa feroz (con moción de censura del PSOE añadida), el zarpazo del terrorismo de ETA y los GRAPO y una dimisión seguida de un inesperado golpe de Estado (“si llego a intuir lo del golpe no hubiera dimitido en absoluto”, afirmó el propio Suárez años más tarde).

Leer reportaje completo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: