¿Por qué lo llaman “it girl” cuando quieren decir “pija”?

5 May

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Anuncio publicitario protagonizado por Miranda Makaroff.

Anuncio publicitario protagonizado por Miranda Makaroff. Fuente: Facebook.

Estos días inundan las páginas de revistas y suplementos dominicales unos anuncios de la marca Tampax protagonizados por la “it girl” Miranda Makaroff. Muchos se preguntarán qué es eso de “it girl” y quién es Miranda Makaroff. Buena pregunta porque, por muy “in” o moderno que uno quiera parecer, lo cierto es que ni una ni otra cosa están claras.

La expresión “it girl” comenzó a oírse en boca de personajes vinculados a la moda y la publicidad hace algunos años. Después pasó a los medios de comunicación quienes lo generalizaron sin discriminación y ahora se escucha en todo tipo de conversaciones entre cool y de andar por casa. Para ser sinceros nadie tiene un conocimiento exacto del significado de la famosa expresión. Ni siquiera su creadora Elinor Glyn, quien en la década de los años veinte publicó un artículo de revista en el que definió el genérico “it” como  “esa cualidad que poseen algunos que atrae a todos los demás con su fuerza magnética. Con “eso” se gana a todos los hombres si eres mujer y a todas las mujeres si eres hombre”. Una definición cristalina, como se puede comprobar.

El artículo de Elinor Glyn inspiró una película -“It protagonizada por la estrella de la Paramount Clara Bow, de donde parece surgir el modelo de chica para todo con carisma pero sin exuberancias ni demasiadas estridencias.  O sea, nada de “material girls” o “suicide blondes”. Aunque en el inicio de los tiempos la propia Clara Bow identificara a Marilyn Monroe como una “it girl” (ni ella misma sabía por dónde iban los tiros).

Con el tiempo fueron surgiendo “it girls” por doquier en función de  las exigencias de la popularidad de cada época: desde la andrógina Edie Sedgwick, niña bien californiana, modelo y musa transitoria de Andy Warhol, hasta las groupies y novias de estrellas del rock como Annita Pallenberg (pareja de Keith Richards, de los Rolling Stones), pasando por la incombustible y longeva modelo de los noventa Kate Moss.

De repente un día hago de actriz, otro hago otra cosa…”, dice Miranda Makaroff. Y la marca de tampones para la que ha prestado su imagen lo recalca en su publicidad: “la it girl Miranda Makaroff puede hacerlo todo con Tampax Pearl”. En eso sí parece que algo ha cambiado, porque frente a las it girls de la primera mitad del siglo XX, que surgían sin excepción de los estudios de cine hollywoodiense (Audrey Hepburn, Brigitte Bardot), las actuales son unas auténticas desconocidas por el gran público.

Y en la actualidad, prima además la dispersión: Olivia Palermo, Alexa Chung, Poppy Delevingne o la propia Miranda Makaroff no tienen una profesión definida. Son “blogueras”, diseñadoras a ratos, actrices eventuales, pincha discos ocasionales, modelos publicitarias a tiempo parcial y en definitiva, celebrities con tarifa plana y mucho tiempo libre. Resulta revelador que entre las últimas generaciones de it girls no haya mujeres médicos ni abogadas o ingenieras, por poner un ejemplo. “El arte y la fantasía son mi vida, lo irreal y la magia es lo que me hace más feliz y es lo que me gusta transmitir al mundo a través de lo que hago” asegura María Forqué, otra it girl hija de famosos que va a debutar en el cine en la próxima película de su padre, el director de cine Juan Luis Iborra.

→Ver vídeo “It girl” del guionista y realizador Oriol Puig Playà emitido el 05-03-2014 en el programa Alaska y Coronas en la cadena de televisión La 2. En el corto se parodia el mundo de las denominadas it girls. Duración: 03:01 minutos:

El reino de las it girls del siglo XXI parece estar localizado en ese “país de nunca jamás” que es la moda. Un mundo de fantasía, irreal, desconectado de la realidad cotidiana -aunque quizás no tanto, no hay más que ver a sus últimas musas y a sus cientos de imitadoras, la mayoría sin medidas de pasarela-. Es un universo de reinas al servicio de las casas de moda y que sublima la imagen de la mujer normal proyectada a través de cientos de looks diferentes. Son tantos los outfits que desde sus blogs de moda nos proponen las it girls que a veces no pueden evitar repetirse (que se lo digan a la it girl -a su pesar- nacional Paula Echevarría).

Si lo pensamos bien, el fenómeno it girl es tan viejo como la moda y la propia publicidad. Ahora nos lo venden como algo sofisticado, glamuroso y sobre todo moderno e innovador. Pero que nadie se engañe: no es más que otro truco de mercadotecnia. It girls, chicas populares o simplemente “pijas”, lo que de verdad importa es que vendan. Lo que sea y como sea pero que vendan.

+ info:

Las it girls actuales rondan los treinta años de edad y se las puede clasificar en función de su propio estilo, que se esfuerzan en definir con ahínco.

Miranda Makaroff, de treinta años de edad,  es hija de la diseñadora de moda española Lydia Delgado y del músico argentino Sergio Makaroff.

María Forqué, de veinticinco años, hija de la actriz Verónica Forqué y del director de cine Juan Luis Iborra es otra it girl nacional conocida por su participación en el polémico anuncio de los bolsos “amazona” de la marca Loewe. La casa de moda reunió a un ramillete de jóvenes indolentes de buena familia para promocionar su campaña de 2012. El vídeo fue duramente criticado por la excesiva frivolidad que transmitía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: