La nueva Torre Eiffel: ¿futurista, aterradora, sostenible?

7 Oct

Autora: Samia Benaissa Pedriza

 El interior de la Torre Eiffel tras su última reforma.

El interior de la Torre Eiffel tras su última reforma. Fuente: http://www.huffingtonpost.es.

Es una experiencia terrorífica”, afirmaban unos turistas de la India. “He sentido un poco de miedo”, confesaba Anne Hidalgo, alcaldesa de París tras la inauguración ayer de la nueva Torre Eiffel en la ciudad de la luz. Esas parecen ser las primeras impresiones de los visitantes y eso que en principio solo hablamos del primer piso de la famosa estructura metálica, construida en 1889, y situado “tan solo” a 91 metros del suelo en la explanada del Campo de Marte.

El primer piso de la Torre Eiffel.

Un turista fotografía a los viandantes desde el primer piso de la Torre Eiffel. Fuente: http://www.huffingtonpost.es.

Las últimas obras de reforma de la Torre Eiffel se emprendieron hace dos años para dotar al monumento de una serie de prestaciones medioambientales propias del siglo XXI. No en vano la última remodelación del primer piso de la torre data de 1981. En aquella época, al igual que ahora, se emprendieron obras de reposición del suelo de la primera planta y se construyeron los pabellones que albergan los servicios de restaurante, tienda de souvenirs, oficina de correos, sala de proyecciones y la sala “Gustave Eiffel”.

Turistas en la primera planta de la Torre Eiffel.

Turistas sobre la plataforma de cristal en la primera planta de la Torre Eiffel. Fuente: http://www.huffingtonpost.es.

Según declaraciones de la corregidora Hidalgo, se trataba de adaptar el monumento más visitado de Francia a las exigencias de la modernidad: “Hemos inscrito a la Torre Eiffel en este siglo. El siglo XXI es un siglo de desarrollo sostenible”. Hidalgo avanzó que se producirán más innovaciones en la torre en los próximos años.

Anne Hidalgo inaugura el primer piso de la Torre Eiffel.

Anne Hidalgo junto a Alain Moatti, del despacho de arquitectos Moatti-Rivières, responsables del proyecto de reforma de la Torre Eiffel. Fuente: http://www.huffingtonpost.es.

De momento, los visitantes ya pueden otear el skyline de París mientras se pasean por una superficie de cristal transparente, lo que convierte la experiencia inicialmente panorámica en algo mucho más tridimensional. Pero no solo eso: también ecológica. Los pabellones Ferrié y Eiffel  -ambos situados en la primera planta- funcionarán con la energía solar que generan ya cuatro paneles solares instalados en una superficie de 10 m2 y con la reserva de agua de lluvia destinada a cubrir las necesidades de los servicios sanitarios.

+ info:

En la década de los ochenta se iniciaron las obras de acondicionamiento más destacables de la Torre Eiffel desde su construcción en 1889, con motivo de la exposición universal de París por el ingeniero Gustave Eiffel.

En el año 1981 la plataforma metálica que sostenía la primera planta de la torre fue reformada para reducir las tres cuartas partes de su peso.

En 1982 se remodelaron la segunda y tercera planta de la torre para acoger al restaurante “Jules Verne” y la terraza de la cumbre desde la que se puede ver el despacho de Gustave Eiffel.

En 1985 se cambió el sistema de alumbrado de 1958 por uno nuevo con 352 proyectores que iluminan la torre desde el interior. En 2014 se añadirá una nueva iluminación con luces LED.

En 1996 se modernizó la primera planta con la construcción del pabellón Ferrié que ofrecía nuevos servicios para los turistas, entre ellos el café-restaurante “Altitude 95”, (inspirado en los 95 metros de altura sobre el nivel del mar a los que se eleva).

Cada siete años se cubre la superficie de la torre con 60 toneladas de pintura. Desde hace veinte años se pinta con el mismo color bronce.

El coste de la última reforma de la Torre Eiffel ha ascendido a 30 millones de euros. A pesar de las cifras, las obras parecen ser rentables para los franceses, porque solo en el año 2013, los beneficios obtenidos por las visitas turísticas ascendieron a 73 millones de euros.

Los trabajos se han desarrollado a lo largo de dos años, el mismo periodo de tiempo que Gustave Eiffel empleó hace más de un siglo para construir la torre entera. Al igual que en otras ocasiones, y a pesar de las obras, el monumento no ha sido cerrado al público en ningún momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: