Reportaje. ¿Por qué vuelven los años noventa?

21 Jun

Autora: Samia Benaissa Pedriza

La serieTrue Detective

La serie de televisión “True Detective”, un loado revival de los años noventa. Fuente: Internet.

Rustin Cohle, el detective místico de la serie True Detective, ambientada en los noventa, enunciaba en uno de los capítulos finales los efectos de la teoría M: “el tiempo es un círculo plano. Todo cuanto hayamos hecho o hagamos lo repetiremos una y otra vez”.  Y esa parece ser la última tendencia en moda, cultura y sociedad porque, desde hace un tiempo a nuestras vidas han vuelto, para bien o para mal, los anodinos años noventa.

La aclamada True Detective no es más que una muestra del total de series y películas de entretenimiento que han tomado los años noventa del pasado siglo como fuente de inspiración artística. En este año 2015 las productoras hollywoodienses están confirmando el retorno de series de la época como Expediente X, Padres Forzosos  o Twin Peaks. Pero, ¿se trata realmente de recordar con nostalgia una época concreta o más bien de recuperar el tirón comercial de un producto cuyo éxito ya ha sido testado?

En el terreno musical, el indie resucita con la reunión de grupos como Los Enemigos o los míticos Blur y Oasis, que parecen estar dejando sus diferencias irreconciliables a un lado, casi dos décadas después de haberse tirado públicamente los trastos a la cabeza. Y en el universo rock hasta podría ocurrir un milagro, porque los folloneros Guns and Roses están considerando en serio lo de volver a tocar juntos de nuevo, incluido Axl Rose. La cuestión es saber cuáles son las verdaderas motivaciones de estos retornos. Porque, ¿existe una demanda auténtica por parte del público, o solo se trata de hacer dinero fácil en una época de vacas flacas?

De la estética de los noventa retornan a la calle los pantalones anchos y de talle alto (los “mom jeans”, o “pantalones de madre” no aptos para seducir), los jerséis saco dos tallas más grandes de lo necesario, los pantalones vaqueros cortos y deshilachados, las faldas de vuelo y vestidos estampados y las imperecederas bambas. En definitiva, una estética  sin personalidad y alejada de las tribus urbanas que podría adoptar todo ser humano en cualquier época histórica sin llamar demasiado la atención.

Mom jeans

La estética de la serie “Sensación de vivir” (Beverly Hills 90210) emitida en televisión entre los años 1990 y 2000 no dista demasiado de la moda urbana de 2015. A la dcha., la actriz January Jones con unos “mom jeans” en la actualidad. Fuente: Internet.

Maxivestidos estampados

Las protagonistas de “Sensación de vivir” en los años noventa. A la derecha, vestidos floreados lucidos en la actualidad por la actriz Jessica Alba y la modelo Miranda Kerr. Fuente: Internet.

Jerséis oversize

La actriz Shannen Doherty vestida con un jersey oversize en una escena de “Sensación de vivir”. La socialité Olivia Palermo (dcha.) luce una prenda similar en 2015. Fuente: Internet.

El regreso de los noventa quizá obedezca a una cuestión puramente vital. A medida que una generación cumple años y alcanza de forma independiente la capacidad de consumir, las marcas se posicionan a su alrededor ofreciendo productos y servicios que el nuevo público objetivo pueda identificar como un referente. Y la publicidad apela a las emociones, a esos momentos del pasado que nos retrotraen a nuestra infancia o adolescencia para incitarnos a recuperar instantes de felicidad vivida. Un par de anuncios emitidos en televisión o unas recomendaciones en el blog de moda de turno y la araña vintage ya nos ha atrapado en sus redes.

Videojuegos y tamagotchis

Los videojuegos de Resident Evil y los tamagotchis, unas mascotas electrónicas (dcha.), fueron muy populares en los años noventa. Fuente: Internet y Tomasz Sienicki (Licencia CC).

Desear recuperar el estilo de vida de los noventa puede resultar insólito, porque fue una década fútil, desde los puntos de vista sociológico, estético y consumista. De hecho, ¿quién es capaz de recordar algún producto de consumo típico de aquel decenio?, ¿alguna marca de ropa o innovación estilística que  no hubiera sido inventada ya?, ¿algún avance tecnológico digno de mención, exceptuando los albores de  un Internet primitivo y solo accesible para unos pocos?

Coca cola de vainilla y de cereza

Productos de consumo de los años noventa: la Coca Cola de vainilla y la de cereza (Cherry Coke). No tuvieron mucho éxito. Fuente: Internet.

Doritos 3D y rolling pizza (Pizza Hut)

Los Doritos 3D y la Rolling pizza de Pizza Hut se comercializaron en los noventa. En la actualidad su demanda casi se ha extinguido Fuente: Internet.

Bebidas energéticas y exóticas

Las bebidas energéticas (Gatorade) y exóticas (Fruitopía) se pusieron de moda en la década de los noventa. No todas las marcas sobrevivieron. Fuente: Internet.

Puede que el actual contexto de crisis económica y social haya podido servir de caldo de cultivo para el retorno de una década también caracterizada por la austeridad en muchos países del entorno occidental. Pero dada la magnitud de la primera gran crisis económica del segundo milenio y de su imponente descontento social, quizá habría que preguntarse por qué no nos hemos fijado más bien en los contraculturales años sesenta  y setenta del pasado siglo.

Lo que ocurre es que tras cada década que pasa tendemos a retrasar las manillas del reloj unos dos decenios, y aquellos “maravillosos años” ya fueron revisitados a comienzos del nuevo milenio.  Por consiguiente, ahora tocan los noventa. La moda, como casi todo, también es cíclica, y el eclecticismo de los años noventa le viene que ni pintado a una época en la que lo original consiste en mezclar todo tipo de estilos, en muchas ocasiones sin ton ni son.

Las nuevas tendencias son en realidad reinvenciones o adaptaciones de algo ya inventado: los hípsters recrean la estética contracultural beatnik de finales de los cincuenta y sesenta con un punto alternativo propio de los noventa, el neo grunge surgió hace un par de años aunque claramente ajeno a los orígenes musicales y culturales del grunge  genuino y el “chandalismo” que lucen con orgullo celebridades como Rihanna o Rita Ora bebe directamente de los looks típicos de los amantes de la cultura de club de los noventa.

Hipsters

Mix de tendencias actuales inspiradas en los años noventa: hipsters. Fuente: Internet.

Neo grunges

Mix de tendencias actuales inspiradas en los años noventa: neo grunges. Fuente: Internet.

chandalismo

Mix de tendencias actuales inspiradas en los años noventa: culto a las prendas deportivas por las cantantes Rihanna y Rita Ora (vestida por completo de amarillo “acid house”). Fuente: Internet

Lo bueno de los noventa es que  no han venido para quedarse. Como todas las modas, pasarán. Pero ahora la incógnita  que se plantea es la siguiente: ¿qué modo de vida recuperaremos dentro de diez años, cuando toque revisitar los tecnológicos años dos mil?

+ info:

→Lo que echamos de menos de los noventa:

Los programas musicales en televisión

Ver películas de estreno y vídeos en pantalla grande

Las supermodelos y el último glamour de Hollywood

Las boleras, los futbolines y la época dorada de los videojuegos

El éxito comercial del cine independiente

Las promociones culturales de la prensa escrita

Las últimas tiendas de discos y videoclubs

→Algo para olvidar:

La serie de televisión Friends

Los cortes de melena a capas en ellas y el corte tazón en ellos

Los pantalones Levi´s etiqueta roja acampanados

Las cazadoras bomber

Las modelos anoréxicas sobre las pasarelas

El chandalismo

Las gafas de pasta oversize

La ruta del Bakalao y el Chunda-chunda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: