Europa y la crisis de los refugiados sirios

15 Sep

A fondo

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Refugiados sirios en Europa.

Cientos de refugiados sirios esperan en Macedonia un tren que les llevará a Serbia y Hungría. Fuente: http://www.lr21.com.uy (Licencia CC).

En el final del verano Europa respira agitada por la afluencia masiva de los miles de refugiados sirios que llaman cada día a su puerta blindada. Aunque no es la primera vez que en Europa desfilan grupos de seres humanos huyendo de la guerra, el terror y las amenazas. Hace dos décadas, Europa acogió a los refugiados de la guerra serbo-bosnia. Una adopción de expatriados no cuestionada tras el final de un conflicto bélico casi doméstico, mucho más próximo que el sirio.

La insolidaridad europea

Cuando se cumplen 70 años del final de la Segunda Guerra Mundial, Europa se muestra de nuevo dividida. Aunque esta vez la causa resida en la cuestionable gestión de un conflicto internacional ajeno. La falta de compromiso de las potencias europeas en la resolución de la guerra civil de Siria parece estar pasando factura. Y el mirar hacia otro lado de los últimos meses tampoco ha hecho desaparecer el problema como por arte de magia.

Cuando el 7 de mayo de 1945 el gobierno alemán se rendía ante los avances de las tropas aliadas, Europa ya había presenciado el traslado de entre siete y nueve millones de judíos alemanes, expulsados por el régimen nazi de Adolf Hitler. Al final de la contienda regresaron a sus hogares alrededor de seis millones de refugiados; otros dos millones no lo hicieron por temor a las represalias y el aun reinante antisemitismo de los países de la Europa del Este.

Austria, Italia y Alemania, donde se ubicaron algunos de los más espeluznantes campos de concentración durante la contienda, se convirtieron en una zona de acogida de refugiados. Un ejemplo: el campo de refugiados que los británicos organizaron a escasos metros del antiguo campo de concentración de Bergen-Belsen, en la Baja Sajonia alemana. Cada uno de ellos tenía la capacidad de albergar a entre 4.000 y 6.000 personas.

Deportación de judíos rusos en 1941.

Deportación de ciudadanos rusos de origen judío por las autoridades militares rumanas en julio de 1941. Fuente: Archivos Federales de Alemania (Licencia CC).

Pero el final de la segunda gran guerra europea no significó el final de las expulsiones de europeos. Meses antes de la rendición alemana las poblaciones de origen germano de Hungría, Croacia, Eslovenia, Serbia y Rumanía tuvieron que abandonar sus países ante el avance del Ejército Rojo, y hasta tres años después del fin de la guerra se registraron movimientos de refugiados en Europa. Se contabilizó entre 12 y 14 millones el número de alemanes que fueron expulsados masivamente tras el acuerdo de británicos, rusos y estadounidenses materializado en la conferencia de Postdam en 1945.

Expusión de alemanes en los Sudetes (Segunda Guerra Mundial).

Expulsión de alemanes de los Sudetes (Segunda Guerra Mundial). Fuente: Wikipedia (Licencia CC).

Al igual que ahora, muchos países europeos cerraron sus puertas a los refugiados. Estados Unidos limitó mucho el número de asilados de origen judío capaz de acoger, al igual que los países árabes que se negaron a abrirles sus puertas por razones fundamentalmente políticas en los albores del conflicto palestino-israelí.

→Leer reportaje completo Europa y la crisis de los refugiados sirios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: