Microrelato. Indian summer

25 Sep

Microrelato

Indian summer

Autora: Samia Benaissa Pedriza

El bloqueo del escritor.

El bloqueo del escritor. Fuente: Internet

Atardecía y David no había podido hilvanar aun una frase coherente. Las horas transcurrían improductivas y su paciencia estaba a punto de agotarse. El bloqueo del escritor, se había dicho al comenzar. O más bien la ausencia de talento. A esas alturas ya no abrigaba esperanzas de que las musas fuesen a inspirarle ideas prodigiosas o reveladoras.

Hacía dos semanas que debía haber entregado el manuscrito. Iba a ser su segunda novela tras el éxito inesperado de su opera prima, una obra escrita sin demasiadas pretensiones. Extrañamente, alguien la había leído, se había corrido la voz y David había acabado en manos de un editor de novelas de misterio que ahora le machacaba sin piedad con odiosos y estrictos plazos de entrega.

David solo llevaba unas horas en aquel lugar aislado de la civilización. Abandonó la ciudad y condujo hasta aquella casa rodeada de vegetación al borde del mar. Se había instalado con sus escasas pertenencias y algunos víveres con la intención de pasar el fin de semana en soledad.

No le estaba resultando fácil satisfacer las expectativas. En realidad, ignoraba el secreto de su éxito. Había escrito En la oscuridad en solo tres meses, en una fase de inconsciencia juvenil imposible ya de recuperar. Aquello había ocurrido siete años atrás y ahora era incapaz de componer otra imbricada historia de seres fantásticos para adolescentes ávidos de emociones fuertes.

Literatura fantástica.

Literatura fantástica. Fuente: Internet.

La noche cayó sin que David se diera apenas cuenta. Pensó que un poco de música le ayudaría a trabajar. Buscó algún tema propicio para acompañar aquel final del verano. Lo único que encontró fueron vinilos antiguos y un viejo tocadiscos. Milagrosamente, consiguió ponerlo en funcionamiento y Billie Holiday gorgojó con clase en el salón.

Pasaron las horas muertas. Al filo de la medianoche David comenzó a sentir el peso del aislamiento. Las sombras rodeaban la casa y solo se escuchaba el sonido amortiguado de las olas rompiendo en la orilla del mar. Decidió asegurar las ventanas y cerrar con llave la entrada. No deseaba pasar la noche a merced de lo desconocido.

Pero David no encontraba la llave. Al llegar, la había depositado en el escritorio y no recordaba haberla cambiado de lugar. Removió todos los objetos que se encontraban en la habitación pero la llave no aparecía. Media hora después, comenzó a inquietarse de veras. La temperatura había caído varios grados y el aullido del viento que empezaba a levantarse le resultaba amenazador.

Fuera reinaba una extraña oscuridad bañada en luz. Era como estar entre dos mundos. Le pareció escuchar un ruido áspero y sibilante a la vez. Giró el pomo de la puerta y salió al exterior. Agudizó los sentidos. David tenía la sensación de que una presencia desconocida y malintencionada rodeaba la casa. Volvió a entrar sin poder atrancar la dichosa cerradura. ¿Dónde estaba la maldita llave?

Entre tinieblas.

Entre tinieblas. Fuente: Internet.

Entrada la madrugada David buscaba la llave con frenesí. El miedo había invadido cada célula de su ser. Recorrían su mente todo tipo de pensamientos irracionales y en su cabeza resonaba la voz de Billie Holiday sin cesar. Aunque en la casa solo se oían sus propios sollozos y gritos de desesperación.

La casa era el único punto de luz visible en la distancia. En su interior, un hombre encorvado, con el pelo desgreñado y la mirada perdida arrancaba pedazos de suelo y fragmentos de pared con las manos descarnadas.

La luz del alba se filtró entre las formas agitadas de la habitación. El caos rodeaba al malogrado escritor que había caído rendido entre papeles desgarrados y muebles destrozados. David se incorporó con cuidado y tomó conciencia de su situación. El pánico había dado paso a la extenuación.

Por fin, el sol se abrió paso entre las nubes de una cálida mañana de septiembre. Era el indian summer. Sin explicación, la llave que David había estado buscando toda la noche hasta la enajenación apareció perfectamente encajada en la cerradura.

La llave.

La llave. Fuente: http://www.20minutos.es (Licencia CC).

+ info:

El indian summer es un tiempo de transición entre el final del verano y el inicio del otoño. Ocurre anualmente, entre mediados y finales de septiembre. Mientras dura las temperaturas diurnas son inusualmente cálidas y el tiempo, soleado.

Indian summer es la denominación que el fenómeno atmosférico recibe en Estados Unidos. En España nos referimos a él como “veranillo de San Miguel” en honor al patrón de San Miguel cuya festividad se celebra el 29 de septiembre. En Alemania se denomina Altweibersommer y ocurre por las mismas fechas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: