Pierre Bonnard. Exposición en la Fundación Mapfre

10 Nov

Agenda cultural

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Panel decorativo. "Mujeres en el jardín".

“Mujeres en el jardín” (1890-1891). Pierre Bonnard. Cuatro paneles decorativos formados por “Mujer con vestido de lunares blancos”, “Mujer sentada con gato”, “Mujer con vestido de cuadros” y “Mujer con esclavina”. La obra abre la exposición sobre el artista en la Fundación Mapfre. Fuente: Internet.

Pierre Bonnard, poco conocido en España pero admirado en el extranjero, tuvo la suerte de gozar de un reconocimiento artístico en vida casi desde el inicio de su carrera. La Fundación Mapfre ofrece ahora una retrospectiva sobre su obra, la primera en tres décadas que se presenta en España.

Una oportunidad casi única porque en la actualidad son contados los cuadros de Bonnard que se exhiben de forma permanente en nuestro país: el Retrato de Misia Godebska (1908) en el Museo Thyssen-Bornemisza y otras cuatro pinturas más expuestas en el Museo Reina Sofía y la colección Juan Abelló.

La exposición, organizada por el Museo de Orsay de París (guardián de un volumen importante de su producción artística), la Fundación Mapfre y los Fine Arts Museums de San Francisco, muestra 80 pinturas, una decena de dibujos y medio centenar de fotografías tomadas por Bonnard a lo largo de su dilatada carrera.

¿Pero quién era Pierre Bonnard en realidad?

Bonnard y “la vie en rose”

Pierre Bonnard era hijo de un ministro de Defensa francés. Había nacido a finales del siglo XIX en un ambiente económicamente desahogado, con todas las posibilidades materiales a su alcance. Acudió a prestigiosos colegios y, financiado por su padre, cursó estudios en la Académie Julian y la Escuela de Bellas Artes de París. Ello a cambio de seguir simultáneamente la carrera de Derecho, con escaso interés por su parte.

En la Académie Julian conoció a un grupo de pintores con los que fundaría el grupo de los “nabi”, un conjunto de artistas postimpresionistas que pretendían representar el mundo a través de formas simples y una explosión de color.

Hacia 1890 Bonnard pinta el mundo que mejor conoce: el de la burguesía parisina tanto en escenas familiares (meriendas al aire libre, paseos por el bosque) como en actos sociales típicos de las clases altas (ballets, sesiones de teatro). Innova en los encuadres (las figuras y escenas aparecen cortadas), el enfoque a menudo borroso, el movimiento y el color.

Pierre Bonnard. Les danceuses. Musée d´Orsay

“Danseuses” o “Le Ballet “, hacia 1896. Óleo sobre cartón pegado. Museo de Orsay. Pierre Bonnard. El plano picado y las bailarinas recuerdan en cierto modo a Degas. Fuente: Flickr (Licencia CC).

Pierre Bonnard. "La loge".

“El palco” (“La loge”), 1908. Óleo sobre lienzo. Museo de Orsay. Pierre Bonnard. La escena representa a los hermanos Bernheim-Jeune, Gaston y Josse, acompañados de sus respectivas esposas. La figura de Gaston aparece recortada en su mitad superior. Fuente: http://www.loffit.abc.es (Licencia CC).

Pintor, ilustrador, decorador

Pierre Bonnard poseía un talento expansivo. Su firma aparece en anuncios publicitarios, ilustraciones de libros, litografías, fotografías y también paneles decorativos, una dedicación que le reportó pingües beneficios. Porque a principios del siglo XX se puso de moda que las mansiones de los nuevos ricos fuesen decoradas con obras de gran formato por artistas en boga. Y Pierre Bonnard logró hacerse un hueco entre los afortunados.

“La symphonie pastorale”, panel decorativo de 1916-1920.

“La symphonie pastorale”, panel decorativo de 1916-1920. Óleo sobre lienzo. Pierre Bonnard. Fue un encargo de los hermanos Bernheim-Jeune para su residencia parisina. La pintura forma parte de un conjunto de cuatro paneles hoy en día dispersos por el mundo. Fuente: http://www.loffit.abc.es (Licencia CC).

El pintor supo mantener una provechosa relación profesional con sus clientes y también con sus marchantes de arte, los hermanos Bernheim-Jeune, quienes le procuraron todo tipo de encargos. Bonnard consiguió atraer a clientes de todos los continentes -es conocida en su obra la influencia del japonismo- y con el tiempo sus obras  fueron a parar a coleccionistas privados repartidos por todo el mundo.

En 2015 se pudo reunir por primera vez desde que el artista lo pintara, un panel decorativo de cuatro hojas separadas por el tiempo y el negocio del arte. Se trata de La Cueillette des pommes (“La recogida de manzanas”), un panel de 1899 exhibido en la exposición retrospectiva sobre Pierre Bonnard que el Museo de Orsay organizó el pasado verano en París. La reconstrucción fue posible gracias a la colaboración de sus propietarios: el Museo de Orsay y coleccionistas privados de Estados Unidos (Richmond, Virginia) y Japón (Kanagawa).

"La cueillette des pommes".

“La cueillette des pommes”, hacia 1899. Es uno de los cuatro paneles que componen la obra “La recogida de manzanas”. El panel, de inspiración japonesa, se encuentra en Kanagawa, Japón. Pierre Bonnard. Fuente: Internet.

Los años de la guerra: no es oro todo lo que reluce

La llegada de las vanguardias no sedujo precisamente a Pierre Bonnard quien adoptó una actitud despreocupada frente a las nuevas corrientes artísticas y los grandes acontecimientos históricos del nuevo siglo. En la década de 1910, pintó obras de inspiración clásica, paisajes idílicos y retratos, obras todas ellas, muy alejadas de la violencia de los conflictos bélicos que sacudían al viejo continente. Bonnard prefirió centrarse en expresar en sus cuadros sentimientos de carácter íntimo y describir escenas propias de la vida privada y doméstica.

La situación personal de Pierre Bonnard fue una constante fuente de inspiración artística. En 1899 había conocido a una mujer de origen humilde llamada Maria Boursin con la que posteriormente contraería matrimonio. Boursin, una mujer introvertida, hipocondríaca y con evidentes desórdenes mentales, cambió su nombre por el de Marthe de Méligny para parecer más digna de la clase social a la que pertenecía su esposo.

Marthe trabajó como modelo para una serie de pinturas sobre desnudos femeninos y fotografías nudistas tomadas por Bonnard. Aunque no fue la única que le sirvió de inspiración: en 1925, su amante Renée Monchaty, decidió poner fin a sus días al conocer que el artista había contraído matrimonio. El suceso inspiró a Bonnard una serie de desnudos en los que el cuerpo de una mujer sin cara aparece en posición horizontal sumergida en una bañera, en actitud pasiva.

“Marthe en el barreno”, 1908-1910.

“Marthe en el barreno”, 1908-1910. Pierre Bonnard. Fotografía de Marthe, esposa de Pierre Bonnard. Imagen tomada por el artista. Fuente: http://www.loffit.abc.es (Licencia CC).

 

“Desnudo en la bañera”, 1925.

“Desnudo en la bañera”, 1925. Óleo sobre lienzo. Pierre Bonnard. Tate Gallery de Londres. Fuente: http://www.loffit.abc.es (Licencia CC).

A Bonnard bien se le puede calificar de artista hedonista. Viajó por Italia y España y vivió durante un tiempo en el norte de África. En 1910 dejó París y se trasladó a vivir al sur de Francia donde adquirió algunas propiedades al borde del mar. Allí pintó cuadros de temática familiar, escenas de naturaleza acogedora y exuberantes paisajes de la Costa Azul.

Siguió fotografiando a sus amigos y seres queridos en los jardines de sus residencias privadas en la Provenza y la Costa Azul. Algunas de aquellas instantáneas le servirían posteriormente para organizar la composición de sus cuadros, cada vez más alejados de las tendencias postimpresionistas que fueron surgiendo con el paso de los años. Bonnard murió a la edad de 80 años en su residencia de Le Cannet, en la Provenza francesa.

“Le jardín”, 1936-1938.

“Le jardín”, 1936-1938. Óleo sobre lienzo. Pierre Bonnard. Museo de Arte Moderno de la villa de París. Fuente: http://www.loffit.abc.es (Licencia CC).

+ info:

Exposición Pierre Bonnard. Fundación Mapfre. Paseo de Recoletos, 23. Madrid. Del 19 de septiembre de 2015 al 10 de enero de 2016. Entrada libre.

Pierre Bonnard autorretrato.

Autorretrato de Pierre Bonnard, 1889. Óleo sobre lienzo. Fue el primer autoretrato del artista pintado cuando solo tenía 22 años de edad. Fuente: Internet.

Pierre Bonnard (1867-1947) fue un artista completo. Se dio a conocer por sus ilustraciones en un conocido anuncio de champán en 1899 pero su verdadera vocación fue la pintura. Es conocido por ser el fundador de los “nabi” (profeta, en hebreo), un grupo de pintores postimpresionistas poco convencionales influidos por Gauguin y el japonismo, una tendencia al alza en los albores del siglo XX. En Bonnard encontramos rasgos del impresionismo, del naturalismo, del simbolismo y hasta de la abstracción en algunas de sus obras, por lo que se le considera un artista difícil de clasificar.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: