Upfront Foto-reporteros de guerra: esperanza y dignidad

18 Ene

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Sirios refugiados en una cueva a causa de los bombardeos. En el año 2013, 400 familias se ocultaron en las cavernas de la provincia de idlib (Siria). Autor: Ricardo García Vilanova, foto-reportero español candidato al premio Pulitzer. García Vilanova fue secuestrado durante 194 días por el Estado Islámico en Siria. La imagen forma parte de la exposición Upfront.

Un grupo de niños sirios se refugia en una cueva a causa de los bombardeos. En el año 2013, 400 familias tuvieron que ocultarse en las cavernas de la provincia de Idlib (Siria) tras ser bombardeadas sus casas en la guerra civil. Autor: Ricardo García Vilanova, foto-reportero español candidato al premio Pulitzer. García Vilanova fue secuestrado durante 194 días por el Estado Islámico en Siria. La imagen forma parte de la exposición Upfront.

La exposición Upfront en el Centro Conde Duque de Madrid coincide con el lanzamiento de la nueva campaña de Reporteros Sin Fronteras (RPS), dedicada a los reporteros de guerra en el año en que la organización celebra la 50 edición del libro “100 fotos por la libertad de prensa”, en honor a Robert Capa.

Según Reporteros sin Fronteras en los últimos quince años se ha perdido el 40% de los profesionales que cubren conflictos bélicos en el mundo. Y esa cifra no se debe solo a desapariciones causadas por muertes o secuestros de informadores gráficos en los principales escenarios de guerra, sino al abandono voluntario de la profesión por la falta de perspectivas laborales.

Ser reportero de guerra sigue siendo una profesión de alto riesgo y los que se dedican a ella lo asumen desde el principio. Si bien es cierto que la vocación es capaz de mover montañas, la inseguridad laboral también tiene un límite. La remuneración  que hasta principios de la década de 2000 cobraran los foto-reporteros de guerra asalariados se ha convertido ahora en cobros por servicios prestados de forma autónoma. Ello implica asumir de forma individual todos los gastos de desplazamiento, manutención, visados y equipamiento, muchas veces a cambio de nada.

Porque vender este tipo de fotografías no siempre es fácil ni resulta rentable. En la profesión existen grandes diferencias entre países: muchos reporteros españoles que trabajan en la actualidad en zonas de conflicto como Siria, Irak o Afganistán denuncian que sus trabajos son mucho mejor reconocidos por los medios internacionales que por los nacionales.

Cadáver en la morgue de Gaza (2013)

Fotografía tomada por Miguel Ángel Sánchez en la morgue de Gaza tras una operación militar del ejército israelí en el año 2013. En la intervención murieron 170 palestinos. Fotografía integrada en la exposición Upfront.

Según Gervasio Sánchez, fotógrafo y periodista especializado en cubrir conflictos armados, “es  imposible sobrevivir si solo trabajas con medios españoles”. Antonio Pampliega, periodista español desplazado a Afganistán, Haití, Líbano y Siria, va más allá y denuncia que los diarios nacionales solo le han ofrecido publicar sus trabajos a cambio de “reconocimiento profesional”.

→Ver video “Paying to go to war”. Asma Films. Duración: 07:30 minutos. En el documental Antonio Pampliega expone la cruda situación laboral a la que se enfrentan los foto-reporteros de guerra españoles en la actualidad.

PAYING TO GO TO WAR from Asma Films on Vimeo.

Manu Brabo, foto-reportero español ganador de un Pulitzer, se lamenta de que haya  “más presupuesto para un partido del Mirandés que para comprar una crónica desde Kandahar”.

Seguir leyendo reportaje

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: