Archivo | febrero, 2016

Oscars 2016. Spotlight y el periodismo clásico de investigación

29 Feb

Oscars 2016

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Sptlight, Oscar a la mejor película.

En primera línea, los productores de “Spotlight” recogen la estatuilla otorgada a la mejor película en la 88ª gala de los premios Oscar. Detrás, parte del elenco de actores de la película. Fuente: Internet.

La 88 edición de los premios Oscar ha convertido en ganadoras a un conjunto de películas de diverso género, tono y contenido. Entre ellas, Spotlight, Oscar a la mejor película de este año, basada en hechos reales y una de esas historias clásicas de periodismo de investigación que tanto gusta premiar a los miembros de la Academia.

Lo cierto es que Spotlight reúne un elenco de actores de primer nivel, un guion original realista (mejor aun verla en V.O.) y una historia muy bien tramada. Aunque a priori, el argumento corría el riesgo de resultar manido  -no es ni será la última película que muestre el proceso de investigación periodística de unos hechos controvertidos-, su director Tom McCarthy ha conseguido crear una combinación de factores exitosa y atractiva para el espectador.

Justo es reconocer el mérito del cineasta. Porque resumir en dos horas de narración cronológica una investigación periodística de un año de duración no es tarea fácil. Y menos aun convertirla en un género de ficción comercial, sobre todo si se tiene en cuenta que el trabajo real que precede a la publicación de una deseada exclusiva es arduo, extenso, frustrante y, en ocasiones, hasta peligroso para la integridad física del periodista-investigador.

La esencia de un periodista de investigación

La película de Tom McCarthy está  inspirada en una investigación del Boston Globe ganadora del premio Pulitzer en el año 2003 e ilustra con bastante realismo los métodos de trabajo empleados en esta especialidad periodística. Aunque Gabriel García Márquez dijo una vez que  el periodismo de investigación no existe porque  “la investigación no es una especialidad del oficio, sino que todo periodismo tiene que ser investigativo por definición”.

Si bien la afirmación del escritor y periodista colombiano es una máxima, también hay que reconocer que no todos los profesionales de la información sirven para dedicarse a la investigación profunda de hechos de naturaleza compleja y que permanecen ocultos por los intereses de determinados poderes fácticos. Y en ese sentido, Antonio Rubio, afamado periodista de investigación español, afirma que para trabajar en esta especialidad hay que tener formación especializada así como  “perseverancia, prudencia, independencia y honestidad”.

En Spotlight encontramos cada uno de esos requisitos en los personajes interpretados por Mark Ruffalo (insistente hasta decir basta), Michael Keaton (un verdadero bloque de contención), Rachel McAdams (destapa los errores pasados del Globe) y Brian d´Arcy James (quien confiesa haber violado el secreto de la investigación para proteger a su familia).

Fotograma de "Spotlight"

Fotograma de “Spotlight “(2015). De izda. a dcha., los actores Rachel McAdams, Mark Ruffalo, Brian d´Arcy James, Michael Keaton y John Slattery. Fuente: http://www.20minutos.es (licencia CC).

La documentación y las fuentes

En Spotlight se expone el minucioso trabajo de documentación y de búsqueda de fuentes llevado a cabo por el equipo de investigación del Boston Globe para destapar los abusos sexuales a menores cometidos por miembros de la Iglesia católica en Estados Unidos durante el último cuarto del siglo XX. En realidad se trata de pasos fundamentales que se dan en toda investigación periodística de larga trayectoria, aunque en la película se centran sobre todo en la localización de fuentes relevantes, on y off the record.

Seguir leyendo

Anuncios

Julio Verne y el poder de la imaginación

15 Feb

Agenda cultural. Últimos días

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Julio Verne en la Fundación Telefónica

El escritor Julio Verne en 1892 (dominio público). Dcha., “Vivir en una bala”, audiovisual inspirado en las novelas de Verne (WotStudio, 2015). Fuente: Espacio Fundación Telefónica (prensa).

La exposición de la Fundación Telefónica Julio Verne, los límites de la imaginación ambienta  los mundos de ficción que el escritor francés imaginó en sus obras más conocidas. El tiempo, el espacio y hasta el centro de la Tierra enmarcaron tramas en las que la acción y la aventura se desarrollaban en escenarios virtualmente inexistentes pero subjetivamente intuidos por el autor.

La calificación de visionario que se le suele atribuir a Julio Verne es parcialmente cierta porque, si bien la mayoría de las invenciones tecnológicas incluidas en sus novelas se han convertido en realidad con el paso del tiempo, lo cierto es que el escritor francés se inspiraba en la realidad científica de su tiempo con el máximo rigor.

El siglo XIX no solo fue el tiempo de la revolución industrial, también en aquella época se sentaron las bases de la ciencia moderna y de la tecnología tal y como la conocemos. Julio Verne consultaba las principales revistas científicas publicadas a mediados del siglo XIX y seguía con especial interés las expediciones geográficas que se emprendían con fines científicos durante la expansión del colonialismo.

Expedición fallida en el Polo Norte

Expedición fallida en globo al Polo Norte emprendida por el sueco S.A. Andrée en 1897. Los tres integrantes de la expedición fallecieron al caer su globo y caminar tres meses sobre el hielo del Ártico. Sus cuerpos fueron encontrados en 1930. (Dominio público).

Lo que sorprende del proceso de creación de Julio Verne es su enorme capacidad para imaginar historias, contextos y épocas futuras sin casi moverse de su gabinete de estudio. Verne es uno de esos privilegiados autores capaces de inspirar la creación artística de escritores, dramaturgos y cineastas de todos los tiempos con el único poder de su imaginación.

Aunque en Julio Verne también influyeron otros autores de su época: el escritor Alejandro Dumas padre a quien  Verne frecuentó y quien le ayudó a publicar sus primeras obras de teatro o Edgar Alan Poe, de quien tomó prestados sus conocimientos de criptografía.

Películas inspiradas en Julio Verne

El film “Viaje a la luna” del cineasta Georges Meliès (1902) se inspiró en la novela de Verne “De la Tierra a la Luna”. (Dominio público). Dcha., fotograma de la película “Viaje al centro de la Tierra 2: La isla misteriosa” (Warner Bros, 2012). Fuente: Internet.

De la suma de una documentación minuciosa y una imaginación prodigiosa nacieron los Viajes Extraordinarios, una serie de 60 novelas que relataban viajes repletos de aventuras protagonizados por personajes bondadosos y carismáticos en contextos extraordinarios. Cinco semanas en globo inauguró la serie en 1863 y a esta le siguieron, entre otras, Viaje al centro de la Tierra, Veinte mil leguas de viaje submarino y La vuelta al mundo en ochenta días.

A través de los Viajes Extraordinarios, la fantasía de Verne exploró los cinco continentes por tierra, mar y aire. Aunque en la vida real el escritor solo emprendía viajes cortos por Europa a bordo de sus barcos (Saint Michel, Saint Michel II y Saint Michel III), a menudo acompañado por su hermano Paul. Verne solía magnificar las pequeñas impresiones que sus sentidos recibían a lo largo de aquellas travesías por Vigo, Lisboa, Cádiz, Argel o Gibraltar.

Mundo submarino

El mundo submarino de “Veinte mil leguas de viaje submarino” se recrea con fidelidad en la exposición “Julio Verne. Los límites de la imaginación”. Fuente: Espacio Fundación Telefónica (prensa).

A partir de viajes por escenarios pintorescos de las costas del norte de Europa era capaz de recrear sorprendentes aventuras de ciencia ficción que transcurrían en regiones lejanas y desconocidas por el escritor. Ambientadas en Sudamérica solo publicó dos novelas: La Jangada y El soberbio Orinoco. En La Jangada, también titulada Ochocientas leguas de viaje sobre el Amazonas (1881), recorrió la geografía del Amazonas  e introdujo como invento de su época, la escafandra. En el resto de obras encuadró otros inventos recientes como los trasatlánticos, los submarinos, los motores eléctricos o el ascensor.

En otros casos imaginó invenciones que surgirían más adelante con el avance de la ciencia (naves espaciales, helicópteros, Internet). Hasta la actualidad, de todas sus propuestas, sólo el viaje al centro de la tierra no se ha podido llevar a cabo en su integridad por el ser humano.

Portada de La Jangada

Portada interior de “La Jangada”, novela publicada por entregas en el “Magasin d’Education et de Récréation” de enero a diciembre de 1881. Fuente: Samia Benaissa Pedriza (edición de Le Livre de Poche, 1979).

 

Ilustraciones de Léon Benett en La Jangada

Ilustraciones de Léon Benett incluidas en la primera edición de “La Jangada”. Fuente: Samia Benaissa Pedriza (edición de Le Livre de Poche, 1979).

Las obras de Julio Verne continúan siendo accesibles y de gran interés para el lector del siglo XXI. Sus historias nos siguen atrapando con su ritmo, su intriga y su claridad expositiva, aunque en la actualidad se eche de menos hojear aquellas ediciones ilustradas de sus obras que cayeron en desuso a finales del siglo XX.

+ info:

→Exposición Julio Verne. Los límites de la imaginación. Espacio Fundación Teléfonica. 4ª planta. C/ Fuencarral, 3. Madrid. Horario: martes a domingo de 10:00 a 20:00. Hasta el 28 de febrero de 2016.

Las obras de Jules Gabriel Verne (1828-1905) han inspirado alrededor de 95 películas. Se han adaptado 33 novelas para la gran pantalla, la televisión y el cine de animación.

Su primera novela, Paris en el siglo XX (1863), imaginaba un futuro de humanos obsesionados con el dinero y la interconexión a través de redes de comunicación (Internet). Verne describió un paisaje urbano con rascacielos acristalados, trenes de alta velocidad y automóviles que funcionaban con gas. El manuscrito de la novela, inédita hasta 1989, fue descubierto por su bisnieto en el interior de una caja fuerte y publicado por primera vez en el año 1994.

Primera edición de Veinte Mil leguas de viaje submarino (1969)

Primera edición de “Veinte mil leguas de viaje submarino” (1869). (Dominio público).

La primera edición mundial de Veinte mil leguas de viaje submarino no fue francesa sino española y se expone ahora en la Fundación Telefónica por tiempo limitado. Esta primera edición se publicó en 1869, dos años antes de la versión francesa completa que comenzó a publicarse por entregas en la Revista de Educación y Recreación en Francia. Fue traducida al español por Vicente Guimerá e impresa por Tomás Rey y Cía. Editores. La edición española es uno de los doce ejemplares disponibles en el mundo y su valor ronda los 20.000 dólares.

 

 

Parecidos razonables. Rappel y Jordi Turtós

5 Feb

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Rappel y Jordi Turtós

A la izda., el vidente Rappel. A la dcha., el periodista Jordi Turtós. Fuente: Internet.

Si la bola de cristal a la que recurre Rappel sirviera para reflejar su propia imagen, probablemente en ella vería el rostro de Jordi Turtós, un veterano periodista catalán con el que el vidente de los famosos guarda un asombroso parecido físico y alguna que otra semejanza.

→Rappel

Nombre completo: Rafael Payá Pinilla. Su nombre artístico, Rappel, deriva de su patronímico (Rafael).

Fecha de nacimiento: Rappel nació el 20 de agosto de 1945 en Madrid. En la actualidad tiene 70 años de edad. Es el mayor de tres hermanos de una familia de clase media de Madrid.

Profesión: vidente, modisto, empresario y celebridad de la prensa rosa.

Trayectoria profesional: en su juventud Rappel obtuvo un título oficial expedido por la Universidad de la Sorbona que le habilitaba para ser profesor de francés, aunque nunca llegó a ejercer. Durante más de veinte años se dedicó a diseñar ropa de alta costura en el taller que habilitó encima del comercio textil que sus padres regentaban en una transitada calle de Madrid. Como actividad paralela, el joven Rafael también adivinaba el futuro de sus selectos clientes a los que frecuentaba en la alta sociedad madrileña de los años setenta. Sus valiosos contactos le sirvieron para ser nombrado jefe de relaciones públicas de la sala de fiestas Florida Park durante una década.

A partir de los años noventa su fama como personaje público se incrementó y se sucedieron sus colaboraciones como vidente en distintos medios del corazón. En los últimos años a Rappel se le ve menos por televisión y su participación se ha reducido a ser concursante Vip de “realities” como “La Granja”.

Vida privada: En 1971 Rappel se casó por el rito católico con la que sería la madre de sus tres hijos, Luisa Chaverri. En la actualidad el matrimonio está separado. Recientemente  Rappel ha sido abuelo de su primer nieto.

Está de actualidad por: su participación como concursante en “Gran Hermano Vip 4” donde la extravagancia a la hora de vestir y disfrazarse no le ha abandonado: le hemos podido ver vestido de abeja, de leopardo, de faraón y hasta de monja.

 

→Jordi Turtós

Nombre completo: Jordi Turtós Orbañanos

Fecha de nacimiento: Jordi Turtós nació en los años cincuenta en el seno de una familia de clase media catalana.

Profesión: periodista musical especializado en distintos estilos, entre ellos,  el rock  catalán y la rumba catalana.

Trayectoria profesional: Jordi Turtós se licenció en Ciencias de la Información en el año 1979 por la Universidad Autónoma de Barcelona. Desde entonces siempre ha trabajado como periodista musical en distintos medios de comunicación, catalanes y nacionales (ABC, Radio Nacional de España, Televisió de Catalunya). En 1981 cofundó una emisora de radio local (Ràdio Ciutat de Badalona). Desde hace años viene compaginando distintas colaboraciones en prensa, radio y televisión con la organización de eventos musicales. Desde el año 2010 es el programador musical de los escenarios de las fiestas de La Mercè de Barcelona.

Vida privada: la vida privada de Jordi Turtós es tan discreta que no ha trascendido públicamente.

Está de actualidad por: Jordi Turtós es autor y coautor de diversas publicaciones sobre  la industria musical cuya repercusión aun perdura.  También ha colaborado en la edición especial que la revista Rockdelux publicó por su 30 aniversario en 2014. Su última aparición en un medio ha sido en la última entrega del documental Ochéntame otra vez, dedicado a la rumba catalana, emitido recientemente en Televisión Española.

Diferencias y semejanzas

Rappel y Jordi Turtós

Rappel y Jordi Turtós, dos caras de la misma moneda. Fuente: Internet.

Aparte de un casual parecido físico, entre Rappel y Jordi Turtós no parece haber demasiados puntos en común. Aparentemente, Rappel resulta un personaje extravagante a ojos de cualquier espectador, aunque la vida privada del vidente-empresario es mucho más convencional de lo que se podría esperar. El propio exmodisto ha reconocido que solo se viste de Rappel cuando trabaja.

Jordi Turtós es un reconocido periodista musical que, al contrario que Rappel, mucho más abierto a experimentar, ha dedicado toda su carrera profesional a un único ámbito informativo. Jordi Turtós no es uno de esos periodistas que se convierten en noticia o en protagonista de sus propias crónicas. Pero su discreta presencia está prácticamente asegurada como voz autorizada en cualquier reportaje relevante o evento musical que se precie.

Ambos comparten el éxito profesional en sus divergentes carreras y su forma autónoma de trabajar mediante colaboraciones en distintos medios de comunicación.