Exposición “Lo nunca visto”

14 May

Agenda cultural

Lo nunca visto. De la pintura informalista al fotolibro de postguerra (1945-1965)

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Informalismo (Fundación March)

“Siles”. Emile Schumacher (1959). A la dcha., “Cabeza de rehén” de Jean Fautrier (1945). Fuente: Internet.

¿Qué son veinte años en la historia de la humanidad? En el periodo comprendido entre 1945 y 1965 Europa se levantaba de los restos de la Segunda Guerra mundial mientras en Estados Unidos nacía la lucha por los derechos civiles y el resto del mundo se independizaba de las potencias colonizadoras.  La exposición Lo nunca visto de la Fundación March presenta la expresión artística de una época representada por acontecimientos de distinto género que no siempre influyeron por igual en los artistas del momento.

El informalismo

La muestra escogida para la exposición destaca el trabajo de un grupo de artistas vinculados al informalismo, una corriente singular y de difícil definición, tanto en la pintura de posguerra como en la fotografía. La corriente surge a finales de los años cuarenta en Europa como una reacción ante los horrores de la guerra:

“Estamos otra vez como el hombre primitivo: desnudos en el mundo. Los dogmas de la belleza griega, el encanto de la perspectiva, la historiografía, las fiestas galantes… Todas esas cosas ya no son pertinentes, como tampoco lo es la decoración. ¿Qué íbamos a decorar? Nuestra casa, nuestros palacios y nuestros templos han sido destruidos: al menos en nuestro pensamiento nos parecen horribles”. Frank Page (1947)

Otoño (Vilem Reichmann)

“Otoño”. Fotografía de Vilem Reichmann (1961). Fuente: Internet.

Si en algo coinciden los artistas que formaron parte del informalismo es en el recurso a la abstracción en todas las variantes imaginables, desde la pintura matérica hasta el art brut. El uso en las obras de distintos tipos de materiales de baja extracción como paños de tela, sacos de arpillera, arena o paja (habituales durante la contienda bélica) fue lo que significó a esta corriente artística imbuida en la abstracción, aunque solo en parte, porque en Estados Unidos estaba surgiendo ya el expresionismo abstracto de la mano de otros artistas como Jackson Pollock.

"Umbría vera" (Alberto Burri)

“Umbria vera”. Alberto Burri (1952). Fabricada con acrílico, acetato de polivinilo, óleo, sacos de arpillera, telas, hilo y papel. Fuente: Internet.

El informalismo en España

A medio camino entre lo que se hacía en Europa y en el norte de América, se encuentran los españoles Antoni Tàpies y Antonio Saura, quienes también sufrieron las secuelas de un enfrentamiento bélico doméstico,  el de la guerra civil española (1936-1939). En algunas obras como “Multitud” de Antonio Saura se aprecian reminiscencias de Pablo Picasso y su célebre Guernica, obra antibelicista por excelencia. Formas redondeadas, trazos fuertes y composición abigarrada que también el americano Jackson Pollock, obsesionado con Picasso, intentó copiar con relativo éxito en su “Mural” de 1943.

Color terroso (Antoni Tàpies)

“Color terroso sobre fondo amarillo”. Antoni Tàpies (1954). Fuente: Internet.

 

Multitud (Antonio Saura)

“Multitud”. Antonio Saura (1959). Fuente: Internet.

La influencia del existencialismo

El existencialismo como corriente filosófica y literaria había germinado en el continente europeo entre los escombros de la Segunda Guerra Mundial. En el ámbito de la pintura y la fotografía de posguerra, la crisis existencial por la que atravesaban muchos artistas se plasmó con fuerza en el informalismo. Ausencia de formas, trazos ejecutados al azar, collages casuales, símbolos y experimentación con las imágenes más cotidianas son algunas de sus expresiones más representativas. El emborronamiento, los goteados y los densos empastes de las pinturas  expresan en ocasiones un claro descontento vital y en otras una energía más propia de los supervivientes.

Bomb (Gregory Corso) y Butaquita en un frontón (Paco Gómez)

Representación gráfica del poema “Bomb” declamado por Gregory Corso el 27 de febrero de 1959 e incluido en la exposición “Lo nunca visto” (Duración: 09:34 minutos). La imagen recuerda a los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki en agosto de 1945. Fuente: Samia Benaissa Pedriza. A la dcha., “Butaquita en un frontón”. Fotografía experimental de Paco Gómez (1957). Fuente: Internet.

La libertad, la nada o el absurdo, conceptos claramente existencialistas, están presentes en algunas de las obras de Pierre Alechinsky o Jean Degottex. También el antibelicismo o la insignificancia del ser humano aparecen reflejados en muchas de las producciones artísticas de la década de 1950.

Vacío de cosas exteriores (jean Degottex)

“Vacío de cosas exteriores”. Jean Degottex (1959). Fuente: Internet.

 

Causas y consecuencias (Pierre Alechinsky)

“Causas y consecuencias” de Pierre Alechinsky (1959). Fuente: Internet.

La llegada del pop

La llegada de los años sesenta implicó un cambio de orientación en el informalismo. Europa asistía a una nueva etapa de relaciones internacionales marcadas por la Guerra Fría, el consumismo y la alegría de vivir importados del modo de vida americano. En 1965 el pop estaba a punto de eclosionar y a mediados de los sesenta, salpicó de influencias al informalismo que generó producciones híbridas y una fusión de géneros, entre la pintura y  la fotografía.

Últimos años del informalismo

“Plancha” de Raymond Hains (1961) elaborada con fragmentos de carteles sobre planchas de chapa galvanizada. A la dcha., “Nürnberg” de Wolf Vostell (1968), una impresión fotográfica sobre lienzo emborronada con emulsión fotográfica. Fuente: Internet.

El informalismo puede ser calificado como una corriente artística pero también como un estado de ánimo que supera los límites de una determinada época histórica. Y es que los artistas informalistas se quedaron anclados en un momento concreto del tiempo y del espacio marcado por la violencia bélica y sus consecuencias sociales. En el siglo XXI ha surgido un nuevo informalismo, minoritario y desvinculado de los horrores de la Segunda Guerra Mundial pero aun basado en la representación informe de impresiones subjetivas generadas por la insatisfacción de los tiempos modernos.

+ info:

Exposición Lo nunca visto. Fundación March. Hasta el 5 de junio de 2016. Lunes a sábado y festivos, de 11:00 a 20:00. Domingos de 10:00 a 14:00 horas. C/ Castelló, 77. Madrid. Entrada libre.

Exposición "Lo nunca visto"

Exposición “Lo nunca visto”. Fundación March. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

La exposición incluye más de 160 obras procedentes de instituciones y colecciones públicas y privadas como el Centre Pompidou de París, la Fondation Gandur pour l´Art de Ginebra, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía o el Museo Thyssen-Bornemisza. Además de fotografía y pintura, la muestra recoge una selección de los fotolibros de posguerra más importantes como “Kriegsfisel, el ABC de la guerra” de Bertol Brecht y Ruth Berlau que recoge imágenes de la destrucción de  las ciudades alemanas, entre ellas Frankfurt y Düsseldorf.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: