Archivo | España RSS feed for this section

Alma Guillermoprieto, premio Princesa de Asturias de Comunicación

22 Oct

Revista de prensa

Entrevista de Inés Martín Rodrigo a Alma Guillermoprieto, publicada el 19-10-2018 en la edición digital del diario ABC.

Autora: Samia Benaissa Pedriza

“Los periodistas son indispensables para la democracia, este oficio sobrevivirá”

Alma Guillermo prieto en la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias 2018.

Alma Guillermoprieto en la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias 2018. Fuente: Internet.

Alma Guillermoprieto, periodista mexicana distinguida con el último Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades, reivindica en esta entrevista concedida al diario ABC el periodismo de calle así como la manera de informar reflexiva y analítica de los años setenta, cuando las historias sobre el acontecer de la sociedad posindustrial se elaboraban con más tiempo y cuidado.

Gullermoprieto habla de temas actuales como el auge del movimiento feminista en el mundo, los peligros de las redes sociales o las fake news y aprovecha para aclarar que el clima de enfrentamiento político entre los países de América Latina y EE.UU. que Donald Trump pretende vender no es real.

+ info:

Alma Guillermoprieto.

Alma Guillermoprieto. Fuente: Internet.

La periodista y escritora Alma Estela Guillermoprieto (Ciudad de México, 1949) es la tercera mujer en la historia de los Premios Princesa de Asturias que obtiene el galardón en la categoría de Comunicación y Humanidades. Le precedieron María Zambrano en 1981 y Annie Leibovitz en 2013. Los premios se conceden anualmente en España a personalidades del mundo del periodismo y las humanidades que hayan destacado en su campo de actividad.

Guillermoprieto, educada en EE.UU. comenzó su andadura profesional a mediados de los años setenta en los diarios The Guardian y The Washington Post cubriendo asuntos sobre América Latina. Es conocida por sus reportajes y extensas crónicas sobre la realidad de los países del Sur del continente americano. Ha escrito varios libros de crónicas, entre ellos, Al pie de un volcán te escribo (2000) y Desde el país de nunca jamás (2011) y unas memorias políticas, La Habana en un espejo (2004).

Discurso completo de Alma Guillermoprieto en la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias.

Anuncios

El fin de ETA y la paz entre las dos Coreas

6 May

Conectados

Semana del 30 de abril al 06 de mayo de 2018

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Fin de ETA. Paz en Corea.

Observadores internacionales certifican la disolución de ETA (declaración de Arnaga). A la dcha., los líderes Kim Jong-un (Corea del Sur) y Moon Jae-in (Corea del Norte). Fuente: Internet.

Medio siglo de historia acaba de disolverse en apenas siete días. De un plumazo, el terrorismo de ETA ha sido barrido del mapa y el enfrentamiento entre las dos Coreas ya es cosa del pasado. Podría parecer el final feliz de un cuento de Perrault donde todos son felices y acaban comiendo perdices, pero la realidad es otra.

Más de cuarenta años de atentados terroristas sufridos en España no desaparecen de la memoria colectiva con el anuncio de la disolución de la banda ETA. Tampoco la división política, ideológica, social y económica que viven los habitantes de las dos Coreas va a dar paso a un mundo feliz, aunque en Corea del Norte ya viven uno similar al que imaginara Aldous Huxley en 1932.

El fin de ETA es una noticia que nadie que haya vivido el siglo XX podría visualizar en un futuro próximo. Hace veinte años sonaba a utopía, pero la lucha sostenida contra el terrorismo y la unidad de los partidos políticos dio sus frutos, caídos de un árbol en ocasiones muy podrido (no olvidemos la guerra sucia contra el terrorismo y los GAL). Y en Corea, ¿qué asiático adulto podría soñar con que en 2018 un líder surcoreano, de comportamiento errático y peregrino, haría retrasar las agujas del reloj hasta 1950, justo antes de una guerra cuya paz jamás fue realmente firmada?

Pero las imágenes benevolentes de los líderes coreanos fumando la pipa de la paz y la puesta en escena de la banda terrorista ETA casi parecen fake news en la era de Internet y las redes sociales. En realidad, la resolución de estos conflictos territoriales no obedece a causas nobles, sino más bien a un intento por salvar los trastos en guerras perdidas hace mucho tiempo.

→Seguir leyendo artículo: El fin de ETA y la paz entre las dos Coreas.

Homenaje a Forges y el dibujo de prensa

27 Feb

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Viñeta de Forges.

Viñeta de Forges. Fuente: Internet.

En una época informativa en la que se leen artículos con el minutero en marcha y contando las palabras, el dibujo de prensa sigue cumpliendo una labor esencial. Las viñetas humorísticas aparecen en solitario, a veces en tiras cortas o, como ocurre en la prensa francesa, acompañando artículos a medio camino entre la opinión y la interpretación. La reciente desaparición de Antonio Fraguas, “Forges”, un referente del género, ha dejado un hueco difícil de llenar en la prensa gráfica española y a varias generaciones de lectores huérfanos de sus “reality-bites”, o pedazos diarios de realidad.

Las viñetas de Forges han venido acompañando los despertares de los españoles desde mediados de los años setenta, cuando el escritor y periodista se unió a la oleada de nuevos artistas gráficos que se atrevieron a expresar su opinión desde un punto de vista satírico en las postrimerías de la dictadura franquista.

Primer dibujo de prensa de Forges publicado en el diario Pueblo.

Primer dibujo de prensa de Forges publicado en el diario Pueblo el 14 de mayo de 1964, el más leído por los españoles en la década de 1960. Fuente: Internet.

 

Portada de la revista de humor Hermano Lobo

Portada de la revista de humor Hermano Lobo del 6 de enero de 1972, ilustrada por Forges.

La llegada de la democracia coincidió con la época de mayor esplendor de Forges, que como tantos otros compañeros tuvo que pluriemplearse en distintos diarios generalistas (Diario 16) y revistas satíricas (Hermano Lobo, El Jueves). Los dibujos de Forges adoptaron una personalidad propia, tanto en su forma (“bocadillos” de trazo grueso) como en su contenido. Sus viñetas crearon personajes icónicos (los náufragos paupérrimos de una isla imaginaria, el matrimonio mal avenido, el funcionario hastiado o los políticos corruptos) envueltos en situaciones delirantes inspiradas en el devenir histórico de la sociedad española de los últimos cuarenta años, con sus luces y sus sombras.

Viñeta Forges. Años 90.

Viñeta de Forges publicada en los años noventa. Fuente: Internet.

 

Los náufragos de Forges.

Los célebres náufragos de Forges. Fuente: Internet.

El lenguaje que Forges ideó fue también una seña de identidad propia. Directamente inspirado en el lenguaje de la calle, contribuyó a crear historias cómicas con las que cualquiera podía llegar a identificarse. El mensaje siempre fue una crítica costumbrista, graciosa o irónica que desembocaba en una sonrisa o en un cabeceo de consternación.

Forges creó un lenguaje propio basado en las expresiones de la gente corriente.

Forges creó un lenguaje propio basado en las expresiones de la gente corriente. Fuente: Internet.

Viñeta firmada por Forges

Viñeta firmada por Forges publicada en los últimos tiempos. Fuente: Internet.

Fundador del diario El Mundo, Forges abandonó la cabecera en 1995 para dedicarse en exclusiva a publicar el chiste editorial del día en El País, diario generalista de la competencia. Su última viñeta, publicada un día después de su fallecimiento, fue casi una despedida a la francesa en la que primó una vez más la actualidad socio-política, acompañada apenas de un discreto guiño a sus lectores (“os quiero”).

Viñeta de Antonio Fraguas publicada el día de su fallecimiento, el 22 de febrero de 2018.

Viñeta de Antonio Fraguas publicada el día de su fallecimiento, el 22 de febrero de 2018. Fuente: diario El País.

 

Última viñeta de Forges.

Última viñeta de Forges publicada en el diario El País el 23 de febrero de 2018.

Posiblemente, el dibujo de prensa sea de las pocas creaciones de autor que consigan mantener a una audiencia de fieles seguidores constante a lo largo del tiempo. Cuando los hábitos de lectura se están reduciendo al tiempo que dura un trayecto en autobús y la prensa digital es cada vez más un listado de titulares y de informaciones despersonalizadas, las viñetas humorísticas cumplen mejor que nunca las funciones del periodismo sin aditivos: informar, entretener y educar. Gracias Antonio Fraguas por ilustrar la historia social de España, por expresar en dos trazos lo esencial y, por encima de todo, por hacernos reír, en ocasiones a carcajadas.

+ info:

Antonio Fraguas, “Forges”.

Antonio Fraguas, “Forges”. Fuente: Wikipedia (Licencia CC).

Antonio Fraguas, más conocido como “Forges” (1942-2018) falleció en Madrid el 22 de febrero de 2018 a consecuencia de un cáncer de páncreas.

Forges”, su nombre artístico, es la traducción al catalán de su primer apellido. Forges comenzó su andadura como viñetista en 1973, aunque su primer dibujo de prensa data de 1964, publicado en el diario Pueblo.

Forges también destacó como escritor y director de cine y televisión.

A pesar de que nunca se postuló a ningún premio, se le concedieron, entre otros, el Premio a la Libertad de Expresión de la Unión de Periodistas de España, la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes y el Premio Internacional de Humor Gat Perich.

 

La independencia de Cataluña y la unidad de España

20 Nov

Opinión

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Banderas catalanas y españolas en Barcelona durante el Día de la Hispanidad (12 de octubre de 2017). Fuente: http://www.laregion.es (Licencia CC).

En poco más de mes y medio la crisis catalana ha pasado de “No nos moverán” a “Todos a la cárcel” y “Alguien voló sobre el nido del cuco”. Lo que comenzó siendo un conflicto político-social de baja intensidad se ha transformado en un esperpento digno de las mejores novelas del género creado por Valle-Inclán. Porque en este último episodio del separatismo catalán se ha “deformado la realidad”, se han intensificado sus “rasgos grotescos” y el lenguaje corriente se ha “sometido a una elaboración muy personal”, según la definición del término elaborada por la Real Academia (RAE).

La realidad se ha intentado desfigurar a través de noticias falsas que circulan por las redes sociales, mediante la manipulación informativa llevada a cabo por los medios afines al separatismo y hasta con la trasnochada injerencia del espionaje ruso que ha difundido información simulada en un conflicto que a efectos prácticos ni les va ni les viene. Todo ello con un resultado tan artificial que sólo ha servido para reforzar las opiniones de los más acérrimos del “procés” y para llamar la atención de un público extranjero por lo general indiferente y poco interesado en la actualidad de la vida política española.

El punto grotesco se ha manifestado en un expresidente de la Generalitat de Catalunya vacilante, endeble y temeroso, que no duda en hacer “fórum shopping” por Europa, es decir, acogerse arteramente a la jurisdicción más favorable a sus intereses, tras su sorprendente fuga a Bruselas para evitar la cárcel en España. Además hay que sumar una presidenta del Parlamento autonómico que, como Groucho Marx, cambia de ideología (“estos son mis principios, si no le gustan tengo otros”) según cómo de cerca vislumbre las rejas de una celda carcelaria.

Seguir leyendo artículo La independencia de Cataluña y la unidad de España.

80 aniversario de los bombardeos de Guernica

26 Abr

Una imagen o mil palabras

Autora: Samia Benaissa Pedriza

El guernica de Pablo Picasso.

El Guernica de Pablo Picasso. Fuente: Museo nacional Centro de Arte Reina Sofía.

El 26 de abril de 1937 la legión Cóndor alemana y la Aviación Legionaria italiana bombardearon la ciudad vasca de Guernica, defendida por los partidarios del gobierno republicano durante la Guerra Civil española. Los centenares de muertos que el ataque militar provocó, el miedo, la destrucción y el sufrimiento fueron inmortalizados en un cuadro de Pablo Picasso, destinado a convertirse en un icono del siglo XX.

La simbología del Guernica es peculiar y variada: seres humanos y animales reunidos en un mismo escenario representando escenas de La pietà, la destrucción de las artes o los fusilamientos del Tres de Mayo mezclados con el cubismo y la vida privada de Pablo Picasso.

Una única imagen para expresar el horror total de las guerras, sin palabras.

Los bombardeos sobre Guernica

Guernica no poseía ningún tipo de defensa antiaérea lo que facilitó la destrucción de la ciudad por las potencias aliadas de las tropas nacionales lideradas por el General Franco: la Alemania nazi y la Italia de Benito Mussolini. El ataque a Guernica se efectuó en tres fases que ocuparon desde las 15:30 hasta las 20:30 horas. Desde el cielo se lanzaron bombas incendiarias, seguidas de otras explosivas y de ametrallamientos sobre la población.

El 70% de los edificios quedaron destruidos y los historiadores estiman el número de víctimas mortales en 126, aunque el gobierno republicano afirmase que se produjeron más de 1.500. El eficaz sistema de alertas y refugios de la ciudad favoreció que se registrase un reducido número de bajas civiles.

Guernica bombardeada. 1937

La ciudad de Guernica, destruida por los bombardeos de la aviación alemana en 1937. Fuente: Archivos Federales de Alemania (Licencia CC).

El bombardeo de Guernica, a pesar de no ser ni el primero ni el más mortífero que sufriría la población española durante la Guerra Civil fue tomado como un símbolo intelectual del antibelicismo. El propio General Franco quedó sorprendido por la virulencia del ataque alemán y los efectos de la destrucción masiva de la ciudad. La propaganda franquista incluso llegó a negar la autoría de los bombardeos, atribuyéndola al propio ejército republicano. Los hechos solo se reconocieron en 1971, cuatro años antes del final de la Dictadura franquista.

+ info:

El Guernica fue un encargo del gobierno de la Segunda República española para ser exhibido durante la Exposición Internacional de 1937 en París. El objetivo era suscitar las simpatías de la comunidad internacional hacia los intereses republicanos durante la Guerra Civil.

Pablo Picasso

El pintor malagueño Pablo Picasso. Imagen de dominio público.

Pablo Picasso no era particularmente proclive al gobierno republicano pero aceptó el encargo convencido por sus amigos el pintor y político Josep Rinau  (quien le había concedido a Picasso el cargo de director honorario del Museo del Prado) y los escritores Max Aub y José Bergamín. Picasso solo aceptó ser pagado por los materiales utilizados para elaborar el mural.

El cuadro fue pintado en tan solo dos meses, entre mayo y junio de 1937, inmediatamente después del bombardeo de la ciudad de Guernica por la aviación alemana e italiana en abril de ese mismo año. El cuadro original mide 3.49 metros de alto por 7.76 de ancho. Desde 1981 está expuesto en el museo nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid.

Elecciones generales 20D. Aciertos y desaciertos de los candidatos en televisión

21 Dic

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Los candidatos del 20D

De izda. a dcha., Pablo Iglesias, Pedro Sánchez, Alberto Garzón, Albert Rivera y Mariano Rajoy. Fuente: Wikipedia (Licencia CC).

Hace escasamente seis meses muchos confiaban en que un cambio era posible en el panorama político español. Y tras las elecciones generales del 20 de diciembre ese cambio ha ocurrido, aunque posiblemente no en la medida en que los candidatos a presidente del gobierno esperaban. La participación electoral en estos últimos comicios no ha alcanzado las cifras de 1982, que casi rozaron el 80%. Pero el hecho de que un 73,21% de ciudadanos con derecho a voto (un 4,27% más que en las elecciones de 2011) acudiera a su cita con las urnas ya es un indicador de que los tiempos están cambiando.

O quizás no tanto. Porque la campaña electoral que ha precedido a las votaciones se ha desarrollado fundamentalmente en televisión, el medio de comunicación política por excelencia desde los años sesenta.

La campaña electoral en televisión

El debate que enfrentó a Richard Nixon contra John F. Kennedy en 1960 por primera vez en una televisión hizo historia. 70 millones de espectadores contemplaron por aquel entonces el enfrentamiento entre un candidato anticuado (Nixon) y otro perfectamente adaptado a los nuevos códigos que el medio imponía (Kennedy). Y eso que la televisión no había llegado aun a todos los hogares de los estadounidenses.

Debate Nixon-Kennedy (1960)

Debate Nixon-Kennedy celebrado en una televisión de Chicago el 27 de septiembre de 1960. (Imagen de dominico público).

En España tuvimos que esperar al año 1993 para asistir al primer debate televisado entre dos aspirantes a ocupar la presidencia del gobierno. El duelo entre José María Aznar y Felipe González fue moderado por el periodista Manuel Campo Vidal, el mismo que ha venido dirigiendo los escasos debates a dos acordados en las sucesivas citas electorales en España.

En el año 2015 ese formato ha quedado superado por las exigencias de la política-espectáculo, planteada en términos de vencedores y ganadores en los debates y programas de entretenimiento emitidos en televisión. Atrás quedaron los tiempos en que los partidos se peleaban por rebañar minutos en los informativos de televisión y emitir  las mejores intervenciones de los candidatos en sus mítines políticos.

Según un estudio de la consultora Kantar publicado en octubre de 2015, la televisión es el primer medio elegido por los españoles para seguir la campaña electoral. Un 53,8% de los ciudadanos lo prefiere por encima de los medios digitales, la radio y la prensa escrita. Y ese dato ha sido tomado muy en cuenta por los líderes políticos en liza.

Debates y más debates

En los últimos meses y días ha habido más debates, más tertulias y más espacios políticos que nunca en la historia de la televisión española. Los candidatos se han sometido al escrutinio de los espectadores en todo tipo de programas y no solo políticos: programas de humor, de entretenimiento, familiares, de entrevistas, de deportes y desafíos extremos, etc. En definitiva, una loca carrera por ser el más simpático, el más atractivo, el más cercano o el más competente. O todo ello a la vez.

Decía la periodista Ana Pastor en uno de los debates televisados en estos días que  “leer los programas de los partidos políticos también es un buen ejercicio”. Porque lo que se emite por televisión al fin y al cabo no deja de ser una simplificación y, sobre todo, una escenificación.

Debate a cuatro en A3media

Debate a cuatro organizado por Atresmedia. De izda. a dcha. Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Soraya Sáenz de Santamaría. Fuente: Internet.

Quizás por eso, los debates que se han retransmitido durante los últimos días lo han sido como si fuesen acontecimientos deportivos, creando una máxima expectación. Primero con la llegada de los candidatos a las inmediaciones del estadio-plató, seguida de la emisión del partido-debate y finalizando con  las entrevistas post-partido al término del enfrentamiento.

Debate cara a cara Sánchez-Rajoy

Debate cara a cara entre Pedro Sánchez (PSOE) y Mariano Rajoy (PP) organizado por la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión de España. En el centro de la imagen, Manuel Campo Vidal, moderador del debate. Fuente: Internet.

Todo un espectáculo televisivo. Y efectivo, porque en estas elecciones, los votantes no hemos comprado al candidato  más interesante  por Internet -no somos EE.UU ni los candidatos son Barack Obama-, ni desde luego en un mítin celebrado una  fría tarde de diciembre, sino en la teletienda de las tertulias y debates en televisión.

Aciertos y desaciertos de los candidatos

En los últimos días, los aspirantes a presidir el gobierno de España durante los próximos cuatro años han multiplicado su presencia en los programas televisivos de las cadenas públicas y privadas. Unos con mayor acierto, suerte o experiencia que otros.

En todo caso, no existe el candidato perfecto y la imagen proyectada en televisión no es el único factor que decide el rumbo de unas elecciones. El programa  electoral o la cohesión interna del partido del candidato son factores igualmente decisivos, aunque  ninguno de ellos es capaz de influir de forma aislada en el resultado de unas elecciones.

El día después de las votaciones toca hacer examen de conciencia y en el ámbito mediático, es posible que los candidatos hagan un repaso de sus aciertos y desaciertos cometidos a lo largo de los últimos días de campaña. Estos han sido algunos de los más llamativos:

Mariano Rajoy (Partido Popular):

Mariano Rajoy en "La Sexta Noche"

Mariano Rajoy durante su participación en el programa de televisión de La Sexta, “La Sexta Noche”. Fuente: Internet.

→Aciertos: participar en el encuentro con ciudadanos en el programa “La sexta Noche”. Tras una legislatura plagada de ausencias e incomparecencias ante los medios, el actual presidente del gobierno finalmente se atrevió a dar la cara de forma directa ante el electorado. Comunicó cercanía y seguridad y preparó bien sus respuestas.

→Desaciertos: declinar participar en el debate a cuatro bandas organizado por Atresmedia y proponer a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría como sustituta. Con su decisión Rajoy transmitió la imagen de un candidato anticuado, sin habilidad para desenvolverse con eficacia en los nuevos escenarios de la comunicación política.

Valoración del líder: 32% de los encuestados lo aprueba (fuente: Metroscopia para el diario El País el 14-12-2015).

Eslogan de partido: “España en serio”

Ha ganado/perdido las elecciones por: la estrategia de partido.

Pedro Sánchez (Partido Socialista Obrero Español):

Pedro Sánchez en un mítin del PSOE

Pedro Sánchez en un mitin reciente del PSOE. Fuente: Internet.

→Aciertos: ser el primer líder político que se lanzó a participar en programas ajenos a la política en televisión. La telegenia de Pedro Sánchez ha funcionado mejor en programas de telerrealidad (Sálvame) y entretenimiento que en espacios propiamente políticos.

→Desaciertos: el candidato del PSOE ha acusado un progresivo descontrol de su imagen pública en sus sucesivas comparecencias en televisión.  Su tono agresivo en el debate cara  cara con Mariano Rajoy y su ausencia de propuestas políticas le han calificado como un candidato débil y cada vez más desdibujado.

Valoración del líder: 36% de los encuestados lo aprueban como candidato (fuente: Metroscopia para el diario El País el 14-12-2015).

Eslogan de partido: “Un partido para la mayoría”

Ha ganado/perdido las elecciones por: sus carencias como candidato.

Pablo Iglesias (Podemos):

Pablo Iglesias en campaña.

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos durante un acto de campaña en diciembre de 2015. Fuente: Internet.

→Aciertos: Pablo Iglesias es uno de los ejemplos más claros de líder político nacido en la televisión (programa La Tuerka). Compensa su escasa telegenia con un dominio absoluto del lenguaje audiovisual y de los tiempos televisivos. El secretario general de Podemos es el candidato con mejor capacidad dialéctica de todos los que han intervenido en televisión durante la campaña electoral. Su mejor actuación: el debate a cuatro organizado por Atresmedia.

Desaciertos: el empleo de una retórica artificial para referirse a actos comunes de campaña como los tradicionales mítines a los que denomina “entrevistas de trabajo”. En ocasiones su discurso proyecta una imagen política utópica más propia de otros tiempos.

Valoración del líder: 35% de los encuestados lo aprueban (fuente: Metroscopia para el diario El País el 14-12-2015).

Eslogan de partido: “Un país contigo, Podemos”

Ha ganado/perdido las elecciones por: el plan de comunicación de su partido político.

→ Seguir leyendo reportaje: Elecciones generales 20D. Aciertos y desaciertos de los candidatos en televisión

Cataluña, Gran Bretaña y los riesgos de gobernar de cara a la galería

15 Nov

Conectados

Semana del 09 al 15 de noviembre de 2015

Autora: Samia Benaissa Pedriza

 David Cameron y Artur Mas (dcha.).

El primer ministro británico David Cameron y el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas (dcha.). Fuente: Guillaume Paumier y Wikipedia (Licencia CC).

La resolución independentista votada esta semana por el parlamento catalán y auspiciada por los desafíos soberanistas de Artur Mas ha encendido la mecha del desasosiego político en España. Mientras, en Europa, un envalentonado David Cameron retaba una vez más a sus socios europeos con el anuncio de un referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la UE, que se celebrará antes de finales de 2017.

Las reivindicaciones independentistas en Cataluña no son nuevas, aunque ahora han tomado impulso con el apoyo de un sector de la opinión pública, aprovechando los efectos de la crisis económica. Es claramente comprensible que la mala gestión de los asuntos públicos haya sido capaz de dinamitar la confianza de los catalanes en sus instituciones de gobierno, aunque no se trate de un asunto privativo de una sola región española.

En el Reino Unido, también parece que la crisis económica ha dado alas a los partidos minoritarios, euroescépticos y separatistas. La presión ejercida por el polémico UKIP y el descontento con Europa de un sector del partido conservador británico han obligado a David Cameron a formular una estrategia política de alejamiento de las instituciones comunitarias, al menos de cara a la galería.

En estos días David Cameron amenazaba con salirse del club europeo si sus socios no aceptan sus condiciones de permanencia, centradas básicamente en mantener con ellos una relación comercial y solo comercial. Cameron exige una mayor liberalización de las reglas del mercado único y una práctica exclusión del Reino Unido de las cooperaciones reforzadas de la Unión, en particular en todo lo que atañe a la cuestión migratoria. En definitiva, una nueva prórroga para que el Reino Unido conserve su estatus histórico de “enfant terrible” y privilegiado.

Lo curioso es que las propuestas del premier británico han sido acogidas con benevolencia por Angela Merkel, también conservadora y consciente de que las presiones del gobierno inglés no se salen demasiado del guion acordado. “Si mantenemos una voluntad real de encontrar soluciones, entonces confío razonablemente en que llegaremos a un acuerdo”, ha dicho al respecto la canciller alemana.

La maniobra de Cameron era de esperar. A nivel interno puede permitírsela porque que juega sobre seguro (nadie quiere una Unión Europea sin el Reino Unido, incluidos los británicos). Pero Artur Mas, no. Si pensaba el líder catalán que sosteniendo las tesis de los separatistas catalanes obtendría los votos necesarios para mantener un poder político erosionado por sus errores en el gobierno de la Generalitat, está claro que se equivocaba. Porque aunque Mas ha intentado apostar a caballo ganador, al final el rocín le ha salido desbocado y contestón.

Pero algo sí ha conseguido hacer bien Artur Mas: correr una tupida cortina de humo para enmascarar los problemas de gestión de los asuntos públicos de Cataluña en los últimos tiempos. Una estrategia a todas luces fracasada en el plano personal porque el triunfo electoral de los independentistas se ha logrado a costa de su más que probable desalojo del poder. No parece que Mas midiera bien las consecuencias de alinearse con las fuerzas del separatismo catalán que están resultando ser bastante más correosas de lo que en principio esperaba.

Diseñar tácticas políticas, llegar a acuerdos y forjar alianzas entre partidos es normal en un régimen democrático saneado. Que surjan nuevas voces con propuestas diferentes y hasta opuestas en una democracia es reconfortante y saludable, pero siempre que no se superen los límites de la legalidad y del Estado de Derecho. Y en esa delgada línea es donde Artur Mas ha estado balanceándose últimamente como un funambulista sin red. Si nadie lo remedia, puede que esta vez sí acabe cayendo al vacío político.

 

Opinión. La regeneración de España

28 Dic

Conectados

Semana del 22 al 28 de diciembre de 2014

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Felipe VI y Pablo Iglesias

Discurso de Navidad de S.M. Felipe VI. Fuente: http://www.cuartopoder.es. A la dcha., Pablo Iglesias, líder de “Podemos”. Autor: Olaf Kosinsky (Imágenes con Licencia CC).

En su primer mensaje de Navidad, el nuevo Rey Felipe VI se proyectaba hacia el futuro, a una España renovada y limpia de corrupción. “Necesitamos una profunda regeneración de nuestra vida colectiva”, afirmaba el monarca. Un discurso pertinente pronunciado en la misma semana en la que su hermana, la infanta Cristina era imputada por la presunta comisión de  varios delitos fiscales. En este tiempo de paz se han sucedido, además, las dimisiones de unos cuantos cargos públicos, unos saturados o enfrentados con la justicia y otros definitivamente acorralados por ella.

Felipe VI conminaba a los agentes políticos, económicos y sociales a trabajar unidos por España, anteponiendo siempre el interés de la ciudadanía. Algo que sonaba un poco a sermón de los domingos, que entra por una oreja y sale por la otra. Podemos, no se daba por aludido, sino más bien por excluido. “Se equivoca si piensa que los responsables de la crisis nos sacarán de ella”, afirmaba  en Twitter su Secretario General, Pablo Iglesias.

Ni ellos son tan castos ni yo tan  ̔casta ̓ ” decía estos días en televisión el socialista Pedro Sánchez en relación a Podemos. Rafael Hernando, el recién estrenado portavoz del PP en el Congreso cargaba un poco más las tintas: “Podemos se presenta como Don Limpio pero está lleno de suciedad, por no decir de caca”. Toda una sucesión de eslóganes descalificativos que barruntan guerra sucia a medida que se va acercando 2015 y una nueva cita decisiva de los ciudadanos con las urnas. O sea que de comunión celestial, nada de nada.

Lo que no se puede obviar es que Podemos se ha erigido en el nuevo Don Quijote de la ciudadanía. Los resultados del Euskobarómetro -recién sacados del horno- dan a la formación de Pablo Iglesias el segundo puesto en intención de voto, a un solo punto del PNV.  Unos datos que incluso mejoran  a nivel nacional, según las últimas encuestas publicadas desde que Podemos se constituyó como organización política hace apenas tres meses.

El espectro político está cambiando su configuración a marchas forzadas, lo que refleja no solo un cambio político sino un interesante cambio social. La regeneración de España parece que, por primera vez en muchos años, se originará desde las bases ciudadanas. Y que vendrá por la izquierda. ¿Pero de qué clase, con qué formas y con cuánto arranque?

El escritor Michel Houellebecq vaticinaba en El mapa y el territorio una Europa occidental futura en la que el capitalismo viviría sus últimas horas, sin que por ello los partidos de extrema izquierda consiguieran “seducir más allá de su clientela habitual de masoquistas furiosos”. Dejando a un lado la conocida provocación del escritor galo, no estaría de más analizar esa cita para conseguir atisbar alguna pista de hacia donde se moverá la sociedad española en los próximos tiempos.

De momento, el futuro de España sigue en el aire. Para 2015 el partido en el gobierno nos vende la recuperación y el de la oposición, en el todavía vigente sistema bipartidista de partidos, nos promete modernización. Podemos, mientras tanto, les deja decir, hacer y caer. En unos meses tendremos elecciones generales y nadie quiere pactar coaliciones. O sea, que el que logre formar gobierno seguirá mandando en minoría. Nada nuevo bajo el sol.

Parece que el deseo de unión fraterna lanzado al aire por el nuevo Rey en esta Navidad tendrá que esperar un año más. Al menos El niño Torres vuelve a casa por Navidad, que ya es consuelo.

 

El día de las librerías y el Black Friday

30 Nov

Conectados

Semana del 24 al 30 de noviembre de 2014

El día de las librerías y el Black Friday

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Black Friday y Día de las librerías

El día de las librerías y el “Black Friday” en España. Autora: Samia Benaissa Pedriza. Dcha., imagen de dominio público.

Por tercer año consecutivo se celebran en España dos fechas señaladas para los consumidores: el día de las librerías y el “Black Friday”. La primera posiblemente tan desconocida como la segunda, pero de cualquier modo, mucho menos atractiva en cuanto a ofertas y oportunidades.  Mientras que el día de las librerías es una iniciativa de origen nacional, el Black Friday es otra tradición más importada de EE.UU. Como Halloween. Aunque en este caso no haya nadie a quien demonizar porque se trata pura y simplemente de una estrategia de márquetin comercial.

El día de las librerías -el 28 de noviembre- se celebraba esta semana con descuentos únicos del 5% sobre el precio de venta habitual al tiempo que los establecimientos se esforzaban por atraer clientes hasta las 22:00 horas con actividades lúdicas y culturales por toda la geografía nacional. Simultáneamente, el “Black Friday” explotaba el viernes con descuentos del 20 al 50% en comercios de ropa, electrónica y grandes superficies sin olvidar las suculentas ofertas por Internet. En este último caso no ha hecho falta más que una simple cartelería. Ni siquiera se han ampliado horarios comerciales, ya extensos de por sí. Tres días para gastar, gastar y volver a gastar.

Lo que ocurre es que la respuesta del público es totalmente diferente si hablamos de productos culturales o del resto de bienes y servicios. En España no se han visto todavía las escenas de guerra que los estadounidenses son capaces de protagonizar justo el día después de “Acción de Gracias” -esperemos no acabar pronto dándole las gracias al pavo relleno también aquí-, pero que el Black Friday se celebra ya en nuestro país es un hecho consumado.

El mundo anglosajón es así: un día de recogimiento y otro para el remordimiento. Al “Thanks giving” le sucede el “Black Friday” de igual modo que al día de Navidad le sucede el “Boxing day” en Reino Unido, Canadá y muchos otros países de la Commonwealth. Lo que surgió como un único día para comprar más barato se ha ido alargando hasta los tres, cuatro o siete días. En ocasiones, se empalma con las rebajas de enero y quien sabe hasta dónde llegarán los descuentos.

Cuesta hacer pagar en España por consumir libros, cine o música de forma legal. El éxito de taquilla y de espectadores de las últimas ediciones de La Fiesta del Cine ha convencido a la industria de celebrar el acontecimiento al menos dos veces al año. Iniciativas como  la noche de los museos o el día del libro también persiguen el mismo objetivo.  Aunque la respuesta y los beneficios no sean los mismos. Y eso que según el último barómetro de la Federación de Gremios de Editores de España, el número de lectores ha aumentado hasta el 63% en los últimos años. Aunque solo el 32% de los lectores digitales asegura pagar por los libros descargados.

Diez croissants por 3 euros”, rezaba una oferta de un hipermercado en este último Black Friday mientras una larga cola de golosos consumidores esperaba su turno sin rechistar. En la Boutique de la prensa del mismo centro comercial solo se paseaban los clientes habituales de un viernes por la tarde. Cuestión de gustos quizá. O de prioridades. Felices compras compulsivas.

Crisis del Ébola. Rajoy y el peor gobierno de la democracia

12 Oct

Opinión

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Santamaría, Mato y Rodríguez

De izda. a dcha. la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, la ministra de Sanidad Ana Mato y el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Francisco Javier Rodríguez. Fuentes: http://www.cuartopoder.es, La Moncloa y http://www.madrid.org. (Imágenes con licencia CC y dominio público).

La inteligencia, la clase y el talento no se pueden ocultar. Como tampoco la incompetencia y la mediocridad. Y en los momentos de crisis institucional, política o social es cuando todo ello sale a relucir con mayor intensidad. Esta semana en la que se detectaba el primer caso de contagio de Ébola en Europa, el gobierno de España ha mostrado al mundo sus miserias una vez más. Dejando a un lado la deficiente gestión política de la crisis, lo que más está llamando la atención internacional es la penosa gestión de la comunicación institucional que está llevando a cabo el gobierno de Mariano Rajoy.

Cuando este lunes se daba a conocer la noticia de que una técnico sanitaria se había contagiado de Ébola tras atender al misionero de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, Manuel García Viejo, fallecido en Madrid el pasado 26 de septiembre, cundía la alarma en el Ministerio de Sanidad. La rueda de prensa  convocada dos horas más tarde por la ministra Ana Mato era una oportunidad perfecta para demostrar a la ciudadanía que se controlaba la situación, que los responsables sanitarios de este país saben coordinarse con eficacia y que España está a la altura de cualquier otro país moderno y desarrollado en materia de seguridad pública.

Pero una vez más la “marca España” ha sido arrastrada por el fango por sus propios ideólogos. Ausencia de comunicación fiable, sensación de improvisación y desconocimiento, comparecencias y declaraciones oficiales vergonzosas (sobre el estado de la paciente “lo que sabemos es a través de los medios de comunicación”) parecen ser marca de la casa del gobierno que preside Mariano Rajoy. Una ministra manifiestamente incompetente que ha sido desautorizada públicamente tras pasarle el testigo a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, un consejero de sanidad autonómico inoportunamente arrogante y una campaña de (des)información a la ciudadanía desfasada y superficial son razones más que suficientes para provocar la dimisión de más de un responsable.

Pero parece que los tiempos que maneja Rajoy y su gobierno no son los mismos que emplean los ciudadanos y los medios de comunicación en el año 2014. Cuando hay que dar explicaciones se delega en Soraya, se graba la comparecencia y se emite en “diferido” en ruedas de prensa sin preguntas o se pone cara de circunstancias y se mira para otro lado mientras los acontecimientos no paran de sucederse alrededor.

El estilo de comunicación política de Mariano Rajoy sorprendió a todos desde el primer momento en que ocupó la Moncloa. El presidente es un señor de cierta edad que probablemente no se maneje con soltura en el universo de los medios sociales, pero ello no puede servir de excusa para  dejar de informar a los españoles conforme a los nuevos tiempos.

A pesar de los múltiples errores, la ineptitud de la clase política instalada en el poder no parece que vaya a tener consecuencia alguna. En la historia de la democracia reciente de este país solo ha sido objeto de reprobación mediante moción en el Parlamento una ministra (Magdalena Álvarez en el año 2007). El primer intento -fallido- fue  con Manuel Núñez, ministro de Sanidad del entonces presidente Adolfo Suárez, precisamente por su gestión de otra crisis de salud pública, la intoxicación de 20.000 personas por aceite de colza adulterada que llegó a provocar la muerte de 330 españoles en el año 1981. Pero ya se sabe que este tipo de mociones no pasan de ser una reprimenda política y poco más. Que nadie espere pues dimisiones, no del gobierno de Mariano Rajoy.