Archivo | Cultura RSS feed for this section

Microrrelato. La extraña lavandería

11 Feb

Autora: Samia Benaissa Pedriza

La extraña lavandería.

La extraña lavandería. Fuente: Internet.

La doctora Zimerman despidió a su último paciente y se dirigió al cuarto de la colada. Dosificó el fragante detergente y a continuación presionó el botón de encendido de su máquina de lavar, pero no hubo señal alguna de funcionamiento. Revisó varias veces la conexión de su moderna lavadora antes de darse por vencida y reconocer que debería acudir sin demora a la lavandería del barrio. Faltaba solo una hora para cerrar.

Recorrió dos manzanas y entró en el pequeño establecimiento de paredes de cristal. Desde fuera podía verse la hilera de lavadoras de tamaño casi industrial cargadas de ropa ajena girando hipnóticamente a intervalos regulares. Sara Zimerman embutió su ropa de trabajo en el tambor de la máquina número 3. En la sala de espera permanecía solo una mujer de rasgos hispanos que parecía mirar absorta uno de los aparatos.

La doctora Zimerman comenzó a leer una revista de moda que había traído para amenizar la espera. Al poco tiempo llegó un joven desarrapado con dos bolsas de ropa sucia. Debía ser uno de los “ocupantes” del antiguo cine, ahora en ruinas y habitado por un colectivo de “artistas-activistas” -o comoquiera que se hicieran llamar- que habían tomado posesión del lugar ilegalmente.

-Buenasss tardeees, señoras…

-Buenas tardes-, dijo despectivamente la doctora Zimerman. La otra mujer no respondió, seguía en trance. Era evidente que se encontraba bajo los efectos de algún narcótico de uso común. Sara Zimerman se lamentó de la cantidad de personas que en la actualidad se medicaban sin control médico.

El joven de rastas descoloridas se sentó a su lado una vez comenzada su colada. Sacó un librito del bolsillo trasero de su pantalón y comenzó la lectura de un tratado de filosofía. A Sara Zimerman el ser humano nunca dejaría de sorprenderla. Se concentró mentalmente en la lista de la compra mientas admiraba los trajes de la última colección de Chanel.

Colección de trajes de Chanel.

Colección de trajes de Chanel. Fuente: Internet.

Al levantar un momento la vista de la revista, lo apercibió primero de refilón. Una visión alarmante hizo que la sangre se le helara en las venas. -Un ataque de pánico, ahora no, Sarita. Eso ya lo habíamos superado hace tiempo-. Respiró hondo y continuó leyendo.

Pero al poco tiempo sucumbió a la tentación y miró de nuevo. Esta vez le pareció ver fugazmente un rostro amenazador entre las brumas del jabón y la espuma del suavizante. –Demasiado Valium, Sara. Vas a tener que ajustarte la dosis nocturna-, reflexionó, y acto seguido volvió a sumergirse en otro tipo de visiones más alentadoras. Brad Pitt la miraba desde las páginas satinadas del Vogue, ataviado con un esmoquin de gala en una entrega cualquiera de premios de cine.

Media hora después, un pitido agudo indicó al joven okupa el final de su programa de lavado. Guardó su tratado, recogió su colada limpia y perfumada y se encaminó hacia la salida.

Au revoir, mesdames. Por cierto, qué máscara mássss chulaaaa …. Parece taaan real…-, dijo señalando con el dedo un tambor que centrifugaba.

-Adiós, adiós-, le respondió Sara Zimerman. – ¡Así que solo se trataba de una máscara! Debía haberlo deducido: asociaciones y disociaciones. ¡Si lo practicaba todas las semanas con la señora Braun!-.

Caía ya la tarde y su programa de secado estaba a punto de terminar. La mujer hispana, seguramente una trabajadora del hogar de mediana edad, no se había movido del sitio. A la doctora Zimerman le pareció que reunía el perfil de una mujer maltratada por la vida. Una vez a solas, decidió acercársele y hablarle de la posibilidad de recibir ayuda profesional.

Juana Ramírez, lavandera.

Juana Ramírez, lavandera y figura destacada de la independencia de Latinoamérica. Fuente: Internet.

– ¡Hola, querida!, Soy la doctora Zimerman y me gustaría poder ayudarla-. La mujer le dirigió una mirada vacía.

-A veces es mejor permitir que salga todo fuera, expresarse sin miedo, dejarlo fluir. Porque usted le teme a algo, ¿no es cierto? Por cierto, ¿cómo se llama, querida?

-Amelia-, susurró la mujer.

– ¿Y a qué le teme, Amelia? Se trata de un marido agresivo y malhablado, ¿verdad?-. La mujer asintió con la cabeza.

-No debe preocuparse, yo puedo ayudarla a mejorar su vida-. La mujer se giró entonces ante el rostro tranquilizador de la doctora Zimerman:

– Tomé la decisión mientras dormía. Corté por lo sano.

-Muy bien, querida. Hizo usted lo que debía. Hay que deshacerse del pasado ¡para poder seguir adelante!

-Sí, doñita. Lleva usted razón-. Sara Zimerman prosiguió su discurso, arrebolada:

-Los golpes, los insultos, las amenazas… ¡La perfidia debe ir directa al contenedor de la basura!

Entonces, Amelia González se levantó, abrió la puerta de la máquina número 2 y sacó aquella máscara extraña de la oscuridad que la rodeaba.

-Sin duda, la conducta humana es asombrosa-, pensó Sara Zimerman. Jamás hubiera imaginado que aquel objeto terrorífico pudiese pertenecer a una mujer como aquella. La doctora no pudo evitar mirar con repulsión los ojos sanguinolentos, el inquietante rictus de la boca y la piel tumefacta cortada a navaja.

Amelia la introdujo en una bolsa de nailon para la compra, salió del establecimiento y la tiró al contenedor de la basura. En el corto lapso de tiempo que duró el trayecto de vuelta a la lavandería, la doctora Zimerman asoció, desasoció y volvió a asociar hasta que llegó a una espantosa conclusión.

Entrando en pánico, aun pudo articular algunas palabras sin sentido: -¡Mientras dormía!, ¿La máscara?, ¡El contenedor!, ¿Amelia?-.

La esposa maltratada, que no entendía gran cosa, le replicó:

– ¡Ay mijita!, ¡Qué máscara ni que nada! ¿Pues no me dijo que botara la cabeza maldita de mi esposo, el diabólico? Allí la dejé, pues, en el saco de las inmundicias.

***************

Anuncios

Exposición. El sueño de Simón Bolívar

24 Ene

Autora: Samia Benaissa Pedriza

“El espíritu de Bolívar”

“El espíritu de Bolívar”, obra de Luis Chichón perteneciente a la exposición “El sueño de Simón Bolívar”. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

En el año 2012, el gobierno de Venezuela difundió una reconstrucción digital del rostro de Simón Bolívar, el político y militar venezolano que lideró la independencia de Latinoamérica en el siglo XIX. Lo cierto es que el culto a la personalidad construido entorno a la figura de Bolívar ha dado lugar a centenares de estatuas y retratos oficiales, pero a ninguna imagen real del que fuera presidente de la Gran Colombia (Bolívar murió en 1830, antes del desarrollo de la fotografía).

La exposición itinerante “El sueño de Simón Bolívar” reúne una muestra de cuadros y esculturas originales sobre la figura de El Libertador que representan a Bolívar desde distintos estilos y perspectivas. Las obras se alejan del formalismo de los retratos oficiales para presentar al exmandatario en otro tiempo y espacio, desde la introspección y la abstracción hasta el realismo y la figuración.

cuadro simón bolívar

“Sin título”. El pasado y el presente de Latinoamérica se unen en esta obra perteneciente a la exposición “El Sueño de Simón Bolívar”. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

retorno al futuro

“Retorno al futuro” (2010). Tomás Lorente. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

En la exposición colabora una amplia representación de países latinoamericanos (Colombia, Cuba, Venezuela, Argentina), así como un conjunto de artistas españoles, tanto noveles como de reconocido prestigio. La muestra, que ha visitado Cantabria y las ciudades de Toledo, Madrid y Berna (Suiza) está de vuelta en la capital desde el año 2015 por tiempo indefinido, aunque su destino final será Venezuela, el país natal de Bolívar.

retrato simón bolívar

“Sin título”. Obra de la pintora colombiana Clemencia de Torralvo perteneciente a la serie de retratos sobre Simón Bolívar. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

retrato simón bolívar

“Alguien susurró libertad”, retrato de Simón Bolívar pintado por el artista venezolano Miguel Santana. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

“El sueño de Simón Bolívar”, aquella unión de Estados confederados en la Gran Colombia (Bolivia, Colombia, Venezuela y Perú) no perduró en el tiempo, pero la figura histórica de Simón Bolívar sigue siendo admirada en buena parte de Latinoamérica y especialmente en los países que alcanzaron su independencia gracias a su impulso e iniciativa (Venezuela, Colombia y Ecuador).

Huella de Bolívar I

“Huella de Bolívar I” (2011). Óleo de Felipe Alarcón con temática militar dedicado a la figura de Simón Bolívar. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

batalla de Boyacá

“Batalla de Boyacá”, cuadro pintado por Marcial Rincón. La batalla fue iniciada por Simón Bolívar durante la guerra de la independencia de Colombia en 1819 y propició la liberación del virreinato de Nueva Granada. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

+ info:

cuadro el sueño de simón bolívar

“Sin título”. Obra perteneciente a la exposición “El Sueño de Simón Bolívar”. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

→Exposición itinerante “El Sueño de Simón Bolívar”. En la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid por tiempo indefinido. Ciudad Universitaria s/n. Madrid. Entrada libre.

→La Asociación Casa Cultural de Venezuela viene organizando la exposición desde el año 2011 con el fin de dar a conocer la figura de Simón Bolívar por el mundo. La exposición está comisariada por el artista hispano-venezolano Miguel Ángel Marrero Santana.

→En la exposición participan más de cuarenta artistas plásticos de América, África y Europa que han querido unirse a la celebración del bicentenario de la independencia de los pueblos latinoamericanos. Entre ellos figuran Felipe Alarcón (Cuba), Clemencia de Torralvo (Colombia), Raúl Calero, Luis Chichón, Tomás Lorente, Marcial Rincón, Sofía Tornero y Palomo Linares (España).

rostro digital simón bolívar

Reconstrucción digital del rostro de Simón Bolívar realizada a partir de un estudio antropomórfico de su cráneo por científicos venezolanos. Fuente: Internet.

En el año 2010 el Ministerio Público de Venezuela exhumó los restos mortales de Simón Bolívar para determinar las causas reales de su muerte. A pesar de que en 1830 se certificó el fallecimiento de Bolívar por una tuberculosis, los nuevos análisis practicados no fueron determinantes.

La exhumación del cadáver del exgobernante venezolano permitió efectuar una reconstrucción digital de su rostro que fue dada a conocer públicamente por el presidente Hugo Chávez.

 

 

 

Clásicos del cine y la Tv. Blade Runner

12 Dic

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Escena de Blade Runner (1982)

Escena de Blade Runner (1982) dirigida por Ridley Scott. Fuente: Internet.

→Ficha técnica: Blade Runner es una película de la Warner Bros. dirigida por Ridley Scott, un grande del cine de acción que en 1981 rodaba su cuarta película en Hollywood. Del guion se ocuparon Hampton Francher y David Peoples, encargados de adaptar la novela de 1968 de Philip K. Dick, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? La cinta, de 117 minutos de duración se rodó con un presupuesto de 28 millones de dólares y a duras penas logró recuperar la inversión inicial con la exigua recaudación obtenida durante su estreno en 1982 (33,7 millones de dólares). La banda sonora –new age- corrió a cargo de Vangelis, reciente ganador de un Oscar de la Academia por la película Carros de Fuego.

→Argumento: la película, una mezcla de géneros (neo-noir y ciencia ficción), presenta la acción en una futurible ciudad de Los Ángeles, en noviembre de 2019. La raza humana ha logrado replicarse en una nueva especie de androides, superiores en fuerza física pero no en emociones, que son empleados como esclavos en las colonias del espacio exterior. Tras una rebelión de androides, un comando rebelde de Nexus -6 llega a la Tierra poniendo en peligro la supervivencia de los humanos. Es entonces cuando entran en juego los blade runners, agentes especializados en cazar androides. Rick Deckard (Harrison Ford), detective de élite, debe localizar y “retirar” a los integrantes del comando, infiltrados entre los humanos.

→Tráiler de Blade Runner (Warner Bros., 1982). Fuente: You Tube:

→ ¿Por qué fue un éxito en su época?: A pesar del fracaso en las taquillas estadounidenses, la cinta fue aclamada por la crítica, sobre todo la europea. Los guionistas fueron capaces de hilar una historia difícil de asimilar por un público no familiarizado con la ciencia ficción y al mismo tiempo conseguir contentar a los seguidores del género, menos proclives a aceptar elementos del género policiaco. Ridley Scott ofrecía la visión de un futuro tecnológico decadente con dilemas éticos propios del siglo XXI a un público que había vivido la Guerra Fría y receptivo a la ciencia ficción distópica (poco después se estrenaría otro exitazo del cyberpunk, el primer Terminator de James Cameron, en 1984).

La película ganó tres premios BAFTA en 1982 al mejor diseño de vestuario y producción, así como a la mejor fotografía. También recibió dos nominaciones a los Oscar de 1983 en las categorías de mejores efectos visuales y dirección artística.

La ciudad de Los Ángeles reflejada en “Blade Runner” en el año 2019.

La ciudad de Los Ángeles reflejada en “Blade Runner” en el año 2019. Fuente: Internet.

→¿Cómo acusa el paso del tiempo?: La película fue considerada inicialmente un film de culto aunque ha acabado convirtiéndose en todo un clásico del séptimo arte. Blade Runner está clasificada entre las 10 mejores películas de ciencia ficción del American Film Institute y su éxito ha inspirado una secuela, Blade Runner 2049, estrenada en 2017. La nueva película, dirigida por el canadiense Denis Villeneuve, va camino de convertirse en otro clásico del cine del siglo XXI. La cinta protagonizada también por Harrison Ford y Ryan Gosling conserva el espíritu de la primera, tanto en la ambientación y los giros de novela negra como en las influencias filosóficas sobre el futuro de la raza humana (instinto de supervivencia, mortalidad vs. longevidad, libertad vs. dependencia).

Escenas de Blade Runner (1982) y Blade Runner 2049

Escenas de Blade Runner (1982) y Blade Runner 2049, ambas protagonizadas por Harrison Ford. Entre las dos tramas argumentales ha transcurrido un periodo de 30 años. Fuente: Internet.

→Tráiler de Blade Runner 2049 (Warner Bros., 2017). Fuente: You Tube:

→¿Qué fue de sus personajes?

El actor Harrison Ford.

El actor Harrison Ford. Autor: Fred946 (Licencia CC).

Harrison Ford: cuando Harrison Ford rodó Blade Runner, ya se había hecho mundialmente famoso por su papel de Han Solo en la saga de Star Wars y había comenzado ya a ser Indiana Jones. Los años ochenta y noventa sin duda fueron de Harrison Ford, que encadenó éxitos comerciales como El Fugitivo, Air Force One y Lo que la verdad esconde. En la actualidad, a sus 75 años, Ford sigue interpretando papeles protagonistas, tanto en las secuelas de Star Wars e Indiana Jones como en la última de Blade Runner. Continúa siendo uno de los actores de Hollywood más rentables en taquilla.

 

Sean Young en la actualidad.

Sean Young en la actualidad. Autor: lukeford.net (Licencia CC).

Sean Young: la actriz interpretó a Rachael, una androide experimental con recuerdos implantados que ejercía de secretaria en la Tyrell Corporation. Su papel fue clave para el desarrollo de la historia pero lo es aun más en la secuela de la original, Blade Runner 2049. La actriz obtuvo popularidad en la década de los ochenta y principio de los noventa con películas como Dune, de David Lynch (también de ciencia ficción), Wall Street, de Oliver Stone o la comedia Ace Ventura. Con los años Young ha ido cayendo en el olvido, aunque la actriz se mantiene en activo con participaciones en películas independientes y en series de televisión.

 

 

El actor Rutger Hauer.

El actor Rutger Hauer. Autor: Odessa International Film Festival. (Licencia CC).

Rutger Hauer: el actor de origen holandés dio vida a Roy Batty, el jefe del comando rebelde de Nexus-6. Resulta curioso que, en el empeño por humanizar a los androides, a estos se les atribuyera hasta nombre y apellidos. Hauer también se hizo un nombre en Hollywood a raíz de su participación en Blade Runner, papel por el que continúa siendo conocido por el gran público. Es un actor secundario prolífico que ha formado parte del reparto de filmes tan conocidos como Lady Halcón o Batman Begins o de la serie de televisión True Blood (sexta temporada).

 

El actor estadounidense de origen mexicano Edward James Olmos.

El actor estadounidense de origen mexicano Edward James Olmos. Autor: U.S. Navy (dominio público).

Edward James Olmos: en la película encarnó al policía “Gaff”, compañero de Rick Deckard, pero su papel más conocido fue el del teniente Castillo en la serie de televisión de los ochenta Corrupción en Miami. Posteriormente interpretó al padre de la cantante Selena en la película homónima de 1997. Hace una década el actor se pasó a la pequeña pantalla en las series Dexter y Agents of S.H.I.E.L.D.

 

 

 

La actriz Daryl Hannah

La actriz Daryl Hannah en una imagen actual. Autor: World Travel & Tourism Council (Licencia CC).

Daryl Hannah: fue “Pris” en Blade Runner, un “modelo básico de placer”, según rezaba el guion. Es decir, una mujer objeto, aunque también fue la combativa pareja del androide Roy Batty. En 1982, Daryl Hannah era todavía una joven actriz desconocida en Hollywood. La fama no le llegaría hasta dos años después cuando intervino en la comedia Splash interpretando a una sirena. Daryl Hannah también triunfó en los ochenta y noventa en películas como Magnolias de Acero, Wall Street o Kill Bill de Quentin Tarantino. En la actualidad, Hannah triunfa en la serie de televisión Sense 8.

 

 

+ info:

→Curiosidades del rodaje:

Cartel de Blade Runner, The Final Cut (2007).

Cartel de Blade Runner, The Final Cut (2007). Fuente: Internet.

El título inicial de la película era Dangerous Days, aunque finalmente se optó por Blade Runner, el título de una novela de William S. Burroughs (Blade Runner: A movie).

Existen siete versiones de Blade Runner: la versión inicial de 1982 destinada a proyecciones internacionales, otra versión de ese mismo año para salas estadounidenses, una versión especial para televisión, dos versiones no autorizadas empleadas en preestrenos y festivales de cine, el Director´s Cut de 1992 y, finalmente, The Final Cut lanzada al mercado en 2007 con motivo del 25 aniversario de la película.

 

Harrison Ford en el set de rodaje

Harrison Ford en el set de rodaje con el director, Ridley Scott. Fuente: Internet.

La narración en primera persona de la película se introdujo como una exigencia de los productores tras unas pruebas de audiencia. La voz en off no gustó nunca a Ridley Scott ni tampoco a Harrison Ford por lo que fue definitivamente suprimida en la versión del director, el Director´s Cut de 1992.

En esta versión también se eliminó el final de la historia proyectada en los cines en 1982. Este final se rodó con planos no utilizados de la película El Resplandor de Stanley Kubrick, debido a recortes en el presupuesto.

 

Harrison Ford, Rutger Hauer y Ridley Scott durante el rodaje de Blade Runner.

Harrison Ford, Rutger Hauer y Ridley Scott durante el rodaje de Blade Runner. Fuente: Internet.

El primer actor considerado para interpretar el papel de Rick Deckard fue Robert Mitchum. Otros fueron Sean Connery, Jack Nicholson, Paul Newman, Clint Eastwood, Peter Falk, Al Pacino, Nick Nolte, Burt Reynolds, Christopher Walken, Arnold Schwarzenegger y Dustin Hoffman.

Harrison Ford aceptó el papel del detective Rick Deckard animado por el cambio de registro, ya que el actor buscaba protagonizar un drama tras el éxito alcanzado en la saga de Star Wars. Pero pronto se desilusionó ante las exigencias de un director puntilloso, los problemas de presupuesto y las dificultades del rodaje.

 

 

Escena de Blade Runner protagonizada por la actriz Sean Young.

Escena de Blade Runner protagonizada por la actriz Sean Young. Fuente: Internet.

Sean Young, chocó durante el rodaje con el director, Ridley Scott, y con su compañero de reparto, Harrison Ford, debido a su inexperiencia como actriz. Young tenía 22 años cuando rodó Blade Runner y era solo su tercera película.

La actriz fue caracterizada como una mujer fatal de novela negra y con un  estilismo propio de los años cuarenta.

 

Escena del rodaje de Blade Runner.

Escena del rodaje de Blade Runner. La actriz Daryl Hannah, caracterizada como la replicante “Pris” aparece en primer término. Fuente: Internet.

La actriz Daryl Hannah, que interpretaba a una replicante rebelde en Blade Runner, fue maquillada con aerosoles basándose en el personaje central de Nosferatu, vampiro de la noche, un film de Werner Herzog estrenado en 1979.

La actriz tuvo que seguir una coreografía para evitar que sus ojos resultasen dañados mientras se aplicaba la tinta negra ante la cámara.

Crítica de cine. El muñeco de nieve

10 Nov

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Fotograma El muñeco de nieve

Fotograma de la película “El muñeco de nieve” (Universal Pictures, 2017). Fuente: Internet.

La llegada a los cines de El muñeco de nieve ha venido precedida por una sorprendente sucesión de malas críticas, desde su director, el sueco Tomas Alfredson, hasta el autor de la novela sobre la que se basa el thriller, Jo Nesbø. Por ello, se podría pensar que existen razones ocultas para sabotear la película o incluso que todo forma parte de una extraña estrategia de márquetin para promocionarla.

Desaciertos

La impresión que genera El muñeco de nieve no es tan mala como la pintan, ni tan buena como se esperaba. Se trata de un thriller policíaco con un argumento bastante trillado (la desaparición y asesinato en serie de mujeres -siempre mujeres- con un patrón común) que se resuelve de forma irregular y que falla no tanto en la dirección como en el montaje y la estructura del guion.

Una de las víctimas de “El muñeco de nieve”

Una de las víctimas de “El muñeco de nieve” (interpretada por la actriz Chloë Sevigny). Fuente: Internet.

→Tráiler de “El muñeco de nieve” (Universal Pictures, 2017). Fuente: You Tube:

El director, Tomas Alfredson, se justifica: “La etapa del rodaje en Noruega fue demasiado corta. No logramos desarrollar toda la historia y cuando empezamos a montar descubrimos que se había perdido mucho. Es como cuando estás haciendo un gran puzle y faltan piezas, por lo que no puedes ver bien el conjunto”. (NRK)

El escritor Jo Nesbø, en principio entusiasmado con el proyecto (“cuando me di cuenta de que la visión que los productores tenían sobre la película era la misma que la mía me alegré mucho”), matizó su opinión tras las críticas recibidas (“creo que mi libro ha sido una fuente para el director, pero ahora es su historia. El muñeco de nieve es una película que no es mi historia“).

Lo cierto es que la película comenzó siendo uno de esos proyectos de Hollywood con principio cierto y un final que no se termina de vislumbrar. Martin Scorsese, productor ejecutivo de la cinta, iba a ser su director inicial en el año 2011. Finalmente, el proyecto se fue demorando hasta que cayó en manos de Alfredson en 2014.

De la historia publicada por Jo Nesbø, Alfredson y su equipo de guionistas decidieron suprimir algunas tramas (la atracción fatal entre los detectives protagonistas, por ejemplo), así como acortar excesivamente otras (que afectan a los sospechosos) y adaptar algunos detalles que no coinciden con la narración original. Todo ello contribuye a deslavazar la trama y a dificultar el seguimiento de la acción por el espectador.

Aciertos

El film cuenta con un reparto internacional de actores que compensa en buena medida los fallos narrativos. Un solvente Michael Fassbender da vida a Harry Hole, el detective encargado de resolver los asesinatos junto a su compañera, la agente Katrine Bratt (interpretada por Rebecca Ferguson). A la pareja protagonista se unen los secundarios J. K. Simmons (algo encasillado en papeles de villano tras la impactante Whiplash), las actrices independientes Charlotte Gainsbourg y Chloë Sevigny, así como un sorprendente Val Kilmer, de vuelta a la gran pantalla tras superar recientemente una grave enfermedad.

Escena protagonizada por Rebecca Ferguson y Michael Fassbender

Escena protagonizada por Rebecca Ferguson y Michael Fassbender en el papel del detective alcohólico Harry Hole. Fuente: Internet.

 

J.K. Simmons interpreta al político y empresario Arve Støp.

J.K. Simmons interpreta al político y empresario Arve Støp. Fuente: Internet.

Los guionistas logran dibujar personajes interesantes, anodinos por fuera y muy políticamente incorrectos por dentro. Algo que se va descubriendo poco a poco, según va transcurriendo el metraje. Nadie es lo que parece, excepto Harry Hole y su alter ego, el detective Gert Rafto, quienes aceptan sin complejos su problemática naturaleza.

De El muñeco de nieve también destaca su impresionante fotografía, con planos rodados en Oslo y Bergen, ciudades noruegas donde transcurre la trama. El inicio del film rodado en la Carretera del Atlántico, impacta por su belleza y su desolación, al igual que las escenas que protagoniza Val Kilmer en el hermoso pero amenazador monte Fløyen.

 Val Kilmer (el detective Gert Rafto) en el monte Fløyen

Secuencias rodadas en exteriores: El detective Gert Rafto (Val Kilmer) dispara al aire en el monte Fløyen, en Bergen. Fuente: Internet.

El muñeco de nieve es un film de suspense convencional en su planteamiento que posiblemente haya decepcionado más a los seguidores de la novela en que se inspira que a los que la descubran ahora. La película cumple su función, que es entretener, aunque la exposición de los hechos resulte algo inconexa en una adaptación cinematográfica rodada con demasiadas prisas y una excesiva expectación.

Valoración: 3,5/5 estrellas.

+ info:

Cartel publicitario de “El muñeco de nieve”.

Cartel publicitario de “El muñeco de nieve”. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

→El muñeco de nieve se estrenó en España el 12 de octubre 2017.

Es la adaptación cinematográfica de la séptima novela negra de la serie dedicada al detective Harry Hole, publicada por el escritor noruego Jo Nesbø en 2007. Las once novelas de la serie han vendido 36 millones de libros en todo el mundo.

La película, dirigida por el director sueco Tomas Alfredson, es una coproducción de EE.UU., Gran Bretaña y Suecia. En ella participa un elenco de actores internacionales: Michael Fassbender (germano-irlandés), Rebecca Ferguson (sueca), J.K. Simmons (estadounidense), Val Kilmer (estadounidense), Chloë Sevigny (estadounidense), Charlotte Gainsbourg (franco-británica), James D´Arcy (británico), Jonas Karlsson (sueco) y David Dencik (sueco-danés).

Historias de Halloween. Houdini contra Arthur Conan Doyle

31 Oct

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Houdini. Arthur Conan Doyle

El ilusionista Harry Houdini esposado durante uno de sus números y el escritor Arthur Conan Doyle (dcha., imagen de dominio público). Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

El 31 de octubre de 1926, en la madrugada de Halloween, Harry Houdini, quien fuera el más célebre ilusionista de principio del siglo XX abandonaba definitivamente el mundo de los vivos.  Las circunstancias de su muerte fueron sorprendentes ya que el mejor escapista de la historia no fue capaz de huir de una muerte fortuita, no prevista y por consiguiente no ensayada, como todas sus performances. Houdini falleció por una inesperada peritonitis, sobrevenida tras una apuesta y pelea imprevista que el mago aceptó con unos jóvenes desconocidos unos días antes. Cuando falleció tenía 52 años.

Previamente Houdini había convenido con su esposa Bess que se comunicaría con ella a través de un código secreto, si es que existía vida en el más allá. Diez años después de su desaparición oficial y ante la falta de respuesta, Bess Houdini decidió abandonar la misión: “diez años es demasiado tiempo para esperar a cualquier hombre”, anunció. Los Houdini habían asestado el último golpe en su lucha personal contra el espiritismo que se había puesto tan de moda entre las clases altas de la época.

Sugestión vs. ilusionismo

Houdini había iniciado su particular cruzada contra el espiritismo tras la muerte de su madre en 1913. El mago, de origen húngaro, fue invitado por su amigo Sir Arthur Conan Doyle (el padre de Sherlock Holmes) a presenciar en Londres las populares sesiones de Tea and Table moving, en las que personalidades de la alta sociedad de Francia, Inglaterra o EE.UU. se reunían con médiums para comunicarse con sus familiares fallecidos en la Primera Guerra Mundial. Conan Doyle, a pesar de su intelectualidad y racionalismo era un hombre que había perdido a un hijo y a varios familiares más, y se había convertido en un adepto a la causa.

Harry Houdini y Conan Doyle

Harry Houdini y Arthur Conan Doyle durante el tiempo que duró su amistad. Fuente: Internet.

En 1922, Jean Leckie la segunda esposa del escritor inglés, aficionada como su marido al espiritismo, se ofreció a ejercer de médium para contactar con la querida madre de Houdini. Pero este pronto descubrió la farsa, ya que el presunto espíritu se dirigió a él en inglés cuando su progenitora solo hablaba húngaro en vida. Los Conan Doyle justificaron el desliz asegurando que los difuntos eran capaces de aprender otros idiomas.

Jean Leckie

Jean Leckie, segunda esposa de sir Arthur Conan Doyle, en 1922. Fuente: Internet.

El engaño dio paso al nacimiento de una profunda enemistad pública entre dos de las celebridades más admiradas del mundo del arte y del espectáculo de los años veinte. Mientras Conan Doyle seguía creyendo a pies juntillas en la existencia de espíritus y seres que habitaban en otra dimensión, Harry Houdini se esforzaba por demostrar de forma científica la falsedad de tales creencias. De nada sirvió que Houdini le revelara a Conan Doyle algunos de sus trucos ya que el escritor siguió pensando que las habilidades de su examigo eran de origen paranormal.

Houdini con el fantasma de Lincoln

Houdini junto al “fantasma” de Abraham Lincoln. El ilusionista demostró que la imagen de los espíritus que aparecían en fotografías se obtenía mediante la técnica de la doble exposición (Imagen de dominio público).

 

Houdini y un espíritu

Recreación de un fenómeno paranormal en la exposición “Houdini, las leyes del asombro” (Fundación Telefónica, 2017). Houdini intenta capturar a un presunto espíritu. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

Houdini, un ilusionista que basaba sus trucos en la técnica, la ciencia y el entrenamiento deportivo llegó incluso a defender una enmienda ante el Congreso de EE.UU. para tipificar como delito las prácticas espiritistas que se llevaban a cabo en las tertulias de la alta sociedad de su país de adopción. Aunque la propuesta finalmente no salió adelante, el ilusionista continuó denunciando en la prensa los trucos empleados por los supuestos médiums a los que desenmascaraba. Con el tiempo, y gracias al empeño de figuras públicas como Houdini, el movimiento que se había iniciado a mediados del siglo XIX en Francia perdió fuerza y credibilidad.

Houdini escapando encadenado

Harry Houdini no tenía poderes sobrehumanos sino que practicaba de forma técnica y a conciencia cómo escapar encadenado bajo el agua, en barriles, celdas o ataúdes. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

+ info:

Cartel show Houdini

Cartel anunciador de un “show” de Harry Houdini. Autora (foto): Samia Benaissa Pedriza

→A modo de homenaje, cada 31 de octubre, día de Halloween, los seguidores de Harry Houdini practican una sesión de espiritismo en la que intentan contactar con el mago desde el más allá.

A pesar de que fueron muchos los aspirantes a descifrar el código Houdini, nadie fue capaz de adivinarlo. El código estaba formado por diez palabras secretas extraídas de una carta de Arthur Conan Doyle. La esposa del ilusionista, la única persona que lo conocía, reveló finalmente su contenido: “Rosabelle, believe“. Cada letra se correspondía con un número referido a su posición en el alfabeto.

 

→La serie de ciencia ficción El ministerio del tiempo recrea en uno de sus episodios la sesión de espiritismo en la que Harry Houdini pretende comunicarse con su madre fallecida así como el engaño llevado a cabo por el matrimonio Conan Doyle. También cuenta cómo Houdini desenmascaró al español Joaquín Argamasilla, quien pretendía poseer el don de ver a través de los objetos:

Vídeo. El ministerio del tiempo. Temporada 2, capítulo 14. “Tiempo de magia”. Emitido por Televisión Española.

Exposición Brujas. Metamorfosis de Goya

18 Oct

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Maribel Verdú. El Aquelarre de Goya

La actriz Maribel Verdú participa en “El Aquelarre” de Goya gracias a la imaginación de Denise de La Rue. Autoría y Copyright: Denise de La Rue. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

 

La duquesa de Osuna

La duquesa de Osuna retratada por Francisco de Goya en 1785 (Imagen de dominio público).

En 1797, a Josefa Alonso de Pimentel, duquesa de Osuna, se le ocurrió decorar el gabinete de su casa de campo de El Capricho con una serie de cuadros sobre brujería y superstición. A finales del siglo XVIII la persecución de las brujas ya no era una costumbre propia de la Inquisición sino más bien una nueva moda surgida entre los literatos e ilustrados de la “villa y corte” de Madrid. La figura de las brujas fue satirizada por escritores y pintores de la época como el célebre Francisco de Goya y Lucientes, quien dedicó nada menos que tres series al tema: Asuntos de Brujas (por encargo de su mecenas, la duquesa de Osuna), los grabados Los Caprichos y las famosas Pinturas Negras.

Frente a la imagen de la bruja grotesca y decadente, objeto de las burlas de los intelectuales de finales del XVIII, la artista mexicana Denise de la Rue ha querido mostrar, tres siglos después, una visión luminosa del poder femenino en su serie fotográfica “Brujas”, inspirada en las seis obras de Goya que adornaron los muros del palacio de “El Capricho”. Las imágenes, de gran formato, se exponen ahora de forma temporal en otra residencia de lujo, el Palacio de Parque Florido, sede del Museo Lázaro Galdiano.

Palacio de El Capricho

Palacio “El Capricho” situado en el Parque del Capricho, en Madrid. Fuente: (Ayuntamiento de Madrid. http://www.madrid.es).

Cuatro fotografías retroiluminadas por cajas de luz destacan la presencia de las actrices españolas Maribel Verdú, Inma Cuesta, Adriana Ugarte y Bárbara Lennie. Las intérpretes Macarena García y Verónica Echegui aparecen en dos fotografías más en blanco y negro creadas a partir de tules. Todas ellas lucen vestidos de diseñadores españoles de vanguardia: Ana Locking vistió a Maribel Verdú y a Macarena García, Inma Cuesta se puso un traje de Cortana y Fernando Claro fue el responsable del estilismo de Verónica Echegui. Adriana Ugarte recurrió a Roberto Diz y Bárbara Lennie se puso dos trajes, uno de Alvarno y otro de Jorge Vázquez (en el vídeo).

Inma Cuesta. Brujas de Goya

Fotografía de la actriz Inma Cuesta, inspirada en la obra de Goya, “Las Brujas” (1797-1798). Autoría y copyright: Denise de La Rue. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

Bárbara Lennie. Brujas de Goya

La actriz Bárbara Lennie sustituye en “El Hechizado por fuerza” a don Claudio, el sacerdote que creía estar embrujado en la comedia que escribió Antonio de Zamora en 1698 y en la que Goya se inspiró para pintar su cuadro homónimo. Autoría y copyright: Denise de La Rue. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

Adriana Ugarte. Brujas de Goya

Adriana Ugarte es la nueva protagonista de “Vuelo de Brujas”, original pintado por Francisco de Goya. Autoría y copyright: Denise de La Rue. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

Para crear su serie, De la Rue se inspiró en El Aquelarre y Las Brujas, obras de la colección permanente del Museo Lázaro Galdiano, así como en Vuelo de Brujas (o El dómine Lucas) del Museo del Prado y El Hechizado por fuerza (propiedad de la National Gallery de Londres). Las otras dos pinturas que formaron parte de la serie original pintada por Goya entre 1797 y 1798, La cocina de los brujos y El convidado de piedra (o Don Juan y el Comendador), tuvieron que ser reinterpretadas a partir de fotografías históricas ya que en la actualidad se encuentran en paradero desconocido. La serie “Asuntos de Brujas” se dispersó en 1896 y no ha vuelto a ser reunida.

Macarena García. Brujas de Goya

Macarena García en una nueva versión de “El Convidado de piedra”, pintura de Goya inspirada en la obra homónima del dramaturgo Antonio de Zamora publicada en 1700 sobre el mito de Don Juan. Autoría y copyright: Denise de la Rue. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

Verónica Echegui. Brujas de Goya

La actriz Verónica Echegui participa en la recreación de “La cocina de los brujos”, de Francisco de Goya. Autoría y copyright: Denise De La Rue. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

La exposición incluye también un vídeo producido por Denise De la Rue y en el que la actriz ganadora de un Goya, Bárbara Lennie, da vida a la pintura “El aquelarre”.

Bárbara Lennie. Vídeo Brujas de Goya

Vídeo inspirado en la obra de Goya “El Aquelarre” (1797-1798), protagonizado por la actriz Bárbara Lennie. Goya se inspiró en el proceso de las Brujas de Zugarramurdi (1610), en el que se acusó a dos hermanas de asesinar a sus hijos para dar contento al diablo. Autoría y copyright: Denise de la Rue. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

+ info:

Cartel exposición Brujas de Goya

Cartel de la exposición “Brujas” en el Museo Lázaro Galdiano. Autora: Samia Benaissa Pedriza.

→ Exposición Brujas. Metamorfosis de Goya. Denise de La Rue. Hasta el 31 de octubre de 2017. Museo Lázaro Galdiano. C/ Serrano 122. Madrid.

→La exposición “Brujas” de Denise de La Rue es la continuación de la muestra “Ángelas”, que estuvo abierta al público hasta el 2 de abril de 2017 en la ermita de San Antonio de La Florida, lugar donde reposan los restos de Goya. De La Rue recreó cinco frescos del célebre pintor aragonés protagonizados por ángeles de sexo femenino. La artista mexicana también contó con la participación de cuatro actrices españolas y una colombiana: Michelle Jenner, Claudia Traisac, Anna Castillo, Natalia de Molina y Juana Acosta.

→Galería de fotos de la exposición “Ángelas”.

 

Juana Acosta. Angelas De La Rue

La actriz colombiana Juana Acosta posa para la exposición Ángelas” de Denise de La Rue. Fuente: Internet.

Original o copia. Radiohead vs. The Hollies

8 Oct

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Radiohead y The Hollies.

La banda de rock alternativo Radiohead (arriba) y los británicos The Hollies en los años setenta. Fuente: Internet.

Radiohead vuelve a estar de actualidad por la celebración de los veinte años de Ok Computer, su tercer álbum de estudio y con el que la banda se dio a conocer mundialmente. Antes la formación británica había editado Creep, un tema perteneciente a su disco de debut Pablo Honey, sospechosamente parecido a The air that I breathe una canción de The Hollies firmada nada menos que por Albert Hammond y  Mike Hazlewood en 1972. La publicación de Creep levantó serias dudas sobre si se trataba de una composición original, una versión o bien un plagio del tema de Hammond que The Hollies popularizaron en 1974. Hasta que la Justicia dictó sentencia.

Creep, de Radiohead (1993). Fuente: You Tube.

The air that I breathe de The Hollies (1974). Fuente: You Tube.

The air that I breathe de Albert Hammond (1972). Fuente: You Tube.

Valoración

Valorar si Creep es o no un plagio de The air that I breathe resultaría inútil teniendo en cuenta que hace años un tribunal británico de determinó que sí lo era. Las semejanzas son demasiado patentes como para negar la evidencia: la introducción del tema de Albert Hammond versionado por  The Hollies fue reflejada nota por nota en el puente de Creep. Incluso los propios Radiohead reconocen haber discutido acaloradamente en su día por editar el tema tal y como fue compuesto. Como fuera, solo podemos alegrarnos por la decisión final de publicarlo, ya que a pesar del plagio, de no hacerlo, la historia de la música se hubiera perdido un clásico de primer orden.

Obviando el respeto debido al gran Albert Hammond y a Mike Hazlewood, lo cierto es que The air that I breathe habría caído en el olvido si no hubiera sido por la famosa adaptación que Radiohead hicieron hace un cuarto de siglo. Veinticinco años después de su primera aparición como single en 1992, Creep se ha convertido ya en un clásico histórico y en un hit imprescindible para los fans de la banda.

+ info:

→Aunque Creep nunca alcanzó el número uno (su posición más alta fue el número dos del Billboard americano en el Hot Modern Rock Tracks) el tema obtuvo una enorme popularidad entre los seguidores del rock alternativo de los noventa.

En un principio la BBC se negó a radiarla por considerarla una canción depresiva. Paradójicamente, los propios Radiohead también llegaron a odiarla pero por considerarla demasiado comercial. De hecho la banda se negó a tocarla en directo hasta el año 2001. Fue escrita por el cantante de la banda, Thom Yorke, en 1992 aunque el guitarrista Jonny Greenwood también aparece en los títulos de crédito. En aquel año la canción pasó inadvertida hasta que un locutor de una radio estadounidense reparó en el tema y comenzó a difundirse por todo San Francisco.

De Creep se han hecho versiones por artistas consagrados como The Pretenders, Robbie Williams o Prince. Obtuvo el premio NME al mejor single.

The air that I breathe está incluida en el disco  de 1972 del cantautor Albert Hammond It never rains in Southern California (suyas son la música y la letra) y en el álbum Hollies que la banda del mismo nombre publicó en 1974 con la autorización de Hammond y Hazelwood. Al igual que Creep, de Radiohead, solo alcanzó el número dos en las listas de sencillos británicas y el número seis en el Billboard americano.

Cuando Albert Hammond y Mike Hazlewood se dieron cuenta de las semejanzas entre el tema que habían compuesto en la década de los setenta y el de Radiohead, iniciaron un proceso judicial para ser incluidos como coautores de Creep. La justicia finalmente les dio la razón.

Del tema de soft rock The air that I breathe se han hecho versiones por parte de Simply Red, K.D. Lang o Philip Everly.

Parecidos razonables. Sean Penn vs. Richard Fortus

25 Sep

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Sean Penn. Richard Fortus

El actor Sean Penn y el guitarrista Richard Fortus. Fuente: Internet.

Cabellera salvaje, mandíbula regia, boca fruncida y apéndice nasal poderoso. Esta podría ser la descripción de un soberano del medievo, de un boxeador de otra época o de un mafioso de la cosa nostra. Sin embargo, son los rasgos que comparten Sean Penn y Richard Fortus, dos celebridades a quienes su físico no ha condicionado en absoluto. Estudios de grabación y celuloide son los escenarios donde el actor de Hollywood y el segundo guitarrista de Guns´N´Roses han construido con éxito sus respectivas carreras artísticas.

→Sean Penn

Nombre completo: Sean Justin Penn

Fecha de nacimiento: el actor nació el 17 de agosto de 1960 en Santa Mónica (California, EE.UU.). Tiene 57 años. Penn se crio en una familia dedicada al cine y la televisión. Su padre era director de series de televisión y su madre actriz de Hollywood. Penn es el segundo de tres hermanos (el músico Michael Penn y el también actor Chris Penn, fallecido en 2006).

Profesión: actor y director de cine

Trayectoria profesional: Sean Penn debutó en la pequeña pantalla en 1974 en un papel episódico en la serie La casa de la pradera, dirigida por su padre, Leo Penn. En los años ochenta se dedicó de lleno al cine aunque no fue hasta una década después cuando comenzó a cosechar éxitos por parte de la crítica. Obtuvo su primer Oscar de Hollywood en el año 2003 por su interpretación protagónica en Mystic River y cinco años después volvió a repetir la experiencia en Milk. Desde 1991 ha dirigido cinco largometrajes y parte del documental sobre el 11-S, 11´09´01- September 11.

Vida privada: En 1985, cuando estaba en la cima de su popularidad, contrajo matrimonio con la cantante Madonna, aunque el matrimonio se rompió cuatro años después, entre acusaciones por malos tratos y presiones mediáticas. En 1996 volvió a casarse con la protagonista femenina de La Princesa Prometida, Robin Wright con la que ha tenido dos hijos. La pareja se divorció en 2010.

Sean Penn se ha señalado como activista político en favor de los derechos humanos. El actor, que se declara marxista, tampoco ha ocultado sus simpatías por los regímenes de Cuba y Venezuela. En 2015 llegó a entrevistar al “Chapo” Guzmán, narcotraficante huido de la justicia mexicana, para la revista Rolling Stone.

Está de actualidad por: el estreno en Europa de su última película como director, The Last Face, protagonizada por el actor español Javier Bardem y la expareja de Penn, Charlize Theron. El film, una historia de amor surgida entre dos cooperantes de ayuda humanitaria en Liberia y Sierra Leona, ha obtenido críticas dispares.

***************

→Richard Fortus

Nombre completo: Richard Fortus es su nombre completo real

Fecha de nacimiento: 17 de noviembre de 1966 (50 años). Fortus es natural de Saint Louis, Missouri (EE.UU.).

Profesión: guitarrista profesional

Trayectoria profesional: la carrera musical de Richard Fortus comenzó en 1982. A los quince años logró ser aceptado en la prestigiosa orquesta St. Louis Youth Symphony y posteriormente obtuvo una beca para proseguir sus estudios en la Universidad del Sur de Illinois. Fortus tenía claro que su especialidad iba a ser la guitarra eléctrica, aunque antes de formar su primera banda ya se había curtido en todas las especialidades (blues, jazz y rock). En la década de los ochenta formó parte de tres bandas: Pale Divine, The Psychedelic Furs y Love Spit Love. Posteriormente trabajó como músico de estudio y directo para artistas tan diversos como Ozzy Osbourne, Puff Daddy o Enrique Iglesias. También ha compuesto numerosas bandas sonoras de películas como Monster, The Fast and the Furious y Driven, además de música para videojuegos, anuncios publicitarios y programas de televisión.

Desde el año 2002 es el guitarrista rítmico de Guns´N´Roses, en la formación no original que reunió el cantante Axl Rose tras la separación de la banda en 1996. Tras la reunión de Guns´N´Roses en 2016, Richard Fortus ha mantenido su puesto en la banda.

Vida privada: Richard Fortus contrajo matrimonio en 2016 con la abogada Stephanie Howlett. Tiene dos hijas, Paisley Piper y Clover Blue, nacidas en 2005 y 2008 de su anterior matrimonio con la modelo Jennifer Teichman.

Está de actualidad por: la exitosa gira mundial que Guns´N´Roses están llevando a cabo y por el anuncio de la grabación de un nuevo disco de la banda de hard rock en más de veinte años, confirmado por Richard Fortus.

Diferencias y semejanzas

Sean Penn. Richard Fortus

El protagonista de Mystic River, Sean Penn y el guitarrista de Guns ´N´Roses, Richard Fortus (dcha.). Fuente: Internet.

Lo más cerca que Sean Penn ha estado nunca de tocar una guitarra ha sido en la película de 2011 Un lugar donde quedarse en la que interpretaba a un decadente músico cincuentón inspirado en la figura de Robert Smith, el cantante de The Cure. Nada que ver, por tanto, con las habilidades de Richard Fortus, porque el de Penn es otro tipo de talento.

Fortus y Penn comparten unos rasgos físicos potentes, pertenecen a una misma generación y han experimentado una trayectoria artística muy variada. Penn goza de la fama desde hace tres décadas mientras Richard Fortus ha estado trabajando a la sombra de distintos músicos de prestigio hasta que Axl Rose se fijó en su talento y lo incorporó a la celebérrima banda de rock Guns´N´Roses. Ahora parece ser más bien el momento de Richard Fortus, aunque no se puede descartar que Sean Penn nos vuelva pronto a sorprender con alguna película o interpretación digna de un nuevo Oscar.

La prosa del transiberiano y las pinturas de Sonia Delaunay

10 Sep

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Poema la Prosa del transiberiano

Portada, texto completo e ilustraciones del poema “La prosa del transiberiano y de la pequeña Jeanne de Francia”. Blaise Cendrars/Sonia Delaunay (1913). Imágenes de dominio público.

En 1913, el escritor Blaise Cendrars y la pintora Sonia Delaunay unieron sus fuerzas para crear el primer libro “simultáneo”, una obra híbrida escrita en verso libre bajo la forma de una balada. Un ejemplar de La prosa del transiberiano y de la pequeña Jeanne de Francia puede consultarse ahora en la exposición que el Museo Thyssen-Bornemisza ha dedicado a la artista y diseñadora de origen ruso.

El poema rememora el viaje en el tren transiberiano que Blaise Cendrars realizó cuando contaba 16 años, aunque adaptado por la imaginación del autor, que en esta versión literaria va acompañado por la “pequeña Jeanne”, una joven meretriz, desde Moscú hasta París. El poema, escrito en los primeros meses de 1913, innovó tanto por su forma (sin rima ni puntuación en algunos pasajes) como por su presentación. El texto, con una extensión de dos metros, se relaciona con las imágenes creadas por Sonia Delaunay en una edición doblada en acordeón que fue publicada por la revista de Cendrars, Les Hommes nouveaux.

Prosa del transiberiano edición acordeón

La pintura-texto “La prosa del transiberiano y de la pequeña Jeanne de Francia”. (Cendrars/Delaunay, 1913). Fuente: Internet.

Sonia Delaunay se inspiró en el ritmo irregular y entrecortado del poema, -similar al de una locomotora- para producir fragmentos desordenados de color entretejidos con la narración. Era la primera vez que poeta y pintora experimentaban con el concepto de “simultaneidad” de forma colectiva, una tendencia que, a decir verdad, carecía de auténtico sentido. El término fue empleado tanto por artistas gráficos (los futuristas, Robert y Sonia Delaunay) como por escritores (el propio Cendrars, Henry-Martin Barzun) para referirse a la modernidad en términos generales (es decir, la ruptura con todas las formas conocidas de interpretar el arte).

Cendrars y Delaunay, dos buenos amigos que había presentado el poeta Guillaume Apollinaire, trataron de explicar que su creación común representaba una forma inédita de contemplar la poesía y la pintura desde una nueva perspectiva sonora y visual. Pero, a pesar de los esfuerzos, el poema no suscitó buenas críticas.

→Fragmento del poema La prosa del transiberiano y de la pequeña Jeanne de Francia:

Le Kremlin était comme un immense gâteau tartare croustillé d’or,

Avec les grandes amandes des cathédrales, toutes blanches

Et l’or mielleux des cloches…

Un vieux moine me lisait la légende de Novgorod

J’avais soif

Et je déchiffrais des caractères cunéiformes

Puis, tout à coup, les pigeons du Saint-Esprit s’envolaient sur la place

Et mes mains s’envolaient aussi avec des bruissements d’albatros

Et ceci, c’était les dernières réminiscences

Du dernier jour

Du tout dernier voyage

Et de la mer.

→Traducción libre al castellano (Autora: Samia Benaissa Pedriza):

El Kremlin era como un inmenso pastel tártaro con crocante de oro

Con esas almendras grandes de las catedrales, tan blancas

Y el oro meloso de sus campanas…

Un monje anciano me leía la leyenda de Novgorod

Estaba sediento

Y descifraba unos caracteres cuneiformes

Cuando, de pronto, las palomas del Espíritu Santo echaron a volar sobre la plaza

Y mis manos también se izaron con el crujido de un albatros

Siendo estas, las últimas reminiscencias

Del último día

Del último y definitivo viaje

Y del mar.

→Poema completo “Prose du Transsibérien et de la petite Jeanne de France”, perteneciente al libro recopilatorio Du monde entier au coeur du monde (Blaise Cendrars, 1913):

Prose du Transsibérien (Cendrars, 1913)

Sonia Delaunay siguió trabajando en el concepto de simultaneidad, que aplicó a gran parte de sus manifestaciones artísticas, incluida la moda. Con el estallido de la revolución rusa en 1917, el matrimonio de artistas formado por Robert y Sonia Delaunay decidió instalarse en España. En Madrid, Sonia comenzó a diseñar vestidos para las mujeres de la alta burguesía con tanto éxito que terminó abriendo varias boutiques y los ingresos obtenidos por esta actividad se convirtieron en el sustento principal de la familia. Blaise Cendrars le dedicó su poema “Sur la robe elle a un corps”, inspirado en los vestidos “simultáneos” de la artista.

Contrastes simultáneos. Delaunay 1913

A la izda., “Contrastes simultáneos” (Sonia Delaunay, 1913). A la dcha., “Vestido simultáneo” (Sonia Delaunay, 1913). Fuente: Prensa Museo Thyssen-Bornemisza.

 

Vestidos simultáneos. Delaunay 1925-

A la izda., “Vestidos simultáneos (Tres mujeres, formas, colores)” pintado en 1925 por Sonia Delaunay. A la dcha., abrigo bordado diseñado para la actriz Gloria Swanson por Delaunay en 1925. La prenda está inspirada en el cuadro anterior. Fuente: Prensa Museo Thyssen-Bornemisza.

+ info:

Blaise Cendrars

El escritor Blaise Cendrars. Imagen de dominio público.

El escritor francés de origen suizo Frédéric-Louis Sauser (1887-1961), más conocido por su nombre artístico Blaise Cendrars, es popular por sus obras inspiradas en viajes reales e imaginarios, escritas tanto en verso como en prosa.

Obligado a cursar estudios de comercio por sus padres, a los 16 años huye junto a un traficante y llega hasta Rusia donde aprende el oficio de joyero. En 1912, seguro de su nueva vocación de escritor, se instala en París donde funda la revista Les Hommes Nouveaux y conoce a Robert y Sonia Delaunay.

 

Sonia Delaunay

La pintora Sonia Delaunay. Fuente: Internet.

Sonia Delaunay: su verdadero nombre era Sarah Ilínichna Stern (1885-1979) y había nacido en Ucrania, aunque se dio a conocer como la pintora y diseñadora Sonia Delaunay. Junto a su segundo marido el artista Robert Delaunay, creó el “Simultaneísmo”, una nueva corriente nacida a partir del arte abstracto de comienzos del siglo XX del que ambos fueron también importantes representantes.

→Visita virtual a la exposición “Sonia Delaunay. Arte, diseño y moda”. Museo Thyssen-Bornemisza. Paseo del Prado, 8. Madrid. Hasta el 15 de octubre 2017.

El motel del voyeur, o la crisis de credibilidad del “nuevo periodismo”

6 Ago

Lecturas de verano

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Cubierta de “El motel del voyeur”,

Cubierta de “El motel del voyeur”, del periodista Gay Talese. Editorial Alfaguara. Fuente: Internet.

Lo peor que le puede suceder a un periodista es perder la credibilidad. El asunto se agrava cuando hablamos de un grande del “nuevo periodismo” –Gay Talese-,  que ha trabajado para el New York Times y cuyo talento se basa en analizar hechos, hechos y más hechos.

La publicación del último libro de Talese, “El motel del voyeur”, ha generado una polémica sobre la ética en el uso de las fuentes periodísticas pero también ha servido para visibilizar el contraste que existe entre las nuevas y las viejas formas de hacer periodismo.

En los años sesenta existían periodistas de la competencia gozosos por encontrar fallas que resquebrajasen historias ajenas, sobre todo si estas acababan convirtiéndose en exclusivas superventas. En la actualidad, ese trabajo se lleva a cabo por razones éticas por los equipos de fast-checking de las redacciones, que vienen a realizar el mismo trabajo solo que de forma más rápida y eficaz.

Talese siempre ha defendido el periodismo activo, el ir a buscar las fuentes de información, investigar y documentarse. Y afirma que lleva sesenta años haciendo el mismo trabajo: “no se hace periodismo con Google y por email”, asegura. También lamenta que ya no existan periodistas comprometidos como Woodward y Bernstein, los reporteros del Washington Post que destaparon el caso Watergate.

Pero resulta que a Talese le ha pasado por encima la apisonadora del actual periodismo de investigación y del fast-checking a sus 84 años de edad. Y es difícil determinar la manera en que un periodista experimentado como él ha podido dejarse manipular por una fuente de información que solo cuenta medias verdades. Precisamente Talese, que siempre se ha enorgullecido de contar historias reales sobre personas.

En “El motel del voyeur” el afamado periodista describe con su peculiar estilo aséptico las experiencias como “voyeur” de Gerald Foos, propietario de un motel en Denver (EE.UU.), desde 1966 hasta 1990.

Gerald Foos

Gerald Foos en el motel que regentaba en Denver en los años sesenta. Fuente: Internet.

Según iba escribiendo el libro Talese creía realmente que las historias que iba a contar eran “un experimento sobre la realidad, diferente a lo que vemos en esa farsa que es la telerrealidad” (abc.es. 25.03.2013). Entre ellas, las prácticas sexuales de los clientes del motel y hasta el presunto asesinato de una mujer que fue estrangulada en una de las habitaciones en 1977. Hecho no registrado en los registros públicos sobre crímenes cometidos en Colorado y que Talese no fue capaz de confirmar.

El motel Manor House

El motel “Manor House” donde presuntamente ocurrieron los hechos presenciados por Gerald Foos y narrados por Gay Talese en “El motel del voyeur”. Fuente: Internet.

Tampoco comprobó Talese otros hechos que debieran haber sido documentados como que Foos no fue propietario del motel hasta el año 1969 o que lo vendió en 1980. El autor de “El motel del voyeur” declaró que el fast-checker de The New Yorker presionó a su fuente sin obtener resultados satisfactorios. Y a pesar de ello, decidieron publicar un fragmento en exclusiva. Cuando el libro salió al mercado, las antenas de la competencia se pusieron a funcionar. El contenido era demasiado sabroso (delitos de omisión del socorro, complicidad en un asesinato, violación del derecho a la intimidad) y el diario The Washington Post fue el primero en ponerse a indagar.

Nada más salir a la luz los resultados de la investigación del Washington Post, Talese tuvo que disculparse. Por haber basado su relato en una única fuente de información y en un breve ejercicio de observación participante (el periodista afirma que pasó tres días espiando huéspedes junto al dueño del motel). También por no haber sabido contrastar debidamente los datos aportados por su informante al que pagó por revelar secretos.

Gay Talese.

El periodista estadounidense Gay Talese. Autor: David Shankbone (Licencia CC).

A pesar de lo controvertido del asunto, lo que se cuenta en “El motel del voyeur” no deja de tener un valor narrativo, siempre que se no se utilice un prisma periodístico para interpretarlo. Porque de lo contrario, el resultado solo sería el fruto de un árbol podrido. Una fabulación descrita con maestría, pero sin ningún viso de credibilidad. En definitiva, una ficción literaria totalmente alejada del género que Talese encumbró hace medio siglo y que aun se conoce como “nuevo periodismo”.

+ info:

→“El motel del voyeur” comenzó siendo un artículo que Gay Talese empezó a escribir en el año 2012 utilizando información guardada en sus archivos durante décadas. Talese afirma que fue ese año cuando su fuente le autorizó a contar su historia basada en las horas que Gerald Foos, presunto propietario de un motel de Denver, pasó espiando a sus huéspedes sin que estos lo supieran.

→Las expectativas fueron tan grandes que antes de que saliese a la luz el escándalo, Steven Spielberg llegó a comprar los derechos de autor de “El motel del voyeur” para realizar una futura adaptación cinematográfica.

→Fragmento (primeras páginas) de El motel del Voyeur. Gay Talese. Ed. Alfaguara. 2017.

Primer capítulo en inglés de El motel del voyeur. Fuente: The New Yorker.