Archivo | Estilo RSS feed for this section

Parecidos razonables. Jacques de Bascher vs. Jonathan Rhys-Meyers

6 Sep

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Jacques de Bascher y Jonathan Rhys-Meyers

El dandi Jacques de Bascher con un traje dibujado sobre su torso desnudo y el actor Jonathan Rhys-Meyers (dcha.). Fuente: Internet.

Algunos parecidos razonables pueden resultar escalofriantes, sobre todo cuando nuestro sosías pertenece a una época y tiempo pasados. Un caso singular es el que protagonizan el francés Jacques de Bascher, socialité de los mundanos años setenta y ochenta, y el actor irlandés Jonathan Rhys-Meyers, casualmente especializado en interpretar personajes de época. De Bascher ya ha sido retratado en la pantalla grande en dos ocasiones, aunque no hay dos sin tres y el protagonista de Los Tudor se parece tanto al dandi francés que bien merecería la pena volver a recrear su particular vida y misterios.

→Jacques de Bascher

Nombre completo: Jacques de Bascher Petit. El francés cambió su segundo apellido -Petit- por “de Beaumarchais” para parecer más distinguido.

Fecha de nacimiento: De Bascher nació en 1951 y vivió en Neuilly, una ciudad francesa de provincias. Creció en el seno de una familia aburguesada pero no aristocrática en origen como quiso hacer creer a sus amistades, aunque su familia acabó comprando un título nobiliario. Murió en 1989 víctima del SIDA a la edad de 38 años.

Trayectoria profesional: Jacques de Bascher no tuvo nunca una profesión definida. Se convirtió en un personaje popular entre la bohemia francesa cuando se trasladó a París a comienzo de los años setenta en busca de fama y gloria. Allí conoció al modisto Karl Lagerfeld quien le introdujo en la vida artística europea. El diseñador alemán llegó a decir de él que era el francés más elegante que había conocido en su vida (a pesar de que De Bascher solía ir vestido con ropas extravagantes y anticuadas). El pintor David Hockney llegó a inmortalizarle en uno de sus dibujos ataviado con uno de sus peculiares trajes en 1974.

De Bascher colaboró puntualmente con firmas de ropa vinculadas a Lagerfeld como Fendi, para la que produjo un vídeo promocional. Y fue el “it boy” francés quien impuso a Lagerfeld el apodo de “Kaiser” por el que hoy se le conoce.

Vida privada: A pesar de que Karl Lagerfeld siempre ha negado que De Bascher fuese su amante, lo cierto es que desde que se conocieron en 1973, todos los gastos del francés corrieron a cargo del modisto alemán. Este pagaba su piso parisino en Saint Sulpice, sus caprichos, sus fiestas y su adicción a las drogas. Su vínculo duró más de quince años, incluso cuando De Bascher se inmiscuyó en la relación sentimental y profesional que mantenían Pierre Bergé y el modisto francés Yves Saint Laurent. El romance de tres años con Saint Laurent dio paso a una rivalidad eterna entre los dos modistos más poderosos de los años setenta que no acabó ni con el fallecimiento de Saint Laurent en 2008 (Lagerfeld se negó a asistir a su entierro).

Está de actualidad por: la celebración en 2016 del ochenta aniversario del nacimiento de Yves Saint Laurent. La figura de De Bascher ha cobrado actualidad a raíz del estreno en 2014 de las películas Yves Saint Laurent y Saint Laurent sobre la vida del modisto francés. Durante los años en que De Bascher permaneció al lado de Saint Laurent este dio rienda suelta a su mayor etapa creativa, cuando inventó el esmoquin femenino y se dejó llevar por el orientalismo y las transparencias.

El francés produjo el mismo efecto inspirador en su protector, Karl Lagerfeld, quien tras su muerte perdió el interés por diseñar y llegó a engordar más de treinta kilos. Parte de las cenizas de De Bascher descansan junto a las de la madre de Karl Lagerfeld.

→Jonathan Rhys-Meyers:

Nombre completo: Jonathan Michael Francis O´Keeffe. Emplea el apellido de soltera de su madre, Rhys-Meyers, para uso artístico.

Fecha de nacimiento: el actor, de 39 años, nació el 27 de julio de 1977 en el seno de una familia media de seis miembros en Dublín (Irlanda). Rhys-Meyers se crio con su madre y uno de sus tres hermanos varones, con los que convivió tras el divorcio de sus progenitores. Todos sus hermanos son músicos profesionales.

Trayectoria profesional: Rhys-Meyers fue descubierto mientras jugaba partidas de billar en los bares de la ciudad de Cork. Su traslado a Londres en los noventa supuso el inicio de su carrera como modelo (ha firmado campañas para Hugo Boss y Versace) y actor. En sus comienzos participó en películas de serie B como la coproducción española La lengua asesina (1996) y más tarde tuvo éxito en la televisión con series como Los Tudor (2008-2010). Sus mayores éxitos interpretativos llegaron con la emotiva Quiero ser como Beckham (2002) y las producciones de Hollywood Misión Imposible III (2006), Alejandro Magno (2004) y Match Point (2005), esta última a las órdenes de Woody Allen en un papel protagónico.

A raíz de interpretar al rey Enrique VIII, a Rhys-Meyers le han venido ofreciendo sistemáticamente papeles de época en series como Drácula (2013-2014) o Vikingos (2016).También se le conoce por ser un reconocido intérprete de biopics: aprovechando sus dotes para el canto ha imitado a David Bowie en la aclamada Velvet Goldmine (1998) y a Elvis Presley en la miniserie Elvis (2005) que le valió un Globo de Oro a mejor actor de telefilme.

Vida privada: recientemente el actor ha superado una adicción al alcohol que puso en peligro su vida en el año 2011, cuando fue encontrado inconsciente en su domicilio por los servicios de emergencias. Tras varios ingresos en clínicas de desintoxicación, parece que el actor ha encontrado el equilibrio personal y profesional en una carrera que ha sufrido algún bache en los últimos años. En la actualidad, y tras varias relaciones sentimentales fallidas, Jonathan Rhys-Meyers comparte su vida privada con la productora Mara Lane, con quien se prometió hace dos años.

Está de actualidad por: el próximo estreno de la película Black Butterfly, un thriller psicológico, remake de la francesa Papillon noir (2008) rodada junto a Antonio Banderas y con la que el actor vuelve a su registro más sombrío. Además Rhys-Meyers se ha incorporado al rodaje de la quinta temporada de la serie Vikingos, ambientada en la cultura nórdica y creada por Michael Hirst, el autor de Los Tudor.

Diferencias y semejanzas

Jacques de Bascher y Jonathan Rhys-Meyers

A la izda., Jacques de Bascher en una celebración social. A la dcha., perfil de Jonathan Rhys-Meyers. Fuentes: Internet y Twitter de Jonathan Rhys-Meyers.

Jacques de Bascher y Jonathan Rhys-Meyers no podrían ser más diferentes, salvando su proyección pública y su parecido físico. El dandi francés, compañero y amante de los modistos del “tout Paris” consiguió enemistar a dos amigos célebres y talentosos que nunca más volvieron a dirigirse la palabra. La intimidación que De Bascher ejercía sobre los demás era básicamente verbal -por todos era conocida su afilada lengua- mientras que la de Rhys-Meyers ha sido de orden físico en múltiples enfrentamientos con las autoridades debido a sus adicciones. Varios arrestos y condenas judiciales que parecen haber quedado ya atrás.

De Bascher y Rhys-Meyers comparten sin embargo una afición por la moda, uno como dandi oficial y el otro como modelo ocasional, si bien sus estilos se sitúan de nuevo en las antípodas. Si la vestimenta refleja la personalidad de cada cual, podríamos calificar a De Bascher como un tipo original pero extravagante. Rhys-Meyers, por el contrario sería alguien normal que sigue una moda casual actual con algunas influencias británicas.

El look de las fiestas

24 Dic

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Felices fiestas

El árbol de los mejores deseos. Fuente: Internet.

Blogosphera os desea unas felices fiestas con estilo. La que sigue es una propuesta vintage para inspirar los looks más llamativos que llevaremos puestos en los próximos días.  Ya sea en la cena de nochebuena, en  la nochevieja  más glamurosa o durante la gala de Reyes, lucir un Delphos auténtico -o en su defecto, una vaporosa prenda inspirada en él- seguro que no deja a nadie indiferente.

Vestido Delphos. Lauren Hutton.

Vestido Delphos en color crema en un posado de la actriz y modelo Lauren Hutton. Fuente: Internet.

Vestido Delphos

La creación de Mariano Fortuny se patentó en 1919 y desde entonces ha inspirado la fabricación de múltiples variantes en distintos cortes y colores. Su plisado, conocido como “plisado Fortuny”, permitía enrollar el vestido en cajas personalizadas que se enviaban a sus respectivas propietarias, la mayoría damas de la alta sociedad. Las costuras se unían mediante cuentas de cristal de Murano que también servían para recoger las mangas.  Y a menudo el vestido iba acompañado de un fajín de seda bordada a modo de cinturón.

Abalorios y caja para Delphos.

Cuentas de cristal de Murano adheridas a las costuras de los vestidos Delphos. A la dcha., caja para enrollar y transportar los Delphos. Fuente: Internet.

El vestido, que se llevaba sin ropa interior, significó en su tiempo la máxima expresión de la libertad femenina. Mujeres avanzadas como la bailarina Isadora Duncan o la actriz Sarah Bernhardt lucieron en escena vaporosos vestidos Delphos.

Vestidos Delphos. Principio siglo XX

A la izda., la Sra. de Condé Nast, esposa de un conocido empresario norteamericano, posando con un Delphos a principios del siglo XX (Dominio público). A la dcha., la mecenas Peggy Guggenheim en los años cincuenta. Fuente: Internet.

Lauren Bacall y Lauren Hutton con un Delphos

Lauren Bacall en la ceremonia de los Oscars de 1979 (izda.) y la modelo y actriz Lauren Hutton con un Delphos azul Klein en los años setenta. Fuente: Internet.

Un vestido de película

La vida de los vestidos Delphos ha tenido un largo recorrido, desde la década de los años veinte hasta 1949, año del fallecimiento de su creador. Tres décadas de esplendor de unos vestidos que a partir de los años setenta se convirtieron en auténticas joyas de coleccionistas. La patente que Mariano Fortuny registró en el año 1919 era tan única que hasta la fecha solo se han podido confeccionar imitaciones inspiradas en la creación original.

Oona O´Neill, hija del dramaturgo Eugene O´ Neill y última de las cuatro esposas de Charles Chaplin, fue una de las afortunadas en poder lucir un auténtico Delphos. Su exquisito vestido Delphos en color aguamarina ha sido recientemente adquirido por el Museo del Traje de Madrid donde puede admirarse en la exposición “Vistiendo el tiempo”. Años después, su hija Geraldine usó otro Delphos suyo en la grabación de la película “Mamá cumple 100 años”, dirigida por su esposo el cineasta español Carlos Saura en 1979.

Vestido Delphos aguamarina de Oona O´Neill

Charles Chaplin y Oona O´Neill en 1944 (Imagen de dominio público). A la dcha., vestido Delphos aguamarina de Mariano Fortuny confeccionado en 1920 y perteneciente a la esposa de Charles Chaplin. Museo del Traje. Autora: Samia Benaissa Pedriza

Geraldine Chaplin con un Delphos de su madre.

Geraldine Chaplin en Madrid con un vestido Delphos de su madre Oona, durante la grabación de la película “Mamá cumple 100 años”. Fuente: Internet.

La serie de televisión “El tiempo entre costuras” (2013), inspirada en la novela homónima de María Dueñas, muestra el proceso de confección de un falso Delphos por la protagonista, Sira Quiroga, una modista-espía en tiempos de la segunda guerra mundial. El proceso de fabricación de la pieza se lleva a cabo en el protectorado español de Marruecos en plena Guerra Civil española (1936-1939), cuando la adquisición de un Delphos en España era prácticamente imposible.

→Ver vídeo de la serie de televisión “El tiempo entre costuras” en el que se muestra el proceso de elaboración de un falso Delphos. Fuente: You Tube. Duración: 06:09 minutos

La gran pantalla también ha homenajeado a Mariano Fortuny y sus Delphos. En el drama histórico Belle du Seigneur, (2012) la modelo rusa Natalia Vodianova luce varias réplicas de vestidos Delphos. Magdalena Labuz, encargada del vestuario de la película encargó la confección de diversas copias de las creaciones de Mariano Fortuny para ser llevadas por Vodianova, protagonista del largometraje junto al actor Jonathan Rhys-Meyers. Curiosamente, la modelo es conocida por su admiración personal por los Delphos, vestidos que no duda en exhibir en actos públicos siempre que se da la ocasión.

Fotogramas de la película "Belle du seigneur".

Réplicas de vestidos Delphos de Mariano Fortuny confeccionados por Charles y Patricia Lester para la película “Belle du Seigneur” (fotogramas). Fuente: Internet.

 

Natalia Vodianova con un Delphos celeste.

La modelo Natalia Vodianova en un acto público posando con un auténtico Delphos en azul celeste. Fuente: Internet.

Los complementos de un Delphos

Originalmente, Mariano Fortuny ideó el Delphos a modo de túnica para llevar en casa mientras se tomaba el té. Las mujeres más atrevidas de la época comenzaron a utilizarlo hasta convertirlo en un vestido de noche, acompañado en ocasiones de joyas y abalorios, aunque siempre con discreción. Con el tiempo, el famoso “pliegue Fortuny” ideado para los vestidos se introdujo también en túnicas que acompañaban a algunos Delphos y hasta en pantalones que tuvieron un éxito limitado en la década de los años setenta.

En aquella época, ya sin la presencia de su creador, los vestidos Delphos de apariencia etérea fueron reinterpretados por las nuevas tendencias, rompedoras y originales. A los vestidos se les añadieron joyas de inspiración étnica, sustituyendo los abalorios originales por otros más llamativos y elaborados con materiales menos refinados que el cristal de Murano.

Gloria Vanderbilt

La empresaria Gloria Vanderbilt fotografiada por Richard Avedon para la revista Vogue en 1969. A la dcha., detalle de las joyas de Rita Delisi que Vanderbilt lució en aquella sesión fotográfica sobre sus vestidos Delphos. Fuente: Internet.

 

Julie Christie con túnica y pantalones de Mariano Fortuny.

La actriz Julie Christie con una túnica y pantalones de Fortuny, fotografiada en la residencia italiana del diseñador para la edición británica de Vogue en 1973. Fuente: Internet.

En la actualidad los Delphos han vuelto a asociarse con el glamour y la elegancia de su época original y son lucidos en las grandes celebraciones. Aunque para completar el outfit de estas fiestas, sí podríamos rescatar de los setenta algunos complementos creativos inspirados en el anillo y reloj-brazalete Pinky de Tissot de 1971. El conjunto cuenta con un singular diseño art-déco y es una creación en acero inoxidable con incrustaciones de piedras semipreciosas perfecta para realzar un Delphos en el siglo XXI.

Reloj y anillo Tissot Pinky.

Reloj-brazalete y anillo Tissot Pinky. 1971. Tissot Museum Collection. Autora: Samia Benaissa.

+ info:

Mariano Fortuny en su mesa de trabajo en el Palazzo Orfei, 1940

Mariano Fortuny y Madrazo en la biblioteca del Palazzo de Orfei en Venecia. Fuente: Internet.

Mariano Fortuny y Madrazo era hijo del célebre pintor Mariano Fortuny. A pesar de que Fortuny hijo hizo algunas incursiones en el mundo de la pintura, su mayor éxito profesional lo cosechó con su trabajo como diseñador de moda. Fortuny ideó y cosió su primer Delphos en el primer taller textil  que puso en marcha, instalado en su residencia privada del Palazzo de Orfei en Venecia (Italia).

El Auriga de Delfos.

El Auriga de Delfos.  Autor: Raminus Falcon (Licencia CC).

Para crear el Delphos, Fortuny se inspiró en la túnica que cubría a una estatua de bronce griega masculina del año 478 a.c. El Auriga de Delfos representa al conductor de un equipo deportivo cuyo carro ganó los juegos Píticos, celebrados cada cuatro años en honor de Apolo.

Los tejidos con los que se confeccionaban los vestidos Delphos procedían de Japón. La seda era su elemento básico. Mariano Fortuny tuvo serios problemas para mantener constante la producción de Delphos durante el tiempo que duró la Segunda Guerra mundial. Las restricciones a la importación de tejidos limitó notablemente  el número de vestidos confeccionados por el diseñador español afincado en Italia. Cuatro años después del final de la contienda Mariano Fortuny falleció y la producción de sus famosos vestidos se paralizó definitivamente un año después, en 1950.

 

Elena_vestida_con_túnica_amarilla_by_Joaquín_Sorolla,_1909

“Elena vestida con túnica amarilla”, de Joaquín Sorolla. Fuente: Internet.

Los vestidos Delphos fueron dados a conocer por el escritor Marcel Proust en su novela “En busca del tiempo perdido”,  escrita entre 1908 y 1922. En ella, la protagonista, Albertine, iba vestida con una túnica Delphos. Otros artistas como el pintor Joaquín Sorolla también plasmaron las creaciones de Mariano Fortuny en sus obras. El pintor retrató a una de sus hijas en el año 1909 con una túnica amarilla de Mariano Fortuny, precursora de lo que más tarde serían los vestidos Delphos.

 

Exposición "Vistiendo el tiempo".

Entrada a la exposición “Vistiendo el tiempo”. Autora: Samia Benaissa Pedriza.

El vestido Delphos aguamarina perteneciente a la esposa del actor Charles Chaplin y el conjunto de reloj-brazalete y anilllo Pinky de Tissot pueden verse en la exposición “Vistiendo el tiempo” hasta el 24 de enero de 2016 en el Museo del Traje de Madrid.

La exposición incluye una selección de vestidos de todos los tiempos junto a una muestra de relojes emblemáticos de la firma de relojería suiza Tissot. En la producción se expone el discurrir paralelo y la influencia ejercida por la moda en el diseño de piezas de relojería desde finales del siglo XIX hasta la actualidad.

Museo del Traje. Dirección: Avenida de Juan de Herrera, 2. Madrid. Horario: martes a sábado de 09:30 a 19:00. Domingo: de 10:00 a 15:00. Cerrado: lunes, 24, 25 y 31 de diciembre; 1 y 6 de enero. Entrada libre.

Reportaje. ¿Por qué vuelven los años noventa?

21 Jun

Autora: Samia Benaissa Pedriza

La serieTrue Detective

La serie de televisión “True Detective”, un loado revival de los años noventa. Fuente: Internet.

Rustin Cohle, el detective místico de la serie True Detective, ambientada en los noventa, enunciaba en uno de los capítulos finales los efectos de la teoría M: “el tiempo es un círculo plano. Todo cuanto hayamos hecho o hagamos lo repetiremos una y otra vez”.  Y esa parece ser la última tendencia en moda, cultura y sociedad porque, desde hace un tiempo a nuestras vidas han vuelto, para bien o para mal, los anodinos años noventa.

La aclamada True Detective no es más que una muestra del total de series y películas de entretenimiento que han tomado los años noventa del pasado siglo como fuente de inspiración artística. En este año 2015 las productoras hollywoodienses están confirmando el retorno de series de la época como Expediente X, Padres Forzosos  o Twin Peaks. Pero, ¿se trata realmente de recordar con nostalgia una época concreta o más bien de recuperar el tirón comercial de un producto cuyo éxito ya ha sido testado?

En el terreno musical, el indie resucita con la reunión de grupos como Los Enemigos o los míticos Blur y Oasis, que parecen estar dejando sus diferencias irreconciliables a un lado, casi dos décadas después de haberse tirado públicamente los trastos a la cabeza. Y en el universo rock hasta podría ocurrir un milagro, porque los folloneros Guns and Roses están considerando en serio lo de volver a tocar juntos de nuevo, incluido Axl Rose. La cuestión es saber cuáles son las verdaderas motivaciones de estos retornos. Porque, ¿existe una demanda auténtica por parte del público, o solo se trata de hacer dinero fácil en una época de vacas flacas?

De la estética de los noventa retornan a la calle los pantalones anchos y de talle alto (los “mom jeans”, o “pantalones de madre” no aptos para seducir), los jerséis saco dos tallas más grandes de lo necesario, los pantalones vaqueros cortos y deshilachados, las faldas de vuelo y vestidos estampados y las imperecederas bambas. En definitiva, una estética  sin personalidad y alejada de las tribus urbanas que podría adoptar todo ser humano en cualquier época histórica sin llamar demasiado la atención.

Mom jeans

La estética de la serie “Sensación de vivir” (Beverly Hills 90210) emitida en televisión entre los años 1990 y 2000 no dista demasiado de la moda urbana de 2015. A la dcha., la actriz January Jones con unos “mom jeans” en la actualidad. Fuente: Internet.

Maxivestidos estampados

Las protagonistas de “Sensación de vivir” en los años noventa. A la derecha, vestidos floreados lucidos en la actualidad por la actriz Jessica Alba y la modelo Miranda Kerr. Fuente: Internet.

Jerséis oversize

La actriz Shannen Doherty vestida con un jersey oversize en una escena de “Sensación de vivir”. La socialité Olivia Palermo (dcha.) luce una prenda similar en 2015. Fuente: Internet.

El regreso de los noventa quizá obedezca a una cuestión puramente vital. A medida que una generación cumple años y alcanza de forma independiente la capacidad de consumir, las marcas se posicionan a su alrededor ofreciendo productos y servicios que el nuevo público objetivo pueda identificar como un referente. Y la publicidad apela a las emociones, a esos momentos del pasado que nos retrotraen a nuestra infancia o adolescencia para incitarnos a recuperar instantes de felicidad vivida. Un par de anuncios emitidos en televisión o unas recomendaciones en el blog de moda de turno y la araña vintage ya nos ha atrapado en sus redes.

Videojuegos y tamagotchis

Los videojuegos de Resident Evil y los tamagotchis, unas mascotas electrónicas (dcha.), fueron muy populares en los años noventa. Fuente: Internet y Tomasz Sienicki (Licencia CC).

Desear recuperar el estilo de vida de los noventa puede resultar insólito, porque fue una década fútil, desde los puntos de vista sociológico, estético y consumista. De hecho, ¿quién es capaz de recordar algún producto de consumo típico de aquel decenio?, ¿alguna marca de ropa o innovación estilística que  no hubiera sido inventada ya?, ¿algún avance tecnológico digno de mención, exceptuando los albores de  un Internet primitivo y solo accesible para unos pocos?

Coca cola de vainilla y de cereza

Productos de consumo de los años noventa: la Coca Cola de vainilla y la de cereza (Cherry Coke). No tuvieron mucho éxito. Fuente: Internet.

Doritos 3D y rolling pizza (Pizza Hut)

Los Doritos 3D y la Rolling pizza de Pizza Hut se comercializaron en los noventa. En la actualidad su demanda casi se ha extinguido Fuente: Internet.

Bebidas energéticas y exóticas

Las bebidas energéticas (Gatorade) y exóticas (Fruitopía) se pusieron de moda en la década de los noventa. No todas las marcas sobrevivieron. Fuente: Internet.

Puede que el actual contexto de crisis económica y social haya podido servir de caldo de cultivo para el retorno de una década también caracterizada por la austeridad en muchos países del entorno occidental. Pero dada la magnitud de la primera gran crisis económica del segundo milenio y de su imponente descontento social, quizá habría que preguntarse por qué no nos hemos fijado más bien en los contraculturales años sesenta  y setenta del pasado siglo.

Lo que ocurre es que tras cada década que pasa tendemos a retrasar las manillas del reloj unos dos decenios, y aquellos “maravillosos años” ya fueron revisitados a comienzos del nuevo milenio.  Por consiguiente, ahora tocan los noventa. La moda, como casi todo, también es cíclica, y el eclecticismo de los años noventa le viene que ni pintado a una época en la que lo original consiste en mezclar todo tipo de estilos, en muchas ocasiones sin ton ni son.

Las nuevas tendencias son en realidad reinvenciones o adaptaciones de algo ya inventado: los hípsters recrean la estética contracultural beatnik de finales de los cincuenta y sesenta con un punto alternativo propio de los noventa, el neo grunge surgió hace un par de años aunque claramente ajeno a los orígenes musicales y culturales del grunge  genuino y el “chandalismo” que lucen con orgullo celebridades como Rihanna o Rita Ora bebe directamente de los looks típicos de los amantes de la cultura de club de los noventa.

Hipsters

Mix de tendencias actuales inspiradas en los años noventa: hipsters. Fuente: Internet.

Neo grunges

Mix de tendencias actuales inspiradas en los años noventa: neo grunges. Fuente: Internet.

chandalismo

Mix de tendencias actuales inspiradas en los años noventa: culto a las prendas deportivas por las cantantes Rihanna y Rita Ora (vestida por completo de amarillo “acid house”). Fuente: Internet

Lo bueno de los noventa es que  no han venido para quedarse. Como todas las modas, pasarán. Pero ahora la incógnita  que se plantea es la siguiente: ¿qué modo de vida recuperaremos dentro de diez años, cuando toque revisitar los tecnológicos años dos mil?

+ info:

→Lo que echamos de menos de los noventa:

Los programas musicales en televisión

Ver películas de estreno y vídeos en pantalla grande

Las supermodelos y el último glamour de Hollywood

Las boleras, los futbolines y la época dorada de los videojuegos

El éxito comercial del cine independiente

Las promociones culturales de la prensa escrita

Las últimas tiendas de discos y videoclubs

→Algo para olvidar:

La serie de televisión Friends

Los cortes de melena a capas en ellas y el corte tazón en ellos

Los pantalones Levi´s etiqueta roja acampanados

Las cazadoras bomber

Las modelos anoréxicas sobre las pasarelas

El chandalismo

Las gafas de pasta oversize

La ruta del Bakalao y el Chunda-chunda

Exposición El gusto moderno. Art déco en Paris 1910-1935

1 Abr

Agenda cultural

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Cuadros de la exposición art déco en la Fundación March

Cuadros de la exposición sobre el art déco en la Fundación March. Izda., “Madame Agnès” (Jean Dunant, 1927). Fuentes: http://www.cuartopoder.es y http://www.march.es (Licencia CC).

En las lujosas escaleras de primera clase del Titanic de James Cameron, donde Leonardo Di Caprio y Kate Winslet  se reencuentran, aparecen un reloj de época, varias lámparas-escultura y repujadas balaustradas. Elementos que dejaban intuir ya la llegada del art déco al siglo XX. Corría el año 1912 y la opulencia de las clases altas se manifestaba de manera ostentosa en los medios de locomoción,  los interiores, el mobiliario, la vestimenta  y, en general, en cualquier objeto de la vida cotidiana que pudiera ser exhibido con gracia.

La Fundación March recoge ahora  en Madrid una muestra de 360 objetos diseñados entre 1910 y 1935 bajo la rúbrica de “art déco”, un estilo durante mucho tiempo denostado por la historia del arte.  Entre ellos, figuran trajes de alta costura de Coco Chanel, Sonia Delaunay o Jeanne Lanvin, impresionantes joyas de Cartier,  exquisitos frascos de perfumes de la casa Guerlain, orfebrerías de vidrio, cuadros de Picasso, Juan Gris  y Braque, icónicas fotografías de Man Ray y hasta una moderna chaise longe de Le Corbusier.

Coco Chanel por Man Ray

Fotografía de Coco Chanel por Man Ray en 1935. Fuente: http://www.loffit.abc.es (Licencia CC).

El art déco y la fotografía.

El art déco en la fotografía de principio de siglo XX. Captura de vídeo autorizado para su uso web. Fuente: http://www.march.es

El art déco y la alta costura

El art déco y la alta costura. Captura de vídeo autorizado para su uso web. Fuente: http://www.march.es

El art déco, vinculado inevitablemente al capitalismo y la riqueza de la burguesía, fue casi desde el momento en que nació, vilipendiado por sus excesos estéticos. Para muchos su única función era la de llamar la atención.  Pero aunque el art déco puede resultar excesivo y  en ocasiones saturar la mirada del espectador, no se puede negar que algunas de sus creaciones  alcanzan por su perfección y calidad la categoría de auténticas obras de arte.

Lámpara-escultura art déco.

Lámpara-escultura art déco en la Fundación March. Captura de vídeo autorizado para su uso web. Fuente: http://www.march.es

La mezcla de estilos, desde el neoclasicismo y el modernismo, hasta el arte japonés o el exotismo africano, puede considerarse en sí misma toda una novedad para los cánones de la época. Una tendencia que se fue desarrollando a lo largo de la segunda mitad del siglo XX y que ha llegado hasta nuestros días.

Biombo art déco.

Biombo de estilo japonés de diez hojas de la residencia privada de la diseñadora Jeanne Lanvin. Fuente: http://www.eldiario.es (Licencia CC).

Decoración de inspiración africana.

Decoración de inspiración africana en el marco de la Exposición Colonial de 1931. Captura de vídeo autorizado para su uso web. Fuente: http://www.march.es.

Posiblemente el momento cumbre del art déco llegase en la década de los años 1920, con la Exposición Internacional de las Artes Decorativas e Industriales Modernas celebrada  en 1925 en París. Una gran feria de ilusiones materializadas desde la misma entrada del recinto con los árboles cubistas de hormigón blanco de Jan & Joël Martel colocados estratégicamente al aire libre y los asombrosos techos acristalados del vestíbulo. El  interior: una sucesión de ejemplares diversos fabricados con esmero por dibujantes, modistos, arquitectos, fabricantes industriales, orfebres y artesanos.

Muchos de los objetos (biombos, tocadores, puertas y  paneles ornamentales) fueron adquiridos por los encargados de decorar las mansiones de los millonarios de la Belle Époque, las elegantes boutiques de moda parisinas o los interiores de lujosos trasatlánticos como el Normandie, un escenario náutico de irreal exuberancia al alcance solo de los más privilegiados.

Los trasatlánticos Normandie y Titanic

Salón comedor del trasatlántico “Normandie”, decorado con vidrio esculpido Lalique en 1935. Fue comparado con la Galería de los espejos del Castillo de Versalles. Fuente: http://www.lehavrephoto.canalblog.com (Licencia Fair use). A la dcha., escaleras de primera clase del “Titanic”, hundido en 1912, en una combinación de estilos precursora del art déco. (Imagen de dominio público).

Del art déco queda la extraordinaria calidad de los materiales empleados (pan de oro, maderas nobles, joyas preciosas -nácar, platino, diamantes- suntuosas telas), así como su fabricación artesanal y su contagiosa alegría de vivir. Una forma de arte y de vida peculiar quizá solo entendida dentro de su irrepetible contexto histórico.

Ver video de la exposición El gusto moderno. Art déco en Paris 1910-1035

+ info:

Exposición El gusto moderno. Art déco en Paris 1910-1035. Fundación March. Del 26 de marzo al 28 de junio de 2015. C/Castelló, 77. Madrid. Horario: lunes a sábado de 11:00 a 20:00. Domingo: de 10:00 a 14:00. Entrada libre.

A la exposición le acompañan tres ciclos de conferencias en la Fundación March:

Sede de la Fundación March en Madrid.

Sede de la Fundación March en Madrid. Autora: Samia Benaissa Pedriza.

Ciclo de cine art déco: 9 de abril. Moderado por el catedrático de Comunicación audiovisual de la Universidad Autónoma de Barcelona, Román Gubern.

Ciclo de moda art déco: 14 de abril. Moderado por la catedrática de Arte contemporáneo de la Universidad Complutense de Madrid, Estrella de Diego.

Ciclo de Atlas art déco (recorrido histórico): 16 de abril. Moderado por el crítico de arte y director del Instituto Cervantes de París, Juan Manuel Bonet.

Con motivo de la exposición se exhibirán las películas Metrópolis (1926), del director vienés Fritz Lang (21 de abril) y Salomé (1923), de Charles Bryant, basada en el drama de Oscar Wilde (23 de abril). Ambas serán presentadas por Antonio Giménez-Rico. Horario: 19:00 horas. Entrada libre.

Exposición. Hubert de Gyvenchy y el tiempo entre costuras

9 Dic

Agenda cultural

Hasta el 18 de enero de 2015

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Givenchy y Audrey Hepburn

Fotografías de Hubert de Givenchy en su taller y Audrey Hepburn por Richard Avedon para la promoción del primer perfume de Givenchy, “L´interdit” (1957). Autora: Samia Benaissa Pedriza.

El museo Thyssen-Bornemizsa presenta la primera retrospectiva en España sobre las creaciones del modisto Hubert de Givenchy, mito viviente de la alta costura de todos los tiempos. “No merezco esto” afirmó emocionado el coutourier galo al ver su nombre sobreimpresionado en la entrada de la exposición. Aunque la opinión mayoritaria sea otra: no en vano Givenchy, alumno aventajado del genio Balenciaga, ocupa por derecho propio un lugar destacado en la historia de la moda de los últimos sesenta años.

Hubert de Givenchy es pura historia viviente. En 1952 abrió su maison en París dedicada a la alta costura. Y tan solo dos años más tarde, incorporaba los principios de esta al prêt à porter, cuando el concepto ni siquiera se había inventado todavía. Elegancia, clase, glamour y calidad en los tejidos son sus señas de identidad. En todas las épocas y con independencia de las circunstancias sociales, económicas o culturales.

Vestido de cóctel negro (1957)

Vestido de cóctel con falda abullonada en terciopelo negro y tafetán drapeado (Hubert de Givenchy, invierno de 1957). Autora: Samia Benaissa Pedriza.

Las creaciones de Hubert de Givenchy expuestas en el museo Thyssen son especiales porque se trata de un centenar de obras seleccionadas por el propio modisto en colaboración con el comisario de la muestra, Eloy Martínez de la Pera. Y esto no es nada habitual. Ha sido el propio Givenchy, de 87 años de edad, el que ha elegido cada uno de los vestidos, trajes, sombreros y complementos que adornan los maniquíes del museo. Hasta ha vuelto a dibujar algunos de los bocetos originales de sus famosos trajes.

Bocetos de Givenchy

Bocetos redibujados por el propio Hubert de Givenchy para la exposición en el museo Thyssen-Bornemisza. Autora: Samia Benaissa Pedriza.

Sombreros Givenchy

Selección de sombreros de distintas épocas y estilos elegidos por Hubert de Givenchy. Autora: Samia Benaissa Pedriza.

La mayoría de las creaciones que se exhiben en el museo Thyssen pertenecen a  distintas colecciones de la maison Givenchy así como a colecciones privadas cedidas por clientas del famoso modisto. Al recorrer cada una de las salas, el visitante tiene la impresión de estar dando un paseo por el tiempo. Desde los años cincuenta hasta el año 1995, fecha de la retirada del modisto. Desde su icónica blusa en lino Bettina (1952) hasta los trajes que lucieron Jacqueline Kennedy, la duquesa de Windsor, Carolina de Mónaco, Jerry Hall o Audrey Hepburn en grandes momentos de la historia del siglo XX.

Blusa_Bettina

La camisa “Bettina”, diseñada en 1952, fue el primer gran éxito comercial de la “maison” Givenchy. El modisto la bautizó así en honor a la modelo Bettina, famosa en la época de la posguerra. A la dcha., un boceto de la camisa del ilustrador René Gruau.

vestidos Jacky Kennedy

A la izda., abrigo rosa diseñado por Hubert de Givenchy para Jacqueline Kennedy en 1959. A la dcha., abrigo y traje de satén lucido por la esposa de JFK en una recepción en Versalles en 1961. Autora: Samia Benaissa Pedriza.

 

vestido Carolina de Mónaco

Vestido regalado por Hubert de Givenchy a la princesa Carolina de Mónaco por su quinto cumpleaños en 1960. Autora: Samia Benaissa Pedriza.

La amistad con la bella actriz de Vacaciones en Roma (1953) o Desayuno con Diamantes (1961) duró cuarenta años y surgió de forma casual. Givenchy la confundió con otra actriz de Hollywood, Katherine Hepburn, cuando la intérprete acudió a su taller para adquirir vestuario para su película Sabrina (1954). A partir de entonces Hepburn y Givenchy formaron un tándem personal y profesional que dio como fruto algunas de las imágenes más icónicas del séptimo arte en películas como Una cara con ángel (1957), Encuentro en París (1964) o Cómo robar un millón (1966).

vestidos Audrey Hepburn

A la izda., célebre taje de satén negro que lució Audrey Hepburn en “Desayuno con diamantes” (Givenchy, 1961). En la imagen de la dcha., vestido de Givenchy lucido por la actriz en “Cómo robar un millón” (1966). Autora: Samia Benaissa Pedriza.

La trayectoria de Givenchy solo se puede interpretar dentro de un contexto histórico determinado. Como cuenta el propio diseñador, la alta costura era posible cuando existían clientas fieles a un estilo propio y a un diseñador.  Audrey Hepburn fue sin duda alguna la que mejor se identificó y entendió la iconografía del diseñador. “Es él quien me ha dado un look, un estilo, una silueta propia”, reconocía la actriz, fallecida en 1993.

Vestido rojo Audrey Hepburn

Vestido de noche en raso rojo con cuerpo de plumas y fajín de lentejuelas que perteneció a Audrey Hepburn. Es un Hubert de Givenchy conservado en el Museo del Traje/CIPE (1992-1994). Autora: Samia Benaissa Pedriza.

La casa Givenchy alcanzó su máximo esplendor en los años sesenta. Las mujeres con influencia y proyección pública de la época -princesas, aristócratas, primeras damas, actrices de Hollywood- querían ir vestidas por el modisto de la mañana a la noche. Ello posibilitó la elaboración de varias colecciones al año que se vendían para ser lucidas en el día a día de sus dueñas y no solo en ocasiones especiales.  Givenchy recuerda ahora con nostalgia aquella época y se lamenta de que las casas de alta costura se dediquen más a otras cosas (venta de perfumes y complementos): “Para mí, la moda es el pasado”, afirma el modisto.

vestidos Jerry Hall y Wallis Simpson

Vestido de noche en punto de seda de Jerry Hall, modelo y exesposa de Mick Jagger, perteneciente a la colección de invierno de 1975. A la dcha., vestido de luto encargado a Givenchy por Wallis Simpson para el entierro de su esposo, el duque de Windsor, en 1969. Autora: Samia Benaissa Pedriza.

Los años setenta y ochenta dieron lugar a más diseños innovadores como el traje saco, el uso del cuero en el prêt à porter o los trajes de novia en rosa. Y todo ello sin olvidar los espléndidos trajes de noche en negro del maestro Givenchy elaborados en materiales nobles y formas limpias.

trajes de novia Givenchy

Trajes de novia de todas las épocas de la “maison”Givenchy (1984-1995). Autora: Samia Benaissa Pedriza.

 

trajes prêt à porter Givenchy

Trajes de la colección “prêt à porter” de Givenchy en cuero (piel de cordero) de 1991.

vestidos noche Givenchy

De izda. a dcha. trajes de noche de la colección Hubert de Givenchy de 1987, 1995 y 1994. Autora. Samia Benaissa Pedriza.

A mediados de los años noventa, con 68 años, Givenchy decidió retirarse con un desfile en el que participaron tanto modelos icónicas (Carla Bruni) como costureras anónimas para el gran público pero que habían acompañado al modisto en su larga andadura profesional. Posiblemente Givenchy cerraba no solo un desfile sino también el final de una época.

En este otoño-invierno de 2014 las tendencias en las pasarelas se centran en la comodidad y el estilo trendy. Karl Lagerfield (Chanel) ha presentado sus propuestas para la primavera-verano de 2015 con un desfile reivindicativo sobre los derechos de las mujeres en las calles de París. La casa Schiaparelli -donde Givenchy comenzó su carrera- acaba de rescatar la alta costura tras décadas de ostracismo y Riccardo Tisci, el actual sucesor de Givenchy en su maison no goza de la simpatía del maestro. Con la ausencia de Balenciaga e Yves Saint Laurent y con Givenchy jubilado, ¿es el signo de los tiempos o es que realmente estamos ante un nuevo tiempo entre costuras?

+ info:

Exposición Hubert de Givenchy. Museo Thyssen-Bornemizsa. Paseo del Prado, 8. Madrid. Hasta el 18 de enero de 2015. Horario: lunes a domingo de 10:00 a 19:00. Viernes y sábados: de 10:00 a 21:00.

Los diseños de Givenchy se exponen junto a quince obras pictóricas del museo Thyssen de Zurbarán, Rothko, Miró, Delaunay y Georgia O´Keeffe. Las obras también han sido elegidas por el propio modisto para ser mostradas junto a sus vestidos en la exposición.

→Ver fotogalería de la exposición.

→Ver video de la exposición. Fuente: RTVE. Duración: 01:17 minutos.

video Hubert de Givenchy

¿Por qué lo llaman “it girl” cuando quieren decir “pija”?

5 May

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Anuncio publicitario protagonizado por Miranda Makaroff.

Anuncio publicitario protagonizado por Miranda Makaroff. Fuente: Facebook.

Estos días inundan las páginas de revistas y suplementos dominicales unos anuncios de la marca Tampax protagonizados por la “it girl” Miranda Makaroff. Muchos se preguntarán qué es eso de “it girl” y quién es Miranda Makaroff. Buena pregunta porque, por muy “in” o moderno que uno quiera parecer, lo cierto es que ni una ni otra cosa están claras.

La expresión “it girl” comenzó a oírse en boca de personajes vinculados a la moda y la publicidad hace algunos años. Después pasó a los medios de comunicación quienes lo generalizaron sin discriminación y ahora se escucha en todo tipo de conversaciones entre cool y de andar por casa. Para ser sinceros nadie tiene un conocimiento exacto del significado de la famosa expresión. Ni siquiera su creadora Elinor Glyn, quien en la década de los años veinte publicó un artículo de revista en el que definió el genérico “it” como  “esa cualidad que poseen algunos que atrae a todos los demás con su fuerza magnética. Con “eso” se gana a todos los hombres si eres mujer y a todas las mujeres si eres hombre”. Una definición cristalina, como se puede comprobar.

El artículo de Elinor Glyn inspiró una película -“It protagonizada por la estrella de la Paramount Clara Bow, de donde parece surgir el modelo de chica para todo con carisma pero sin exuberancias ni demasiadas estridencias.  O sea, nada de “material girls” o “suicide blondes”. Aunque en el inicio de los tiempos la propia Clara Bow identificara a Marilyn Monroe como una “it girl” (ni ella misma sabía por dónde iban los tiros).

Con el tiempo fueron surgiendo “it girls” por doquier en función de  las exigencias de la popularidad de cada época: desde la andrógina Edie Sedgwick, niña bien californiana, modelo y musa transitoria de Andy Warhol, hasta las groupies y novias de estrellas del rock como Annita Pallenberg (pareja de Keith Richards, de los Rolling Stones), pasando por la incombustible y longeva modelo de los noventa Kate Moss.

De repente un día hago de actriz, otro hago otra cosa…”, dice Miranda Makaroff. Y la marca de tampones para la que ha prestado su imagen lo recalca en su publicidad: “la it girl Miranda Makaroff puede hacerlo todo con Tampax Pearl”. En eso sí parece que algo ha cambiado, porque frente a las it girls de la primera mitad del siglo XX, que surgían sin excepción de los estudios de cine hollywoodiense (Audrey Hepburn, Brigitte Bardot), las actuales son unas auténticas desconocidas por el gran público.

Y en la actualidad, prima además la dispersión: Olivia Palermo, Alexa Chung, Poppy Delevingne o la propia Miranda Makaroff no tienen una profesión definida. Son “blogueras”, diseñadoras a ratos, actrices eventuales, pincha discos ocasionales, modelos publicitarias a tiempo parcial y en definitiva, celebrities con tarifa plana y mucho tiempo libre. Resulta revelador que entre las últimas generaciones de it girls no haya mujeres médicos ni abogadas o ingenieras, por poner un ejemplo. “El arte y la fantasía son mi vida, lo irreal y la magia es lo que me hace más feliz y es lo que me gusta transmitir al mundo a través de lo que hago” asegura María Forqué, otra it girl hija de famosos que va a debutar en el cine en la próxima película de su padre, el director de cine Juan Luis Iborra.

→Ver vídeo “It girl” del guionista y realizador Oriol Puig Playà emitido el 05-03-2014 en el programa Alaska y Coronas en la cadena de televisión La 2. En el corto se parodia el mundo de las denominadas it girls. Duración: 03:01 minutos:

El reino de las it girls del siglo XXI parece estar localizado en ese “país de nunca jamás” que es la moda. Un mundo de fantasía, irreal, desconectado de la realidad cotidiana -aunque quizás no tanto, no hay más que ver a sus últimas musas y a sus cientos de imitadoras, la mayoría sin medidas de pasarela-. Es un universo de reinas al servicio de las casas de moda y que sublima la imagen de la mujer normal proyectada a través de cientos de looks diferentes. Son tantos los outfits que desde sus blogs de moda nos proponen las it girls que a veces no pueden evitar repetirse (que se lo digan a la it girl -a su pesar- nacional Paula Echevarría).

Si lo pensamos bien, el fenómeno it girl es tan viejo como la moda y la propia publicidad. Ahora nos lo venden como algo sofisticado, glamuroso y sobre todo moderno e innovador. Pero que nadie se engañe: no es más que otro truco de mercadotecnia. It girls, chicas populares o simplemente “pijas”, lo que de verdad importa es que vendan. Lo que sea y como sea pero que vendan.

+ info:

Las it girls actuales rondan los treinta años de edad y se las puede clasificar en función de su propio estilo, que se esfuerzan en definir con ahínco.

Miranda Makaroff, de treinta años de edad,  es hija de la diseñadora de moda española Lydia Delgado y del músico argentino Sergio Makaroff.

María Forqué, de veinticinco años, hija de la actriz Verónica Forqué y del director de cine Juan Luis Iborra es otra it girl nacional conocida por su participación en el polémico anuncio de los bolsos “amazona” de la marca Loewe. La casa de moda reunió a un ramillete de jóvenes indolentes de buena familia para promocionar su campaña de 2012. El vídeo fue duramente criticado por la excesiva frivolidad que transmitía.

Especial Premios Oscars 2014. “Y el ganador es… 12 años de esclavitud”

3 Mar

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Los premios Oscar 2014

Los Oscars de Hollywood en su 86ª edición de 2014. Fuente: http://www.entretengo.com (Licencia CC).

Corrían rumores de que la 86ª ceremonia de entrega de los Oscars iba a ser de lo más tradicional. Según las encuestas, lo que los estadounidenses más deseaban era retroceder en el tiempo hasta los orígenes del glamour y de las buenas películas. Y en realidad, la gala de la pasada noche puede describirse como bastante convencional. Todo fue muy previsible, desde los chistes de la presentadora, Ellen DeGeneres -un clásico- hasta los números musicales (infinitamente mejores que el que sufrimos en la última gala de los Premios Goya), sin olvidar, por supuesto, a los ganadores.

No hubo sorpresas en ese sentido: mejor actriz y actor principal, Cate Blanchett y Matthew McConaughey; mejores secundarios, Jared Leto y Lupita Nyong´O; mejor director, Alfonso Cuarón por Gravity, y mejor película, 12 años de esclavitud. Todo muy repartido, para que no se queje nadie. La intensa y extensa promoción de las películas sometidas a la votación de los  5.830 miembros de la Academia de Cine de Hollywood parece que por fin ha dado sus frutos. Aunque este año, casi ni hacía falta. Porque no se recuerda en los últimos tiempos una edición que reuniese tantas buenas obras cinematográficas como la actual. Los nueve films nominados a mejor película ya eran un aviso para navegantes. Sin embargo, las apuestas finales redujeron el círculo a las tres más taquilleras: Gravity, American Hustle (La Gran estafa americana) y 12 años de esclavitud.

escena 12 años de esclavitud

Michael Fassbender haciendo de villano en “12 años de esclavitud”. Fuente: http://www.eldiario.es (Licencia CC).

escena de Gravity

Sandra Bullock en una escena de “Gravity”. Fuente: http://www.eldiario.es (Licencia CC).

escena de American Hustle

El elenco de “American Hustle” en una escena de la película. Fuente: www. eldiario.es (Licencia CC).

Al final ganó la película que tenía que ganar. Porque en esta categoría, lo que más se valora en esencia es la historia y como ha sido contada a los espectadores. En definitiva, se premia una producción, más que un conjunto de interpretaciones virtuosas o de recursos técnicos espectaculares. Para eso ya están el resto de categorías.

Steve Mcqueen en los Oscar 2014

Steve McQueen, director de “12 años de esclavitud” comentando sus impresiones ante los medios en la alfombra roja. Captura de pantalla (Copyright: RTVE).

escena de 12 años de esclavitud

Una escena de la película ganadora, “12 años de esclavitud”, con su actor protagonista, Chiwetel Ejiofor. Fuente: http://www.walabi.cl (Licencia CC).

Nada que objetar respecto al resto de premiados. La actuación de Cate Blanchett olía indiscutiblemente a Oscar, a pesar de que Blue Jasmine solo lograra tres nominaciones. Y el reconocimiento de Matthew McConaughey llega después de una serie de buenas elecciones artísticas que parecen redimirle ahora de su pasado como toy boy de comedia ligera. Algo parecido le ha ocurrido a  su compañero de reparto en Dallas Buyers Club, Jared Leto, casi ausente de la interpretación en los últimos tiempos y dedicado más a su exitosa banda 30 Seconds to Mars que a otra cosa.

Cate Blanchett en Blue Jasmine

Cate Blanchett en su papel de esposa arruinada de un financiero sin escrúpulos en “Blue Jasmine”. Fuentes: http://www.20minutos.es (izda.) y http://www.eldiario.es (Licencia CC).

Lástima que el premio solo se lo pueda llevar uno, porque a Leonardo DiCaprio ya le va llegando la hora (si no, corre el serio riesgo de convertirse en un segundo Tom Cruise). Quizá demasiada competencia también para Bruce Dern (padre de la actriz Laura Dern), un actor poco conocido por el gran público pero con una extensa filmografía, que hubiera merecido llevarse el galardón por su conmovedor papel de anciano en Nebraska.

Actores nominados a los Oscar 2014

Los nominados a los Oscar 2014. De izda. a dcha., Christian Bale, Bruce Dern, Leonardo DiCaprio, Chiwetel Ejiofor y Matthew McConaughey . Fuente: http://www.los extras.es (Licencia CC).

Anécdotas de la gala

Hablando de mejores actores, la gala de este año no podía olvidarse del gran Philip Seymour Hoffman, cuando justo ayer se cumplía un mes de su trágica desaparición. El público desde sus casas y los asistentes congregados en el Dolby Theatre (antiguo teatro Kodak) vivieron uno de los momentos más emotivos de la noche durante el sentido homenaje “in memoriam” que desde la Academia de Hollywood se le rindió, entre los artistas fallecidos de este año.

Pero también hubo momentos para la diversión como el reparto de pizzas entre los asistentes (vimos a Brad Pitt comiendo a dos carrillos), o el selfie (autofoto) de famosos más numeroso que se conoce hasta la fecha que corrió a cargo del actor Bradley Cooper. La imagen, colgada en la cuenta de Twitter de Ellen DeGeneres lleva superados los 2,5 millones de reenvíos.

Selfie 12 famosos Oscars 2014

“Selfie” con 12 famosos: Bradley Cooper, Ellen DeGeneres, Jennifer Lawrence, Jared Leto, Julia Roberts, Kevin Spacey, Angelina Jolie, Brad Pitt, Meryl Streep, Lupita Nyong´O y su hermano Peter y Channing Tatum. DeGeneres subtituló la fotografía con un lastimero “Ojalá el brazo de Bradley fuera más largo. La mejor foto de la historia”. Fuente: cuenta de Ellen DeGeneres en Twitter.

Ver fotogalería de la ceremonia de los premios Oscar 2014.

La presencia española

Nuestra actriz más internacional, Penélope Cruz, y el director Esteban Crespo nos representaron en Hollywood con distinta suerte. Penélope Cruz, que acudió sola a la gala,  presentó junto a Robert de Niro los premios al mejor guion original y adaptado que se llevaron respectivamente Her y 12 años de esclavitud. Crespo competía por el premio al mejor cortometraje de ficción con la producción Aquel no era yo que le arrebató el danés Anders Walter por su emotivo Helium. Se da la coincidencia de que ambos directores presentaban una historia con niños como protagonistas, aunque finalmente el imaginario nórdico de Helium le ganó la partida a los realistas niños soldados de Esteban Crespo. Al fin y al cabo, esto es Hollywood, señores.

Lo cierto es que Helium es un cortometraje de gran calidad, a medio camino entre su género y el de animación, que cautiva al espectador y lo emociona desde el primer momento, sumergiéndolo en un mundo onírico que bebe directamente de la magia más primitiva del cine clásico. Un auténtico cuento de hadas, solo que con final trágico. Muy del gusto de los que votan en la Academia.

→Ver tráiler de Helium. (Anders Walter, 2013).  Fuente: You Tube. Duración: 00:41 minutos.El cortometraje narra la vida imaginada después de la muerte desde la perspectiva de un niño, enfermo terminal en un hospital.

→Ver entrevista con el director de Helium, Anders Walter y su productor, Kim Magnussom. Fuente: You Tube. Duración: 02:48 minutos.

El corto de Esteban Crespo presentaba una propuesta mucho más dura de digerir, un drama que pretendía llamar la atención sobre el papel de los niños en las guerras que se desarrollan en el mundo.

→Ver entrevista sobre el corto Aquel no era Yo con su director, Esteban Crespo. Incluye Trailer. Fuente: Vimeo. Duración: 09:09 minutos.

Entrevista a Esteban Crespo, autor del cortometraje AQUEL NO ERA YO.

 La alfombra roja

Desde hacía días, la lluvia amenazaba con deslucir la ceremonia. La organización, muy previsora, había instalado unas cubiertas de plástico transparente para evitar percances de última hora, aunque al final no hubo necesidad de utilizarlas. Buena suerte, sobre todo porque el aspecto de la alfombra roja en los días previos a la gala era el de un invernadero rancio con una moqueta deslustrada. De hecho, parte de los 1.520 m2 de la famosa red carpet tuvieron que ser retirados por los estragos que la lluvia ocasionó en los días previos a la gala.

Los estilismos de los Oscar 2014 se han destacado por la elegancia generalizada, a tono con la excelencia de las actuaciones de este año. Los colores más repetidos fueron el negro, el blanco y en menor medida, los dorados y los tonos pastel. Aunque las protagonistas de esta edición han sido las joyas que lucieron las actrices de Hollywood. Tiffany, Chopard, Piaget o Harry Winston fueron algunas de las firmas que cedieron piezas de sus colecciones más valiosas para ser lucidas en el evento (brillantes y pendientes largos, sobre todo). La alfombra roja funcionó un año más como una gran pasarela de moda, lujo y joyería en la que destacaron las creaciones de las grandes casas de moda -Chanel, Dior, Valentino y Versace (especialmente elegante acudió Kate Hudson con un modelo blanco con capa de Versace)- y de modistos de la talla de Elie Saab que vistió a varias de las invitadas, aunque con desigual fortuna (impresionante Angelina Jolie con un traje dorado típicamente hollywoodiense y poco acertada Elsa Pataky marcando las formas de su avanzado embarazo en un traje de pedrería verde del diseñador).

Los más elegantes

Los protagonistas de la noche fueron sin duda alguna los actores y actrices nominados. Cate Blanchett de Armani Privé, Amy Adams de Gucci y Jennifer Lawrence de Dior, las dos últimas enfundadas en sendos trajes de corte sirena, brillaron a su paso por la alfombra roja. Lupita Nyong´o, de azul Nairobi, acudió a por su Oscar con diadema y un extraordinario traje de seda pastel de Prada de inspiración helénica. También de línea griega era el fabuloso vestido de seda y muselina de Penélope Cruz, de Giambattista Valli, en rosa palo y con cinturón negro. Del mismo tono iba vestida Jessica Biel, muy apropiada, de Chanel. Entre el resto de invitadas destacaron Oliva Wilde, con un sencillo traje negro de Valentino que cubrió con gran elegancia su avanzado estado de gestación y Portia de Rossi, pareja de la presentadora Ellen DeGeneres, ataviada con un modelo en blanco de crochet de Naeem Khan.

Entre los hombres, destacaron, como no podía ser menos, Matthew McConaughey, vestido con un esmoquin con chaleco y americana blanca de Dolce & Gabanna, y Jared Leto (con su larga melena hipster), también marcando acertadamente el contraste de americana blanca y pantalón negro con pajarita roja de Yves Saint Laurent. Dos dandies. Muy elegante también, Kevin Spacey con esmoquin azul marino de Burberry.

Jared Leto en la alfombra roja. Oscars 2014

Jared Leto saludando a su llegada al Dolby Theatre. Fotografía de emisión en directo. Copyright: RTVE.

La tarde dejó alguna que otra anécdota, como los vestidos casi idénticos en forma y color de Calista Flockhart y Naomi Watts, esta última de Calvin Klein. Y como viene siendo un clásico ya, el nuevo tropezón de Jennifer Lawrence en la alfombra roja. La actriz, nominada por su actuación en La gran estafa americana, cayó al suelo al encontrar en su camino un cono de señalización. Lawrence tuvo que ser ayudada  a levantarse por dos miembros de seguridad. Obviamente, la actriz no domina todavía el arte de caminar embutida en los estrechos vestidos de corte sirena que le proporciona Dior en sus apariciones públicas.

Los desaciertos

Las peor vestidas de la noche fueron Anna Kendrick con un espantoso vestido de J. Mendel que a pesar de seguir las tendencias de la velada (negro, con encajes y transparencias) no le sentaba nada bien. Todo lo contrario que a Sheherazade Goldsmith, la pareja del director Alfonso Cuarón, que con el mismo estilismo resultó ser una de las invitadas más elegantes de la noche. Charlize Theron también se apuntó a esta tendencia, pero no logró repetir el éxito del año pasado con su impresionante vestido blanco de Dior. Tampoco convenció la modelo Ireland Baldwin, hija de los actores Kim Bassinger y Alec Baldwin, con un vestido de encaje granate y transparencias de Burberry Prorsum. Ni Cristin Milioti, actriz de El lobo de Wall Street, que lució un modelo de Reem Acra pasado de moda y con un escote poco favorecedor para su escueta anatomía.

Alfonso Cuarón y S. Goldsmith

El director Alfonso Cuarón y su pareja, Sheherazade Goldsmith, con un traje de gasa y encaje negro, en la alfombra roja de los Oscar 2014. Fotografía de emisión en directo. Copyright: RTVE.

Hawk y Delpy en la alfombra roja

Ethan Hawk y Julie Delpy, con un vestido algo anticuado de Jenny Packman, hablando para los medios de comunicación en la alfombra roja. Fotografía de emisión en directo. Copyright: RTVE.

Sally Hawkins, nominada a mejor actriz de reparto por Blue Jasmine tampoco acertó con su Valentino joya, demasiado recargado y con unas mangas que le quedaban demasiado largas. Aunque las peores críticas se las llevó la actriz y cantante Liza Minelli, de azul eléctrico en un traje pantalón para olvidar y con mechas del mismo color en su cabello, a lo Lucía Bosé. “Creo que es uno de los mejores imitadores de Liza Minnelli que he visto nunca. Buen trabajo, señor”, le dijo Ellen DeGeneres durante la presentación de la gala. Minnelli, de 67 años, estaba irreconocible por los abusos del bótox (Kim Novak y Goldie Hawn, presentes en la gala y con mucha toxina botulínica en la piel, tampoco parecían ya la sombra de lo que fueron).

Goldie Hawn

Goldie Hawn, que acudió acompañada de su marido, Kurt Russell, a su llegada al Dolby Theatre de Los Ángeles. Fotografía de emisión en directo. Copyright: RTVE.

Ver fotogalería de estilismos en la alfombra roja. Oscars 2014.

+ info:

La 86ª ceremonia de los Oscar de Hollywood se celebró el 02 de marzo de 2014 en la ciudad de Los Ángeles. Durante la misma se entregaron premios correspondientes a 24 categorías cinematográficas. La estatuilla, de 34 centímetros de altura y casi cuatro kilos de peso no es de oro macizo, sino que está recubierta de un fino baño de oro de 24 quilates.

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMPAS) es la encargada de organizar la gala que en esta edición se retransmitió a más de 40 millones de espectadores por vía satélite. Al evento acudieron 2.200 periodistas acreditados.

Los miembros de la Academia están repartidos en distintos lobbies que representan al gremio de los actores, (el más numeroso con más de un millar de representantes), al de los directores, guionistas, productores y al de los integrantes de las categorías técnicas. El casi obligatorio proceso de promoción previa de las películas dura varios meses y está enfocado a la obtención del voto del lobby o lobbies que procedan según el caso. Los nominados solo pueden ser votados por los especialistas de su categoría. No obstante, todos los miembros de la Academia pueden votar la categoría de mejor película.

Ver lista completa de ganadores de la 86ª edición de los premios Oscar.

Las lágrimas de Cristiano Ronaldo. El futbolista recibe su segundo FIFA Balón de Oro

14 Ene

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Cristiano Ronaldo. FIFA Balón de Oro 2014.

Cristiano Ronaldo recibe emocionado el FIFA Balón de Oro en presencia de su hijo, Cristiano Ronaldo Jr. Fuente: http://www.20minutos.es (Licencia CC).

Cuando el mítico Pelé estaba a punto de anunciar el nombre del mejor futbolista de 2013 de la FIFA todas las miradas estaban inevitablemente fijas en los tres aspirantes de este año: Cristiano Ronaldo, Lionel Messi y Franck Ribéry. Los tres -casi sentados codo con codo- concentrados y a la expectativa. Pero tras escuchar el nombre del ganador, las reacciones del trío de fenomenales deportistas lo dijeron todo. Cristiano, aliviado (por fin), Messi, sin poder ocultar su decepción tras ser el ganador en cuatro ocasiones consecutivas, y Ribéry, indolente tras esa expresión tan suya que no parece decir nada. Seguro que la procesión iba por dentro.

Si alguien pensaba que Cristiano Ronaldo era un ídolo tan prepotente como superficial y ambicioso quizá cambie de opinión tras esta celebración pública tan particular de su último triunfo profesional. Ronaldo acudió al acto rodeado de toda su familia –incluido su hijo de tres años que también subió al estrado a recoger el premio- y de su novia la modelo rusa Irina Shayk, que en esta ocasión adoptó un apropiado segundo plano.

El delantero del Real Madrid, entre lágrimas y frases entrecortadas, agradeció su segundo Balón de Oro -el primero lo consiguió en 2008- a su familia y amigos, a sus compañeros del Real Madrid y al equipo directivo del club donde ha alcanzado los mejores resultados de su carrera deportiva hasta el momento (400 goles desde 2008, 69 goles en 2013).

Cristiano Ronaldo. FIFA Balón de Oro. 2014

Cristiano Ronaldo con el FIFA Balón de Oro el 13 de enero de 2014. Autor: GTRES. Fuente: http://www.20minutos.es (Licencia CC).

“Gracias a todos mis compañeros en el Madrid y en la selección. Todos saben el sacrificio que me ha costado ganar este balón. Quisiera dar las gracias a mi representante y a mi presidente. También quiero mencionar a Eusébio y a mi familia, que me ha acompañado. Es la primera vez que mi hijo me ve ganar un Balón de Oro.”

Una vez fuera del escenario, Ronaldo recuperó su habitual compostura y se explayó ante los medios: “cuando he visto a mi hijo y a mi madre llorando no me he podido contener. Seguramente ahora empezarán las bromas, y dirán que lloro, pero da igual. Yo soy así. Soy emocional. Ahora quiero volver a competir para ver si el año que viene puedo ganar el tercero. Mi objetivo es escribir una página inédita en la historia del fútbol como uno de los mejores jugadores de siempre, ese es mi objetivo y estoy encaminado para ello”. Y es que ambición no le ha faltado nunca al luso. Y ahora parece que tampoco emotividad.

Glamour e histeria colectiva

Una multitud de espectadores enfervorecidos recibió a los nominados al Balón de Oro de este año en Zúrich (Suiza), ciudad sede de la FIFA y que un año más acogió la velada de entrega de premios. El paseíllo por la alfombra roja del Kongresshaus de Zúrich, el lugar de celebración de la gala, se convirtió en una exhibición de glamour e histeria colectiva. A diferencia de otras exhibiciones populares, aquí los protagonistas eran ellos, los mejores futbolistas del mundo. Quizá por ello, Lionel Messi, quiso deslumbrar una vez más con un polémico traje granate metalizado de Dolce & Gabbana –muy criticado en las redes sociales-, en lo que viene siendo ya una tradición en el jugador azulgrana en este tipo de eventos. También destacaron los compañeros de equipo de Messi, Neymar y Dani Alves que posaron juntos ante los medios de comunicación. Parecía que se habían puesto de acuerdo para ir conjuntados en sendos trajes grises y negros. Lo cierto es que los brasileños parecían literalmente el Ying y el Yang. Las invitadas y acompañantes de los futbolistas, por su parte, parece que adoptaron de común acuerdo un código de vestimenta único: el encaje en negro o verde en distintos largos, pero siempre guardando la máxima discreción. Las excepciones las marcaron Antonella Rocuzzo, pareja de Messi, vestida de azul eléctrico y Wahiba Belhami, esposa de Ribéry, totalmente fuera de lugar con un exagerado escote palabra de honor que no favorecía en nada su figura.

 →Ver fotogalería: los estilismos femeninos en la gala de la FIFA 2014

El día después

Tras las celebraciones de rigor, los premiados y nominados emprendieron rumbo a sus lugares de origen. Ronaldo volvió a entrenar esta misma mañana con su equipo, el Real Madrid, con quienes ha celebrado el galardón al completo. El jugador colgaba en su cuenta de Twitter una fotografía tomada en la ciudad deportiva del Real Madrid en Valdebebas con sus compañeros, que desde que se conoció la noticia no han parado de felicitarle:

 “Todos nos hemos liberado cuando se ha anunciado el nombre de Cristiano”, manifestó ya  durante la gala Sergio Ramos, central del Real Madrid y elegido durante la ceremonia como uno de los jugadores del equipo ideal de la FIFA.

Por su parte, el entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, ha afirmado que Cristiano se merece el premio.“Trabajó mucho para conseguirlo y todo ha salido bien. No me ha sorprendido su rendimiento en el club, porque le conocía, lo que me ha sorprendido es su personalidad. Su profesionalidad dentro y fuera del campo es grande y es muy importante. Es un buen ejemplo para los jóvenes. Tiene fair play, es serio, no protesta. Cuantos más futbolistas de esta clase haya, mejor ejemplo para el fútbol”.

Cristiano Ronaldo. Real Madrid. Valdebebas. 2014

Cristiano Ronaldo posa con el Balón de Oro junto a sus compañeros y equipo técnico del Real Madrid el 14 de enero de 2014. Fuente: Twitter.

Cristiano, haciendo gala de humildad respondió a todos a través de las redes sociales con un “este premio es de todos. De todo el equipo y staff. ¡Y de toda la afición!”.

Sus rivales deportivos del Barça tampoco dejaron de felicitar al flamante ganador sin por ello olvidar a Messi: “Felicitaciones por su segundo Balón de Oro y a Messi y Ribéry por su increíble 2013”, manifestó el defensa Gerard Piqué. El presidente del Barcelona, Sandro Rosell, también se pronunció al respecto: “Felicidades a Cristiano Ronaldo por el Balón de Oro. Y gracias Leo por habernos hecho disfrutar de un 2013 inolvidable”.

El único que no pareció satisfecho con el resultado de la votación fue Michel Platini, presidente de la UEFA, que lamenta que para obtener el premio se tengan en cuenta  fundamentalmente los resultados  y el palmarés. “Aunque Cristiano ha hecho un buen año, estoy muy decepcionado por Ribéry. Era ahora o nunca, como pasó con los españoles en 2010, que tampoco lo consiguieron pese a conquistar el Mundial. Lo que viene pasando es un problema”.

+ info:

Ver fotogalería de la gala de entrega de premios de la FIFA a los mejores futbolistas de 2013. 

El Balón de Oro, originalmente entregado por la revista francesa France Football, se fusionó como premio con el de Jugador del año concedido por la FIFA en el año 2010 dando lugar al vigente premio FIFA Balón de Oro.

En la edición de 2014, Cristiano Ronaldo ha ganado el Balón de Oro con el 27,99% de los votos. Lionel Messi, jugador del Barça obtuvo el 24,72 % de los votos y  Frank Ribéry, centrocampista del Bayern de Múnich, el 23,39%. Los profesionales con derecho a voto que eligen al mejor jugador de la FIFA cada temporada son 209 seleccionadores nacionales, 209 capitanes de selección y periodistas deportivos de 209 países.

El premio Puskas al mejor gol del año, fue a parar a manos del delantero sueco Zlatan Ibrahimovic, marcado con su selección contra el Reino Unido y con una espectacular chilena.

El célebre Pelé recibió el Balón de Oro honorífico y la portera alemana Nadine Angerer se alzó con el premio a la mejor jugadora del año.

Soul británico y talento hispano en los Premios 40 Principales España 2013

14 Dic

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Ricky Martin abrió la gala de los Premios 40 Principales 2013.

La actuación de Ricky Martin abrió la gala de los Premios 40 Principales 2013. Fuente: http://www.cotilleoblog.com (Licencia CC).

La noche del 12 de diciembre de 2013 se entregaron en Madrid los premios que la cadena musical 40 Principales concede cada año a los artistas más reconocidos y votados por el público español.

Fueron más de tres horas de música y actuaciones en directo en una gala donde brilló el talento de artistas reconocidos como Ricky Martin, Alejandro Sanz o Pablo Alborán, sin duda alguna el ganador de la noche con tres premios en la categoría nacional al mejor artista, mejor álbum y a la mejor canción a dúo con la cantante Malú, coach de la última edición de La Voz España.

Leer artículo completo.