Tag Archives: Audrey Hepburn

Exposición Mitos del siglo XX. Cecil Beaton

16 Ago

Últimos días. Hasta el 19 de agosto 2018

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Exposición “Mitos del siglo XX” en la Fundación Canal. Retrato de la poeta y escritora Edith Sitwell por Cecil Beaton (1962).

Exposición “Mitos del siglo XX” en la Fundación Canal. Retrato de la poeta y escritora Edith Sitwell por Cecil Beaton (1962). Copyright: Fundación Canal. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

Cecil Beaton fue la historia de una ambición. No rubia, como Marilyn Monroe, a quien tuvo oportunidad de retratar, sino de un elegante blanco y negro, como el de sus reconocidas fotografías. Hijo de la clase media británica de los años veinte, logró ascender y convertirse en el retratista oficial de la reina Isabel II de Inglaterra. Suyas son las instantáneas de la coronación de la monarca más longeva de la historia o las primeras fotografías del recién nacido príncipe Charles presentado al mundo por su soberana madre.

La primera exposición retrospectiva de Cecil Beaton en España reúne 116 retratos seleccionados de celebridades del siglo XX. Intelectuales, políticos y sobre todo personalidades del arte y de la cultura frecuentados por el autor, quien además de fotógrafo fue un reputado director de escena y diseñador de vestuario en distintas producciones teatrales y películas de Hollywood.

Marilyn Monroe en su suite del Hotel Ambassador, en Nueva York (1956).

Marilyn Monroe en su suite del Hotel Ambassador, en Nueva York (1956). El fotógrafo tuvo que esperar a la actriz durante más de una hora, algo habitual en ella. Copyright: The Cecil Beaton Studio Archive at Sotheby’s.

Audrey Hepburn en el plató de “My Fair Lady” (1963), película cuyos decorados y vestuario fueron diseñados por Cecil Beaton. La película ganó dos Oscars a la mejor dirección artística y diseño de vestuario.

Audrey Hepburn en el plató de “My Fair Lady” (1963), cuyos decorados y vestuario fueron diseñados por Cecil Beaton. Copyright: The Cecil Beaton Studio Archive at Sotheby’s.

La actriz y cantante Barbra Streisand fotografiada por Cecil Beaton en 1969 en el rodaje de “Vuelve a mi lado”. Beaton también diseñó el vestuario de la película.

La actriz y cantante Barbra Streisand fotografiada por Cecil Beaton en 1969 en el rodaje de “Vuelve a mi lado”. Beaton también diseñó el vestuario de la película. Copyright: The Cecil Beaton Studio Archive at Sotheby’s.

La composición fotográfica en Cecil Beaton merece un calificativo aparte. Pero no son solo los decorados o el contexto lo que más llama la atención en sus retratos sino los juegos visuales, a menudo sostenidos mediante el uso de espejos, que no persiguen el caos sino el orden y la perfecta simetría.

Montaje fotográfico de Fred Astaire y su hermana Adele (1930).

Montaje fotográfico de Fred Astaire y su hermana Adele (1930). Copyright: The Cecil Beaton Studio Archive at Sotheby’s.

El escritor André Malraux retratado por Cecil Beaton durante su etapa como ministro de Información de Francia (1946).

El escritor André Malraux retratado por Cecil Beaton durante su etapa como ministro de Información de Francia (1946). Copyright: Fundación Canal. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

El periodista y escritor Tom Wolfe fotografiado por Beaton en 1969.

El periodista y escritor Tom Wolfe fotografiado por Beaton en 1969. Copyright: Fundación Canal. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

La visión de Beaton siempre fue más esteta que vanguardista. Y sin duda, disfrutaba más plasmando la belleza formal y clásica de los años cuarenta y cincuenta que la posmodernidad y el boho-chic de los años setenta.

La actriz y sex symbol Mae West posando frente al objetivo de Cecil Beaton en su casa de Los Ángeles (1970).

La actriz y sex symbol Mae West posando frente al objetivo de Cecil Beaton en su casa de Los Ángeles (1970). Copyright: Fundación Canal. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

Andy Warhol fotografiado por Beaton junto a sus acompañantes, los “Warhol Superstars” (1969). Al finalizar la sesión, el artista neoyorquino le regaló al fotógrafo una serigrafía de Marilyn Monroe.

Andy Warhol fotografiado por Beaton junto a sus acompañantes, los “Warhol Superstars” (1969). Al finalizar la sesión, el artista neoyorquino le regaló al fotógrafo una serigrafía de Marilyn Monroe. Copyright: Fundación Canal. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

Universo Rolling Stone. Imagen de Anita Pallenberg y Brian Jones tomada por Cecil Beaton en Marrakesh. A ella la describió en estos términos: “sucia cara blanca, sucios ojos ennegrecidos, sucio pelo amarillo pollo y alhajas de salvaje”.

Universo Rolling Stone. Imagen de Anita Pallenberg y Brian Jones tomada por Cecil Beaton en Marrakesh. A ella la describió en estos términos: “sucia cara blanca, sucios ojos ennegrecidos, sucio pelo amarillo pollo y alhajas de salvaje”. Copyright: Fundación Canal. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

El reinado de Cecil Beaton se alargó durante cuatro décadas (desde los años treinta hasta finales de los sesenta). Su percepción de la realidad fue cambiando en función de sus vivencias y a menudo fue claramente subjetiva. Hedonista en los primeros años e influida por una juventud disoluta, su visión del siglo XX se oscureció durante los años de la segunda guerra mundial para volver a brillar en las décadas más prósperas de la sociedad de consumo.

Salvador Dalí y su musa, Gala, en 1936. La composición recrea una obra del pintor, “Pareja con las cabezas llenas de nubes”.

Salvador Dalí y su musa, Gala, en 1936. La composición recrea una obra del pintor, “Pareja con las cabezas llenas de nubes”. Copyright: The Cecil Beaton Studio Archive at Sotheby’s.

El escritor Aldous Huxley, autor de la novela distópica “Un mundo feliz”, según Cecil Beaton (1936).

El escritor Aldous Huxley, autor de la novela distópica “Un mundo feliz”, (1936). Copyright: Fundación Canal. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

El pintor Pablo Picasso fotografiado en 1944 en su estudio, tras la liberación de París, al final de la Segunda Guerra Mundial.

El pintor Pablo Picasso fotografiado en 1944 en su estudio, tras la liberación de París, al final de la Segunda Guerra Mundial. Copyright: Fundación Canal. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

“The Rat Pack” (Frank Sinatra, Sammy Davis Jr. y Dean Martin) posando ante Cecil Beaton en 1964.

“The Rat Pack” (Frank Sinatra, Sammy Davis Jr. y Dean Martin) posando ante Cecil Beaton en 1964. Copyright: Fundación Canal. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

Los años setenta fueron los últimos que pasaron por el objetivo de Cecil Beaton, una década protagonizada por personalidades emergentes que poco tenían que ver con el glamour de Hollywood y la época dorada del cine. Tras sufrir un derrame cerebral que lo dejó paralizado, Beaton dejó caer el telón el 18 de enero de 1980. Sus fotografías ya habían comenzado a subastarse en Sotheby´s durante los últimos años de su vida.

+ info:

→Exposición “Mitos del siglo XX”. Cecil Beaton. Sección oficial de PhotoEspaña 2018. Fundación Canal. C/ Mateo Inurria, 2. Madrid. Hasta el 19 de agosto. Entrada libre. Horario: Lunes a domingo de 11:00 a 20:00. Miércoles: 11:00 a 15:00.

Cecil Beaton. autoretrato

Cecil Beaton. Autoretrato. Copyright: Fundación Canal. Fuente: Samia Benaissa Pedriza.

El británico Cecil Beaton (1904-1980) se inició como retratista de la mano de su niñera, aficionada a la fotografía. A pesar de no tener estudios, su talento con la cámara pronto le permitió darse a conocer en la meca del cine. Fue ilustrador, fotógrafo de prensa y diseñador de arte. Beaton ganó dos premios de la academia de Hollywood al mejor vestuario por las películas Gigi (1958) y My Fair Lady (1964) y otro más a la mejor dirección artística por esta última. También recibió cuatro premios Tony por su trabajo en distintas producciones teatrales de Broadway (Contradanza, en 1955, My Fair Lady, en 1957, Saratoga, en 1960 y Coco, en 1970).

Exposición. Hubert de Gyvenchy y el tiempo entre costuras

9 Dic

Agenda cultural

Hasta el 18 de enero de 2015

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Givenchy y Audrey Hepburn

Fotografías de Hubert de Givenchy en su taller y Audrey Hepburn por Richard Avedon para la promoción del primer perfume de Givenchy, “L´interdit” (1957). Autora: Samia Benaissa Pedriza.

El museo Thyssen-Bornemizsa presenta la primera retrospectiva en España sobre las creaciones del modisto Hubert de Givenchy, mito viviente de la alta costura de todos los tiempos. “No merezco esto” afirmó emocionado el coutourier galo al ver su nombre sobreimpresionado en la entrada de la exposición. Aunque la opinión mayoritaria sea otra: no en vano Givenchy, alumno aventajado del genio Balenciaga, ocupa por derecho propio un lugar destacado en la historia de la moda de los últimos sesenta años.

Hubert de Givenchy es pura historia viviente. En 1952 abrió su maison en París dedicada a la alta costura. Y tan solo dos años más tarde, incorporaba los principios de esta al prêt à porter, cuando el concepto ni siquiera se había inventado todavía. Elegancia, clase, glamour y calidad en los tejidos son sus señas de identidad. En todas las épocas y con independencia de las circunstancias sociales, económicas o culturales.

Vestido de cóctel negro (1957)

Vestido de cóctel con falda abullonada en terciopelo negro y tafetán drapeado (Hubert de Givenchy, invierno de 1957). Autora: Samia Benaissa Pedriza.

Las creaciones de Hubert de Givenchy expuestas en el museo Thyssen son especiales porque se trata de un centenar de obras seleccionadas por el propio modisto en colaboración con el comisario de la muestra, Eloy Martínez de la Pera. Y esto no es nada habitual. Ha sido el propio Givenchy, de 87 años de edad, el que ha elegido cada uno de los vestidos, trajes, sombreros y complementos que adornan los maniquíes del museo. Hasta ha vuelto a dibujar algunos de los bocetos originales de sus famosos trajes.

Bocetos de Givenchy

Bocetos redibujados por el propio Hubert de Givenchy para la exposición en el museo Thyssen-Bornemisza. Autora: Samia Benaissa Pedriza.

Sombreros Givenchy

Selección de sombreros de distintas épocas y estilos elegidos por Hubert de Givenchy. Autora: Samia Benaissa Pedriza.

La mayoría de las creaciones que se exhiben en el museo Thyssen pertenecen a  distintas colecciones de la maison Givenchy así como a colecciones privadas cedidas por clientas del famoso modisto. Al recorrer cada una de las salas, el visitante tiene la impresión de estar dando un paseo por el tiempo. Desde los años cincuenta hasta el año 1995, fecha de la retirada del modisto. Desde su icónica blusa en lino Bettina (1952) hasta los trajes que lucieron Jacqueline Kennedy, la duquesa de Windsor, Carolina de Mónaco, Jerry Hall o Audrey Hepburn en grandes momentos de la historia del siglo XX.

Blusa_Bettina

La camisa “Bettina”, diseñada en 1952, fue el primer gran éxito comercial de la “maison” Givenchy. El modisto la bautizó así en honor a la modelo Bettina, famosa en la época de la posguerra. A la dcha., un boceto de la camisa del ilustrador René Gruau.

vestidos Jacky Kennedy

A la izda., abrigo rosa diseñado por Hubert de Givenchy para Jacqueline Kennedy en 1959. A la dcha., abrigo y traje de satén lucido por la esposa de JFK en una recepción en Versalles en 1961. Autora: Samia Benaissa Pedriza.

 

vestido Carolina de Mónaco

Vestido regalado por Hubert de Givenchy a la princesa Carolina de Mónaco por su quinto cumpleaños en 1960. Autora: Samia Benaissa Pedriza.

La amistad con la bella actriz de Vacaciones en Roma (1953) o Desayuno con Diamantes (1961) duró cuarenta años y surgió de forma casual. Givenchy la confundió con otra actriz de Hollywood, Katherine Hepburn, cuando la intérprete acudió a su taller para adquirir vestuario para su película Sabrina (1954). A partir de entonces Hepburn y Givenchy formaron un tándem personal y profesional que dio como fruto algunas de las imágenes más icónicas del séptimo arte en películas como Una cara con ángel (1957), Encuentro en París (1964) o Cómo robar un millón (1966).

vestidos Audrey Hepburn

A la izda., célebre taje de satén negro que lució Audrey Hepburn en “Desayuno con diamantes” (Givenchy, 1961). En la imagen de la dcha., vestido de Givenchy lucido por la actriz en “Cómo robar un millón” (1966). Autora: Samia Benaissa Pedriza.

La trayectoria de Givenchy solo se puede interpretar dentro de un contexto histórico determinado. Como cuenta el propio diseñador, la alta costura era posible cuando existían clientas fieles a un estilo propio y a un diseñador.  Audrey Hepburn fue sin duda alguna la que mejor se identificó y entendió la iconografía del diseñador. “Es él quien me ha dado un look, un estilo, una silueta propia”, reconocía la actriz, fallecida en 1993.

Vestido rojo Audrey Hepburn

Vestido de noche en raso rojo con cuerpo de plumas y fajín de lentejuelas que perteneció a Audrey Hepburn. Es un Hubert de Givenchy conservado en el Museo del Traje/CIPE (1992-1994). Autora: Samia Benaissa Pedriza.

La casa Givenchy alcanzó su máximo esplendor en los años sesenta. Las mujeres con influencia y proyección pública de la época -princesas, aristócratas, primeras damas, actrices de Hollywood- querían ir vestidas por el modisto de la mañana a la noche. Ello posibilitó la elaboración de varias colecciones al año que se vendían para ser lucidas en el día a día de sus dueñas y no solo en ocasiones especiales.  Givenchy recuerda ahora con nostalgia aquella época y se lamenta de que las casas de alta costura se dediquen más a otras cosas (venta de perfumes y complementos): “Para mí, la moda es el pasado”, afirma el modisto.

vestidos Jerry Hall y Wallis Simpson

Vestido de noche en punto de seda de Jerry Hall, modelo y exesposa de Mick Jagger, perteneciente a la colección de invierno de 1975. A la dcha., vestido de luto encargado a Givenchy por Wallis Simpson para el entierro de su esposo, el duque de Windsor, en 1969. Autora: Samia Benaissa Pedriza.

Los años setenta y ochenta dieron lugar a más diseños innovadores como el traje saco, el uso del cuero en el prêt à porter o los trajes de novia en rosa. Y todo ello sin olvidar los espléndidos trajes de noche en negro del maestro Givenchy elaborados en materiales nobles y formas limpias.

trajes de novia Givenchy

Trajes de novia de todas las épocas de la “maison”Givenchy (1984-1995). Autora: Samia Benaissa Pedriza.

 

trajes prêt à porter Givenchy

Trajes de la colección “prêt à porter” de Givenchy en cuero (piel de cordero) de 1991.

vestidos noche Givenchy

De izda. a dcha. trajes de noche de la colección Hubert de Givenchy de 1987, 1995 y 1994. Autora. Samia Benaissa Pedriza.

A mediados de los años noventa, con 68 años, Givenchy decidió retirarse con un desfile en el que participaron tanto modelos icónicas (Carla Bruni) como costureras anónimas para el gran público pero que habían acompañado al modisto en su larga andadura profesional. Posiblemente Givenchy cerraba no solo un desfile sino también el final de una época.

En este otoño-invierno de 2014 las tendencias en las pasarelas se centran en la comodidad y el estilo trendy. Karl Lagerfield (Chanel) ha presentado sus propuestas para la primavera-verano de 2015 con un desfile reivindicativo sobre los derechos de las mujeres en las calles de París. La casa Schiaparelli -donde Givenchy comenzó su carrera- acaba de rescatar la alta costura tras décadas de ostracismo y Riccardo Tisci, el actual sucesor de Givenchy en su maison no goza de la simpatía del maestro. Con la ausencia de Balenciaga e Yves Saint Laurent y con Givenchy jubilado, ¿es el signo de los tiempos o es que realmente estamos ante un nuevo tiempo entre costuras?

+ info:

Exposición Hubert de Givenchy. Museo Thyssen-Bornemizsa. Paseo del Prado, 8. Madrid. Hasta el 18 de enero de 2015. Horario: lunes a domingo de 10:00 a 19:00. Viernes y sábados: de 10:00 a 21:00.

Los diseños de Givenchy se exponen junto a quince obras pictóricas del museo Thyssen de Zurbarán, Rothko, Miró, Delaunay y Georgia O´Keeffe. Las obras también han sido elegidas por el propio modisto para ser mostradas junto a sus vestidos en la exposición.

→Ver fotogalería de la exposición.

→Ver video de la exposición. Fuente: RTVE. Duración: 01:17 minutos.

video Hubert de Givenchy