Tag Archives: cultura

Exposición. Stephen Shore o el espíritu de la contradicción

19 Nov

Últimos días. Hasta el 23 de noviembre.

Autora: Samia Benaissa Pedriza

“U.S. 97, Sur de Klamath Falls, Oregón (1973)”. Stephen Shore.

“U.S. 97, Sur de Klamath Falls, Oregón (21 de Julio de 1973)”. Stephen Shore. Fuente: http://www.ruralc.com (Licencia CC).

Stephen Shore es un rebelde, le gusta nadar a contracorriente en la marea de tendencias y modas instauradas desde que la fotografía se convirtió en arte, allá mediados los setenta. Aunque el carácter alternativo de Shore se manifestó bastante tiempo atrás. La Fundación Mapfre ofrece la primera retrospectiva del artista en España con una muestra de 300 obras expuestas cronológicamente desde los años sesenta hasta la actualidad. El recorrido es extenso e incluye tanto la producción más reconocida de Shore como fotografías inéditas.

La rebeldía de Shore podría también interpretarse como exceso de creatividad. A los nueve años descubrió tempranamente su vocación y con solo 14 catorce logró que el MOMA (Museo de Arte moderno de Nueva York) le comprase tres fotografías. Entre 1965 y 1967 trabajó para la Factory de Andy Warhol. Y es posible que fuese allí donde encontró la inspiración para sus primeras series fotográficas. “Me atraen las variaciones sobre un mismo tema” afirma Shore, que en su día también fue técnico de iluminación de los conciertos de The Velvet Underground.

La obra más reconocida de Stephen Shore American Surfaces (1971-1972) y Uncommon Places (1973-1981) ocupa un lugar central en la exposición. Shore sorprendió a los puristas con estas series de imágenes de tipo amateur, de apariencia común y corriente sobre objetos y espacios de la vida cotidiana estadounidense. La  “Snapshotness”, término inventado por Shore para referirse a esas tomas fotográficas, no obtuvo buenas críticas en los setenta. En aquella época Shore hacía justo lo contrario que los demás fotógrafos, mucho más preocupados por reivindicar la fotografía artística. Utilizaba cámaras de 35 mm como todos, pero también cámaras de gran formato para lograr fotografías en color que, por su dificultad, le obligaban a hacer una sola toma.

“Beverly Boulevard y La Brea Avenue, Los Angeles, 1975”. Stephen Shore.

“Beverly Boulevard y La Brea Avenue, Los Angeles, 21 de junio de 1975”. Stephen Shore. Fuente: http://www.futuropasado.com (Licencia CC).

“Sunset Drive In, West 9th Avenue, Amarillo, Texas, 1974”. Stephen Shore.

“Sunset Drive In, West 9th Avenue, Amarillo, Texas, 1974”. Stephen Shore. Fuente: http://www.ruralc.com (Licencia CC).

Posteriormente en la serie Winslow, Arizona, realizada ya con cámaras digitales, Shore decidió que la comodidad no le motivaba y  que seguiría poniéndose a prueba haciendo una sola toma para capturar imágenes. Una actitud tan genial como la reflejada en las tomas únicas de las películas de Woody Allen.

Para elaborar American Surfaces  viajó por Estados Unidos durante 18 meses. “A los dos días de empezar el viaje me di cuenta de que le estaba haciendo fotos a lo que comía, a las camas en las que dormía. Estaba haciendo un diario”. Algo quizá no tan alejado de las fotografías de la gente común colgadas a diario en las redes sociales, pero con 40 años de antelación.

“Habitación 125, Westbank Motel, Idaho Falls, Idaho (18 de julio de 1973)”. “Uncommon Places”. Stephen Shore.

“Habitación 125, Westbank Motel, Idaho Falls, Idaho (18 de julio de 1973)”. Pertenece a la serie “Uncommon Places”. Stephen Shore. Fuente: http://www.eldiario.es (Licencia CC).

“Carretera Federal 89, Arizona, junio de 1972” Stephen Shore. “American Surfaces”.

“Carretera Federal 89, Arizona, junio de 1972” Stephen Shore. De la serie “American Surfaces”. Fuente: http://www.eldiario.es (Licencia CC).

Uncommon Places, publicada como monografía en 1982 se convirtió en el libro de cabecera sobre el color de los fotógrafos profesionales. Shore utilizaba cámaras Leica y Nikon. En la colección de postales Greetings from Amarillo, Tall in Texas (1971) mostró diez imágenes sobre lugares desconocidos de la ciudad de Amarillo. En Florida fotografió una icónica imagen acuática (Ginger Shore Causeway Inn, Tampa, Florida, 1977) y en Road Trip Journal  capturó, en sus numerosos viajes por la geografía estadounidense, múltiples espacios y objetos aparentemente irrelevantes (tickets, facturas, neveras, cuartos de baño, habitaciones de hotel, etc.). Algunas composiciones recuerdan inevitablemente a los cuadros del pintor Edward Hopper. Pura imaginería pop.

“Ginger Shore, Causeway Inn, Tampa, Florida” (Stephen Shore, 1977). “Uncommon Places”.

“Ginger Shore, Causeway Inn, Tampa, Florida” (Stephen Shore, 1977). Pertenece a la serie “Uncommon Places”. Fuente: http://www.eldiario.es (Licencia CC).

“Greetings from Amarillo” (Stephen Shore, 1971).

“Greetings from Amarillo” (Stephen Shore, 1971). Fuente: www. pasadofuturo.com (Licencia CC).

En 1980 el artista se fue a vivir a Montana y abandonó las representaciones de paisajes urbanos para dedicarse a fotografiar espacios naturales y rurales (serie de Essex County). Shore se marcó el reto de lograr perspectivas que ya no se podían lograr con las formas arquitectónicas de la ciudad.  Por el contrario, Shore la busca ahora en elementos naturales (rocas, acantilados, carreteras, líneas del horizonte, etc.).

Paisajes rurales de Stephen Shore en la Fundación Mapfre de Madrid.

Paisajes rurales de Stephen Shore en la Fundación Mapfre de Madrid. Fuente: http://www.ruralc.com (Licencia CC).

En 1990, de nuevo a contracorriente de la moda vigente hace dos décadas, decidió fotografiar solo en blanco y negro durante un plazo de diez años.  Y Shore cumplió su promesa, precisamente él  que había sido un maestro del color. De vuelta en Nueva York  fotografío algunas panorámicas de la ciudad en la serie New York City  (2000-2002) aunque, una vez más, lo hizo a su modo, con una cámara de placas como técnica alternativa.

Panorámicas de Nueva York en la Fundación Mapfre. Stephen Shore.

Panorámicas de Nueva York en la Fundación Mapfre. Stephen Shore. Fuente: http://www.eldiario.es (Licencia CC).

“Nueva York, NY, 2000-2002”. Stephen Shore.

“Nueva York, NY, 2000-2002”. Stephen Shore. Fuente: http://www.eldiario.es (Licencia CC).

Ya en pleno siglo XXI Shore dedicó una serie, Ucrania (2012-2013), a los judíos ucranios refugiados en el Este tras el Holocausto. Una vez más el artista se centró en los objetos en lugar de en los sujetos. “Era la primera vez que me enfrentaba a una temática con tanta carga emocional. El problema era hacer fotografías que comunicaran ese nivel emocional pero que no lo explotasen“. Como en el pasado, ni dramas ni sentimentalismos que pudieran desprenderse de sus fotografías.

Fotografía de la serie “Ucrania” (2012-2013). Stephen Shore.

Fotografía de la serie “Ucrania” (2012-2013). Stephen Shore. Fuente: http://www.eldiario.es (Licencia CC).

En la actualidad, Stephen Shore está inmerso en un proyecto fotográfico en Instagram. Algo que considera coherente con su trayectoria, porque “si quitas los 30 años utilizando la 8×10, siempre me han atraído las formas populares de comunicación“. Y Shore afirma: “no quiero seguir creando una obra sin plantearme otro desafío. Hay una parte de mí que cuestiona las tendencias y los convencionalismos”. Genio y figura.

Stephen Shore en Madrid.

Stephen Shore en la presentación de su retrospectiva en la Fundación Mapfre. Fuente: http://www.ruralc.com (Licencia CC).

+ info:

Retrospectiva de Stephen Shore en la Fundación Mapfre. C/ Bárbara de Braganza 13. Madrid. Hasta el 23 de noviembre. Horario: lunes, de 14:00 a 20:00. Martes a sábado: de 10:00 a 20:00. Domingo y festivos: de 11:00 a 19:00. Entrada libre.

Visita virtual de la exposición Stephen Shore en la Fundación Mapfre.

Anuncios

Clausura de la exposición Richard Hamilton. Museo Reina Sofía

13 Oct

En imágenes

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Collage cinematográfico. Richard Hamilton (1956).

Collage cinematográfico en formato pantalla de cinemascope. Pertenece a la la exposición colectiva “This is tomorow” (1956). Richard Hamilton en colaboración con John Voelcker y John McHale. Autora fotografía: Samia Benaissa Pedriza.

El Museo Reina Sofía clausura la retrospectiva dedicada al artista plástico Richard Hamilton formada por más de 250 obras escogidas por el propio autor, quien además participó en la organización de la muestra. A lo largo de tres meses y medio, los visitantes han tenido la oportunidad de contemplar los dibujos, estudios, grabados, instalaciones, collages, fotografías y cuadros producidos desde 1949 hasta 2011, año del fallecimiento de Hamilton.

Para aquellos que no han podido visitar la exposición aún queda la posibilidad de verla en imágenes:

Pop Art:

Richard Hamilton solía efectuar varios estudios previos de sus obras:

“Cuando comienzo a trabajar en una pintura preparo algunos estudios previos; en ocasiones, hago varias versiones de un mismo tema, a veces, porque soy incapaz de decidir cuál es la mejor. Siempre tengo la sensación de que si existe un posible planteamiento para abordar una obra, siempre habrá otros. ¿Por qué afirmar que este es el correcto?”.

Collage Richard Hamilton (1956)

Estudio previo del collage icónico de Richard Hamilton, “Just What Is It That Makes Today’s Homes So Different, So Appealing?” (¿Qué es lo que convierte a los hogares modernos en algo tan diferente, tan atractivo?) (1956). Autora fotografía: Samia Benaissa Pedriza.

My Marilyn. Richard Hamilton

Serie dedicada en los años sesenta a Marilyn Monroe (“My Marilyn”). Formada a partir de fotografías descartadas y tachadas por la propia actriz. Autora fotografía: Samia Benaissa Pedriza.

Interiores:

Interiores (1964). Richard Hamilton.

Obra de la serie “Interiores” (1964), un subgénero que Hamilton exploró a lo largo de toda su carrera. En los interiores introdujo todo tipo de objetos de consumo cotidiano (teléfonos, televisores, mobiliario, etc.). El respaldo de la silla del collage es especular. Autora fotografía: Samia Benaissa Pedriza.

Hotel du Rhône (2005). Richard Hamilton.

“Hotel du Rhône” (2005). Obra de la última etapa de Richard Hamilton. Incorpora el lienzo “Lobby” pintado por él mismo en el año 1988. Autora fotografía: Samia Benaissa Pedriza.

Industria musical:

Mick Jagger (1967). Richard Hamilton.

Fotografía tratada de Mick Jagger, esposado, junto a su galerista Robert Fraser en 1967. Pertenece a la serie “Swingeing London” (juego de palabras con la expresión “Swinging London”. Significa “Londres severo” en lugar de “Londres en la onda”).

White Album. The Beatles (1968). Richard Hamilton.

Portada del “White Album” de The Beatles (1968). Sólo se editaron cinco millones de copias. Cada una de ellas llevaba su número de serie marcado en la cubierta. Es una crítica velada del autor británico al consumo de masas. Autora fotografía: Samia Benaissa Pedriza.

Interior del White Album de The Beatles. Richard Hamilton (1968).

Interior del “White Album” de The Beatles. Richard Hamilton (1968). Autora fotografía: Samia Benaissa Pedriza.

Publicidad:

Tostadora Braun. Richard Hamilton. 1967.

Serie dedicada a las tostadoras Braun. La primera obra fue realizada en 1967 y la última, en el año 2008. La superficie de metal de la tostadora es en realidad una materia especular en la que el espectador puede ver reflejada su imagen. Autora fotografía: Samia Benaissa Pedriza.

Instalaciones:

Grwoth and Form (1951). Richard Hamilton

Esta creación pertenece a la primera exposición organizada por el propio Richard Hamilton, “Growth and Form”, en 1951. Alude a un collage conceptual entre lo científico y lo artístico. Autora fotografía: Samia Benaissa Pedriza.

"Lobby" (1988). Richard Hamilton.

El escenario de “Lobby” (1988), la recepción de un hotel de Berlín, ha sido recreado en las salas del Museo Reina Sofía. Autora fotografía: Samia Benaissa Pedriza.

Autorretratos. Hamilton, precursor de los selfies:

Autorretrato. Richard Hamilton (1990).

Autorretrato de Richard Hamilton (1990). Autora fotografía: Samia Benaissa Pedriza.

A Hamilton le gustaba verse fotografiado por otros artistas amigos como Francis Bacon, Man Ray o Henri Cartier Bresson:

“Cuando regresé a Londres me compré una Polaroid. Se la ofrecía a mis amigos artistas y les decía: “sacadme una foto”. Quería demostrar que la cámara no es importante, pero creo que esta tesis ha sido refutada, pues cada fotografía se identifica profundamente, en cierto sentido, con cada uno de sus autores” (Richard Hamilton).

Retrato Hamilton. Louis le Brocquy (1983).

Retrato Polaroid de Richard Hamilton por el pintor irlandés, Louis le Brocquy, en 1983. Autora fotografía: Samia Benaissa Pedriza.

Imágenes de protesta:

Tony Blair. Richard Hamilton (2010).

“Conmoción y pavor” (2010). Retrato del exprimer ministro británico Tony Blair. Pertenece a las “imágenes de protesta” que Hamilton dedicó a temas políticos. Autora fotografía: Samia Benaissa Pedriza.

Desnudos:

La obra maestra desconocida. Richard Hamilton (2011).

Última obra de Richard Hamilton (2011). Pertenece a la serie de pinturas inspiradas en el relato de Balzac, “La obra maestra desconocida”, que narra la búsqueda de la perfección en el desnudo femenino. Autora fotografía: Samia Benaissa Pedriza.

El cuadro representa a una mujer sin ropa rodeada por los autorretratos de los pintores Poussin, Courbet y Ticiano. La obra se imprimió digitalmente sobre un lienzo siguiendo las instrucciones dejadas por el artista para la exposición que se estaba preparando en la National Gallery de Londres en el año 2011.

+ info:

Richard Hamilton. 27 de junio-13 de octubre de 2014. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

Cortometraje de animación. “¡Viajeros al tren!” (pero bajito…)

3 Ago

Autora: Samia Benaissa Pedriza

En este fin de semana de inicio de las vacaciones estivales, ¿quién no se ha sentido alguna vez como el protagonista de este cortometraje de animación?

→Ver corto “Tren infernal”.  Autores: Paul Gautier y Laura Philippe.  Sonido: Cédric Vanderstraeten. Fuente: You Tube. Duración: 04:58 minutos.

En España, para paliar las incomodidades generadas por la especie humana sin domesticar, se acaban de inaugurar los “vagones silenciosos” en los trenes de alta velocidad AVE. Se trata de compartimentos en los que no se permite el acceso a niños menores de 14 años, se suprime la megafonía y los cascos de audio solo se permiten si su volumen no molesta al resto de pasajeros. En este tipo de vagones no se pueden mantener conversaciones vía móvil y al comprar su billete, los viajeros se comprometen a “hablar en tono bajo y no mantener conversaciones duraderas”.

Además, para minimizar el ruido residual, en estas zonas de viaje no se ofrece servicio de bar móvil. Y para rizar el rizo, los furgones anti-ruido cuentan con una iluminación tenue para favorecer la relajación de los viajeros. Solo queda por comprobar estadísticamente cuantas personas eligen esta nueva forma de viajar entre el total de pasajeros para determinar el grado de educación cívica de los españoles. Y el precio no será un factor en contra, ya que es el mismo que el de un billete de clase turista.

Cómo comprar entradas para el concierto de los Rolling Stones en “Españistán” y no morir en el intento.

2 Abr

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Compra de entradas para el concierto de The Rolling Stones en Madrid

Captura de pantalla de la web de compra de entradas “on line”, Ticketmaster. Fuente: http://www.ticketmaster.es.

Ya nos imaginábamos que adquirir una entrada para el único concierto que los Rolling Stones darán en Madrid el próximo 25 de mayo iba a ser difícil. Hasta intuíamos una caída del servidor en los primeros minutos cuando a las 10: 00 horas del día de hoy se diera el pistoletazo de salida para la compra de entradas por Internet.

Los muy previsores -o bien informados, o muy fans- sabíamos que esperar en casa una cola virtual era como firmar una sentencia de muerte, si el objetivo final era hacerse con el “ábrete sésamo” que nos diera acceso a las sagradas puertas del Santiago Bernabeu, estadio donde finalmente se celebrará el concierto.

O sea, que tocaba hacer cola en alguno de los puntos de distribución oficiales, que disponen de accesos privilegiados al servidor y ofrecen un “plus” de seguridad cuando las webs de venta de entradas se colapsan por el intenso tráfico de usuarios.

Las colas en la entrada de la FNAC de Callao en Madrid se habían empezado a formar a las 08:00 horas del martes 01 de abril, un día antes de la fecha fijada por los organizadores para iniciar la carrera por la preciada entrada. Imágenes semejantes se reproducían a lo largo de la geografía española. En algunos centros autorizados como Carrefour y Halcón Viajes, el público se apuntaba desde las 09:00 de la mañana en listas de reserva y hasta se arriesgaba a pagar por un simple resguardo que sería después canjeado por una entrada.

Resguardo de la FNAC canjeable por una entrada

Una fan muestra el resguardo entregado en la FNAC de Callao canjeable por una entrada. Fuente: http://www.atlantico.net (Licencia CC).

A las 10:00 los usuarios intentaban acceder a las webs de Doctor Music y Ticketmaster para comprar entradas, pero nadie podía hacerlo: ni desde los centros autorizados ni desde ningún otro punto a través de la web. A partir de entonces, y según iban pasando los minutos, empezó a cundir el pánico. Las llamadas alternativas al teléfono de venta de entradas se sucedían pero los tiempos de espera eran interminables: más de ocho minutos a la espera y no había conexión. La empresa responsable, mientras, hacía su agosto cobrando al usuario su correspondiente coste de llamada.

Pronto la impaciencia da paso a la indignación. “Esto no ocurre en Francia ni en Alemania”. “En pocos minutos se vendió todo sin problemas”, decían algunos. “Tenemos que volver a lo analógico, a las colas de toda la vida, con entradas físicas”, les respondían otros. “Esto es una compra de entradas pero lo peor es que ocurre lo mismo cuando vas de urgencia a un hospital”, se lamentaban los más afectados. “España siempre dando la nota”.

La situación se alargaba hasta bien entrada la mañana. Muchos abandonaban porque tenían obligaciones laborales. Adiós quizá a la última oportunidad de ver a los Stones en España (la última visita a nuestro país fue hace siete años, en el año 2007, en el contexto de la gira “A bigger band tour”).

The Rolling Stones. Concierto de Barcelona 2007

The Rolling Stones en directo durante la gira “A bigger band”. Primero de los cuatro conciertos de la gira española celebrado en Barcelona, el 21 de junio de 2007. Fuente: http://www.20minutos.es (Licencia CC).

Son las 11:20 y surgen los primeros rumores de que las entradas de pista se habían agotado. El diario El Mundo lo publicaba en portada, citando un presunto comunicado de Ticketmaster. “No os creáis lo que diga la prensa” decía una mujer en la cola. La gente no daba crédito, sobre todo cuando los empleados de los centros de venta de entradas aseguraban que nadie había comprado una entrada en toda España. “Los de El Mundo son unos frikis”, nos decía una trabajadora de Halcón Viajes, expresando la desconfianza generalizada de los españoles hacia sus medios de comunicación.

Pero los hechos contradecían sus afirmaciones porque en webs de reventa de entradas como Viagogo se podían encontrar desde las 10:15 horas, tickets de entrada general a más de 200 euros, el doble de su valor comercial. Twitter se incendia y carga contra Ticketmaster, que se ve obligada a publicar un comunicado en el que se afirma que el servidor no se ha caído y que el proceso de venta de entradas se está desarrollando correctamente. Se informa de que Carrefour, FNAC y Viajes Halcón están vendiendo entradas con normalidad y se recuerda la vía telefónica como medio alternativo para hacerse con las entradas. La realidad, sin embargo, es otra ya que desde Halcón Viajes y Carrefour no se está vendiendo nada porque sus empleados no pueden acceder al servidor. En Halcón Viajes informan extraoficialmente que intuyen que el acceso se abrirá a partir de las 13:30 horas cuando se desconecten muchas oficinas con horario comercial no continuado.

Mientras, la caótica situación llega a altos oídos y los Rolling Stones se disculpan oficialmente ante sus fans en Twitter por el descontrol creado. Pero la espera durará todavía un poco más.

Disculpa de The Rolling Stones en Twitter.

Disculpa de The Rolling Stones en Twitter. Fuente: cuenta de la banda en Twitter.

Lo cierto es que a las 13:40 horas surgen las primeras informaciones de que las entradas se están vendiendo en Internet. Las deseadas entradas de pista “se han agotado”. Nos lo confirman en los puntos de venta. Caras de decepción y de enfado. ¿Cómo es posible que en unos pocos minutos se hayan comprado más de 10.000 entradas? La mayoría de las entradas generales se adquieren en la FNAC. Un triunfo justo para los que han dormido al raso la noche anterior. Pero aun así, se sospecha que las empresas de reventa han hecho de las suyas, con o sin la colaboración de los distribuidores. Un hecho que se confirma poco después cuando se entra en Viagogo, Ticketbis, Seatwave, o Worldticketshop y se comprueba que existen miles de entradas al triple de su precio normal (entre 85 y 225 euros a los que hay que sumar los gastos de distribución y gestión, los precios por entrada más caros de la gira europea).

A las 14:00 horas Carrefour accede al servidor y los que hicieron cola comienzan a salir con las primeras entradas físicas. Solo logran vender alguna entrada de pista. A las 14:30 horas hace lo propio Halcón Viajes. No hay entradas de pista y ya casi no quedan entradas con buena visibildad a un precio aceptable, aunque están libres las localidades más caras. Aun así, logramos nuestro objetivo por el mero hecho de haber soportado una cola de casi cinco horas de duración. Más tiempo del empleado para entrar en la Tour Eiffel o en la Estatua de la Libertad, por poner un ejemplo.

Entrada para el concierto de Madrid

Entrada para el concierto que The Rolling Stones celebrarán en Madrid, el 25 de mayo de 2014. Autora: Samia Benaissa Pedriza.

A las 20:00 horas el servidor común de Ticketmaster y Doctor Music (y de FNAC, Carrefour y Halcón viajes, ¡!) seguía dejando al público en manos del azar: “estas en una cola virtual. Por favor, no navegues fuera de esta página, perderías tu posición en la cola, Gracias por tu paciencia”. Una paciencia que no tuvieron que demostrar los fans de Berlín que tardaron exactamente ocho minutos en gestionar la compra de sus entradas ni los holandeses que tardaron treinta. A las 21:00 horas se agotaban oficialmente las 54.000 entradas puestas a la venta para el concierto de Madrid.

Colas virtuales en Ticketmaster

Captura de pantalla de la web Ticketmaster al intentar comprar entradas para el concierto de The Rolling Stones en Madrid. Fuente: http://www.ticketmaster.es.

Algunos desesperados que hacían cola esta mañana hasta se planteaban irse a Rock in Rio Lisboa donde una entrada para ver a los Stones cuesta solo 69 euros. “Entre viaje, hotel y entrada me sale más barato que una entrada para Madrid” reflexionaba un fan. Puede que tenga razón. Y que sea además la única opción que les quede a los que no hayan podido obtener entradas hoy. Y es que por extraño que parezca, aún quedan entradas a la venta en casa de nuestros vecinos lusos, así que podemos dejar “Españistán” y llegar en una hora al hermoso país de los claveles para ver a los Stones en condiciones bastante más accesibles que las actuales para los sufridos bolsillos de los españoles.

Continuará.

Leer artículo relacionado: The Rolling Stones, por fin en Glastonbury.

Universo Almodóvar

12 Mar

Récord de taquilla y de espectadores en el estreno de Los amantes pasajeros, la última comedia de Pedro Almodóvar

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Elenco de "Los amantes pasajeros"

Elenco de actores de “Los amantes pasajeros”. Fuente: Frikarte (Licencia CC)

La extensa e intensa promoción de la última película del director manchego parece haber dado sus frutos en el primer fin de semana de exhibición de Los amantes pasajeros, una comedia coral que pretende retornar a los inicios del universo Almodóvar. Una recaudación de casi dos millones de euros y 255.000 espectadores en solo tres días son cifras envidiables para cualquier productor de cine español en los tiempos que corren. Los amantes pasajeros ha alcanzado el mejor registro de la filmografía de Pedro Almodóvar en cuanto a récord de taquilla se refiere, tan solo superado por Volver (2006), posiblemente su éxito más aclamado por crítica y público hasta la fecha.

Leer artículo completo