Tag Archives: mariano rajoy

Elecciones generales 20D. Aciertos y desaciertos de los candidatos en televisión

21 Dic

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Los candidatos del 20D

De izda. a dcha., Pablo Iglesias, Pedro Sánchez, Alberto Garzón, Albert Rivera y Mariano Rajoy. Fuente: Wikipedia (Licencia CC).

Hace escasamente seis meses muchos confiaban en que un cambio era posible en el panorama político español. Y tras las elecciones generales del 20 de diciembre ese cambio ha ocurrido, aunque posiblemente no en la medida en que los candidatos a presidente del gobierno esperaban. La participación electoral en estos últimos comicios no ha alcanzado las cifras de 1982, que casi rozaron el 80%. Pero el hecho de que un 73,21% de ciudadanos con derecho a voto (un 4,27% más que en las elecciones de 2011) acudiera a su cita con las urnas ya es un indicador de que los tiempos están cambiando.

O quizás no tanto. Porque la campaña electoral que ha precedido a las votaciones se ha desarrollado fundamentalmente en televisión, el medio de comunicación política por excelencia desde los años sesenta.

La campaña electoral en televisión

El debate que enfrentó a Richard Nixon contra John F. Kennedy en 1960 por primera vez en una televisión hizo historia. 70 millones de espectadores contemplaron por aquel entonces el enfrentamiento entre un candidato anticuado (Nixon) y otro perfectamente adaptado a los nuevos códigos que el medio imponía (Kennedy). Y eso que la televisión no había llegado aun a todos los hogares de los estadounidenses.

Debate Nixon-Kennedy (1960)

Debate Nixon-Kennedy celebrado en una televisión de Chicago el 27 de septiembre de 1960. (Imagen de dominico público).

En España tuvimos que esperar al año 1993 para asistir al primer debate televisado entre dos aspirantes a ocupar la presidencia del gobierno. El duelo entre José María Aznar y Felipe González fue moderado por el periodista Manuel Campo Vidal, el mismo que ha venido dirigiendo los escasos debates a dos acordados en las sucesivas citas electorales en España.

En el año 2015 ese formato ha quedado superado por las exigencias de la política-espectáculo, planteada en términos de vencedores y ganadores en los debates y programas de entretenimiento emitidos en televisión. Atrás quedaron los tiempos en que los partidos se peleaban por rebañar minutos en los informativos de televisión y emitir  las mejores intervenciones de los candidatos en sus mítines políticos.

Según un estudio de la consultora Kantar publicado en octubre de 2015, la televisión es el primer medio elegido por los españoles para seguir la campaña electoral. Un 53,8% de los ciudadanos lo prefiere por encima de los medios digitales, la radio y la prensa escrita. Y ese dato ha sido tomado muy en cuenta por los líderes políticos en liza.

Debates y más debates

En los últimos meses y días ha habido más debates, más tertulias y más espacios políticos que nunca en la historia de la televisión española. Los candidatos se han sometido al escrutinio de los espectadores en todo tipo de programas y no solo políticos: programas de humor, de entretenimiento, familiares, de entrevistas, de deportes y desafíos extremos, etc. En definitiva, una loca carrera por ser el más simpático, el más atractivo, el más cercano o el más competente. O todo ello a la vez.

Decía la periodista Ana Pastor en uno de los debates televisados en estos días que  “leer los programas de los partidos políticos también es un buen ejercicio”. Porque lo que se emite por televisión al fin y al cabo no deja de ser una simplificación y, sobre todo, una escenificación.

Debate a cuatro en A3media

Debate a cuatro organizado por Atresmedia. De izda. a dcha. Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Soraya Sáenz de Santamaría. Fuente: Internet.

Quizás por eso, los debates que se han retransmitido durante los últimos días lo han sido como si fuesen acontecimientos deportivos, creando una máxima expectación. Primero con la llegada de los candidatos a las inmediaciones del estadio-plató, seguida de la emisión del partido-debate y finalizando con  las entrevistas post-partido al término del enfrentamiento.

Debate cara a cara Sánchez-Rajoy

Debate cara a cara entre Pedro Sánchez (PSOE) y Mariano Rajoy (PP) organizado por la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión de España. En el centro de la imagen, Manuel Campo Vidal, moderador del debate. Fuente: Internet.

Todo un espectáculo televisivo. Y efectivo, porque en estas elecciones, los votantes no hemos comprado al candidato  más interesante  por Internet -no somos EE.UU ni los candidatos son Barack Obama-, ni desde luego en un mítin celebrado una  fría tarde de diciembre, sino en la teletienda de las tertulias y debates en televisión.

Aciertos y desaciertos de los candidatos

En los últimos días, los aspirantes a presidir el gobierno de España durante los próximos cuatro años han multiplicado su presencia en los programas televisivos de las cadenas públicas y privadas. Unos con mayor acierto, suerte o experiencia que otros.

En todo caso, no existe el candidato perfecto y la imagen proyectada en televisión no es el único factor que decide el rumbo de unas elecciones. El programa  electoral o la cohesión interna del partido del candidato son factores igualmente decisivos, aunque  ninguno de ellos es capaz de influir de forma aislada en el resultado de unas elecciones.

El día después de las votaciones toca hacer examen de conciencia y en el ámbito mediático, es posible que los candidatos hagan un repaso de sus aciertos y desaciertos cometidos a lo largo de los últimos días de campaña. Estos han sido algunos de los más llamativos:

Mariano Rajoy (Partido Popular):

Mariano Rajoy en "La Sexta Noche"

Mariano Rajoy durante su participación en el programa de televisión de La Sexta, “La Sexta Noche”. Fuente: Internet.

→Aciertos: participar en el encuentro con ciudadanos en el programa “La sexta Noche”. Tras una legislatura plagada de ausencias e incomparecencias ante los medios, el actual presidente del gobierno finalmente se atrevió a dar la cara de forma directa ante el electorado. Comunicó cercanía y seguridad y preparó bien sus respuestas.

→Desaciertos: declinar participar en el debate a cuatro bandas organizado por Atresmedia y proponer a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría como sustituta. Con su decisión Rajoy transmitió la imagen de un candidato anticuado, sin habilidad para desenvolverse con eficacia en los nuevos escenarios de la comunicación política.

Valoración del líder: 32% de los encuestados lo aprueba (fuente: Metroscopia para el diario El País el 14-12-2015).

Eslogan de partido: “España en serio”

Ha ganado/perdido las elecciones por: la estrategia de partido.

Pedro Sánchez (Partido Socialista Obrero Español):

Pedro Sánchez en un mítin del PSOE

Pedro Sánchez en un mitin reciente del PSOE. Fuente: Internet.

→Aciertos: ser el primer líder político que se lanzó a participar en programas ajenos a la política en televisión. La telegenia de Pedro Sánchez ha funcionado mejor en programas de telerrealidad (Sálvame) y entretenimiento que en espacios propiamente políticos.

→Desaciertos: el candidato del PSOE ha acusado un progresivo descontrol de su imagen pública en sus sucesivas comparecencias en televisión.  Su tono agresivo en el debate cara  cara con Mariano Rajoy y su ausencia de propuestas políticas le han calificado como un candidato débil y cada vez más desdibujado.

Valoración del líder: 36% de los encuestados lo aprueban como candidato (fuente: Metroscopia para el diario El País el 14-12-2015).

Eslogan de partido: “Un partido para la mayoría”

Ha ganado/perdido las elecciones por: sus carencias como candidato.

Pablo Iglesias (Podemos):

Pablo Iglesias en campaña.

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos durante un acto de campaña en diciembre de 2015. Fuente: Internet.

→Aciertos: Pablo Iglesias es uno de los ejemplos más claros de líder político nacido en la televisión (programa La Tuerka). Compensa su escasa telegenia con un dominio absoluto del lenguaje audiovisual y de los tiempos televisivos. El secretario general de Podemos es el candidato con mejor capacidad dialéctica de todos los que han intervenido en televisión durante la campaña electoral. Su mejor actuación: el debate a cuatro organizado por Atresmedia.

Desaciertos: el empleo de una retórica artificial para referirse a actos comunes de campaña como los tradicionales mítines a los que denomina “entrevistas de trabajo”. En ocasiones su discurso proyecta una imagen política utópica más propia de otros tiempos.

Valoración del líder: 35% de los encuestados lo aprueban (fuente: Metroscopia para el diario El País el 14-12-2015).

Eslogan de partido: “Un país contigo, Podemos”

Ha ganado/perdido las elecciones por: el plan de comunicación de su partido político.

→ Seguir leyendo reportaje: Elecciones generales 20D. Aciertos y desaciertos de los candidatos en televisión

Opinión. Syriza y la caída del socialismo

27 Ene

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Alexis Tsipras, Jean Claude Juncker y Mariano Rajoy.

De izda. a dcha. Alexis Tsipras, nuevo primer ministro heleno, Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea y Mariano Rajoy, presidente del ejecutivo español. Fuentes: Wikipedia y Pool Moncloa (Imágenes de dominio público y Licencia CC).

La fulgurante victoria de Syriza en las elecciones griegas, a tan solo dos escaños de la mayoría absoluta, ha hecho sonar todas las alarmas en el paraíso europeo. “En Bruselas no gustan las caras nuevas”, afirmaba  hace treinta días Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea. Mientras los hermanos mayores -los tradicionales partidos de electores–  reaccionan como el “príncipe destronado” de Delibes y se echan las manos a la cabeza ante la llegada de un nuevo miembro a la familia, otros se frotan las manos.

En España, Podemos ha felicitado a su formación hermana manteniendo las diferencias entre ambos partidos. Algo que parece haber olvidado oportunamente la clase política de izquierdas de este país. Cayo Lara  (IU) ha dicho que “en Grecia gana la izquierda “y el partido socialista a través de su secretario general Pedro Sánchez también ha felicitado a Syriza. Lo que, dadas las circunstancias, genera una imagen irreal y utilitarista de compañerismo de usar y tirar.

Lo cierto es que el Pasok, el partido socialdemócrata de Grecia, solo ha obtenido el 4,8% de los votos. Sin duda, la formación  política ha acusado su apoyo al gobierno conservador de Andonis Samarás durante los últimos tiempos y la sumisión a los estrictos dictados económicos de Bruselas. Aunque puede que lo que le eche más en cara su electorado sea la traición a un ideario.

→Leer artículo de opinión completo.

+ info:

→Leer artículo relacionado: El error griego.

Crisis del Ébola. Rajoy y el peor gobierno de la democracia

12 Oct

Opinión

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Santamaría, Mato y Rodríguez

De izda. a dcha. la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, la ministra de Sanidad Ana Mato y el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Francisco Javier Rodríguez. Fuentes: http://www.cuartopoder.es, La Moncloa y http://www.madrid.org. (Imágenes con licencia CC y dominio público).

La inteligencia, la clase y el talento no se pueden ocultar. Como tampoco la incompetencia y la mediocridad. Y en los momentos de crisis institucional, política o social es cuando todo ello sale a relucir con mayor intensidad. Esta semana en la que se detectaba el primer caso de contagio de Ébola en Europa, el gobierno de España ha mostrado al mundo sus miserias una vez más. Dejando a un lado la deficiente gestión política de la crisis, lo que más está llamando la atención internacional es la penosa gestión de la comunicación institucional que está llevando a cabo el gobierno de Mariano Rajoy.

Cuando este lunes se daba a conocer la noticia de que una técnico sanitaria se había contagiado de Ébola tras atender al misionero de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, Manuel García Viejo, fallecido en Madrid el pasado 26 de septiembre, cundía la alarma en el Ministerio de Sanidad. La rueda de prensa  convocada dos horas más tarde por la ministra Ana Mato era una oportunidad perfecta para demostrar a la ciudadanía que se controlaba la situación, que los responsables sanitarios de este país saben coordinarse con eficacia y que España está a la altura de cualquier otro país moderno y desarrollado en materia de seguridad pública.

Pero una vez más la “marca España” ha sido arrastrada por el fango por sus propios ideólogos. Ausencia de comunicación fiable, sensación de improvisación y desconocimiento, comparecencias y declaraciones oficiales vergonzosas (sobre el estado de la paciente “lo que sabemos es a través de los medios de comunicación”) parecen ser marca de la casa del gobierno que preside Mariano Rajoy. Una ministra manifiestamente incompetente que ha sido desautorizada públicamente tras pasarle el testigo a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, un consejero de sanidad autonómico inoportunamente arrogante y una campaña de (des)información a la ciudadanía desfasada y superficial son razones más que suficientes para provocar la dimisión de más de un responsable.

Pero parece que los tiempos que maneja Rajoy y su gobierno no son los mismos que emplean los ciudadanos y los medios de comunicación en el año 2014. Cuando hay que dar explicaciones se delega en Soraya, se graba la comparecencia y se emite en “diferido” en ruedas de prensa sin preguntas o se pone cara de circunstancias y se mira para otro lado mientras los acontecimientos no paran de sucederse alrededor.

El estilo de comunicación política de Mariano Rajoy sorprendió a todos desde el primer momento en que ocupó la Moncloa. El presidente es un señor de cierta edad que probablemente no se maneje con soltura en el universo de los medios sociales, pero ello no puede servir de excusa para  dejar de informar a los españoles conforme a los nuevos tiempos.

A pesar de los múltiples errores, la ineptitud de la clase política instalada en el poder no parece que vaya a tener consecuencia alguna. En la historia de la democracia reciente de este país solo ha sido objeto de reprobación mediante moción en el Parlamento una ministra (Magdalena Álvarez en el año 2007). El primer intento -fallido- fue  con Manuel Núñez, ministro de Sanidad del entonces presidente Adolfo Suárez, precisamente por su gestión de otra crisis de salud pública, la intoxicación de 20.000 personas por aceite de colza adulterada que llegó a provocar la muerte de 330 españoles en el año 1981. Pero ya se sabe que este tipo de mociones no pasan de ser una reprimenda política y poco más. Que nadie espere pues dimisiones, no del gobierno de Mariano Rajoy.

Obama, Rajoy, Hollande y la erótica del poder

19 Ene

Conectados

Semana del 13 al 19 de enero de 2014

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Obama, Rajoy y Hollande

Caricaturas de Barack Obama (autor: DonkeyHotey Licencia CC), Mariano Rajoy (Autor: Marc Sardon. Licencia CC) y François Hollande (Autor: DonkeyHotey. Licencia CC).

Esta semana ser primera dama se ha vuelto a poner de moda. En realidad se trata de un puesto oficioso -que no oficial- más basado en el puro márketing político y en las relaciones públicas que en otra cosa. Si bien las primeras damas gozan de innegables privilegios, a veces, también deben soportar ciertas cargas. Por ejemplo, Michelle Obama, toda una maestra, sabe muy bien de qué hablamos. El mes pasado, Mrs. Obama no fue capaz de ocultar un ataque de celos ante la actitud cómplice de su marido con la primera ministra danesa, Helle Thorning, durante los funerales de Nelson Mandela. Y parece que tampoco le ha sentado nada bien a Valérie Trierweiler que su pareja, el presidente François Hollande, le haya sido infiel durante dos años con la actriz Julie Gayet, casi el mismo tiempo que dura ya su relación sentimental con el presidente de la república francesa. La suculenta revelación de la revista Closer condujo a la oficiosa primera dama francesa a recluirse durante una semana en el mismo hospital de París donde falleció Lady Di, otra mujer también engañada públicamente en su momento por su marido, el príncipe de Gales.

Leer artículo de opinión completo.

Lire article d´opinion en français: Obama, Rajoy, Hollande et l´érotisme du pouvoir.

+info:

Leer reportaje relacionado: El síndrome de la mujer del presidente.

Debate del estado de la nación 20 y 21 de febrero de 2013

24 Feb

Estado de malestar

Autora: Samia Benaissa Pedriza

Debate Estado de la Nación 2013

Segunda jornada del debate sobre el estado de la nación en el Congreso de los Diputados
Copyright: Pool Moncloa (Licencia CC)

Por fin un debate del estado de la Nación del gobierno de Mariano Rajoy. Un clásico, o no tanto. Porque este tipo de parlamento entre grupos políticos solo existe en España desde el año 1983 cuando el por entonces presidente Felipe González decidió instaurarlo como una tradición inspirada en los debates anuales de los países del entorno democrático occidental.

Leer reportaje completo